“L’Enfant Sauvage”: Gojira se adentra en el ser humano para encontrar respuestas a estos tiempos

“This righteous anger boiling inside of us, won’t last forever, don’t fear to let it out. Branches have grown through, the wolf is your master. The sky is all, over me. I run on time. (Esta justa ira hirviendo dentro de nosotros, no durará para siempre, no temas dejarlo salir. Las ramas han crecido, el lobo es tu amo. El cielo es todo, sobre mí. Corro a tiempo)” (“L’Enfant Sauvage” Gojira 2012).

Hay una espesa e invisible fuerza que va caminando por las calles vacías, se percibe sus rostros, pero no tiene voz; emite olores, sin embargo, no se hace sentir en el medio del frio silencio; ayudada por una tortura atada frente a nuestras bocas, es un encierro paralizante, una conmoción emocional que va subiendo por las paredes de casas y edificios, la lesión se vuelve social, somos empujados hacia adentro.

Temer a lo incierto, vivir sin vida, morir sin vivir, así se va desarrollando los días y las noches, la fuerza que camina va empujando hacia adentro, para que te sientes frente a la luz de las redes. Las primicias compiten para alimentarse de tu razón, tus emociones se van derrumbando frente a las trompetas y los aplausos de balcón, todo se trastorna, empiezas a ser golpeado por el tiempo que va más rápido que tú.

Asomarte a la ventana es la forma de que tienes para llegar más lejos, hasta donde alcance tu vista podrás superar la espesa e invisible fuerza, el cielo sobre ti te llena de esperanza, mientras observas al vació caminar sobre las calles de cemento, dando pasos sin dejar huellas en los caminos de tierra, silbar de miedo sin mover los labios mientras recorre las grandes autopistas sin carros.

La conmoción va subiendo en seguidores, los saludos entre cristales se van haciendo frecuentes, y la selección natural es cada vez más artificial. Somos empujados hacia adentro por el veneno esparcido, las ataduras se sienten en boca, pies y manos, el diecinueve llegó para quedarse, sientes que el tiempo te da en la cara, y no te mueves del sofá, mientras las primicias llevan mascara y antifaz, te cortan el aire, te inoculan irrealidad.

“L’Enfant Sauvage”: Una letra y un disco para profundizar.

En el año 2012 la banda francesa Gojira publicó su quinto álbum de estudio llamado “L’Enfant Sauvage”, nombre tomado de un film documental, rodado por François Truffaut y presentado en 1970, que narra la historia de Victor de Aveyron, un niño que fue encontrado en el bosque de Toulouse en el año de 1790, allí vivió solo, este pequeño que tenía comportamientos más cercanos a un animal salvaje que a un humano civilizado. La misma fue tomada de la biografía del niño Victor publicada por el médico que lo atendió, Jean Itard.

“L’Enfant Sauvage”, 5to álbum publicado por la banda francesa Gojira.

Gojira se quiso adentrar en el lado más primitivo del ser humano, uno muy alejado de la sociedad, tal y como la conocemos en el siglo XXI. El voz líder, guitarrista y principal compositor de la banda, Joe Duplantier, llegó a decir que este álbum “trata de escenificar a un hombre que ha crecido separado de la sociedad, salvaje, en la naturaleza, sin la influencia de otros humanos o del sistema en general, sin nombre o identificación alguna. Qué parte de la educación, la cultura, las emociones y la culpa están interactuando con nosotros y nos transforma, y lo lejos que estamos de ese niño puro que ha crecido separado de todas estas influencias externas. Ésa es la pregunta que nos hicimos a la hora de escribir los temas para este álbum”, así aparece reflejado en un artículo publicado en portalesquizofrenia.com.

¿Somos manipulados por la sociedad? ¿Nos pueden empujar y llevarnos ciegamente por el camino que unos pocos desean? Para dar respuestas a estas preguntas tan amplias, pero que están muy relacionados con los acontecimientos y debates que están hoy colocados sobre la mesa, empujados por una realidad que vivimos día a día entre cuestionamientos, desinformación y exceso de datos; necesitamos adentrarnos en la filosofía, antropología, biología, sociología, psicología, e incluso, en las ciencias de la tecnología. Es difícil dar una respuesta tan rápida y sencilla a algo que se vuelve más complejo en la medida que queremos entender todo lo que está ocurriendo.

Joe Duplantier se hizo muchas preguntas para poder escribir las canciones de este álbum: “Con la libertad viene la responsabilidad, así que me pregunto: ‘¿Qué es la libertad? ¿Qué significa para mí?’ L’Enfant Sauvage reflexiona sobre eso. Sin embargo, no hay respuesta. Solo hay vida y preguntas. Somos parte de este mundo. Y también existe esta idea de que un niño salvaje, un niño que creció en la naturaleza, no se enfrenta a los demás, a las emociones, a la culpa y la identidad, por lo que sería un estado en el que estás más cerca de la esencia de las cosas”.

Esto me lleva a pensar que hoy más que en otro momento de la historia, para que la culpa está por todos lados, con ella empapelamos las paredes de nuestros hogares, invadimos las redes sociales, apuntamos a los demás, vamos de cacería buscando responsables, solos o en masa empujamos nuevamente a las personas a una especie de guillotina; quizás hoy no se corten cabezas como en la Revolución Francesa, pero se busca destruir vidas desde lo moral, queremos un responsable de todos nuestros problemas. Queremos al culpable de la enfermedad que hoy se come nuestro tiempo, no importan las pruebas, solo necesitas la opinión de uno o algunos, si tienes un video visto por millones o por nadie es más que suficiente, con eso justificamos voltear la mirada hacia donde podamos descargar nuestras rabias y miedos, quitar del camino a quien nos incomode así no sepamos de quien se trate, es colocar sobre su cuello el pesado collar de la culpa.

Nuestras sociedades se encuentran empujadas por dos enfermedades invisibles, las cuales pueden convivir perfectamente, una va acabando con el organismo, la otra con el espíritu, y el primero no puede recuperarse sin el segundo, así que, soltemos la rabia, dejemos que el dolor no nos consuma hasta apagar la llama, si esto pasa, será muy tarde para continuar. Entierra el peso de la culpa sobre las bases del perdón, ayudando para que las próximas generaciones no caminen sobre el miedo, la rabia, el rencor, creciendo sobre huesos de cristal que pronto estallarán.

“There’s no way I will respond to this passion, anger flowing through me. There is light in this world I fight for. The reason you won’t leave this cage, betray your child, the desire that you once had to reveal yourself. Forgot to create your own life. Anger, lies, denial. (No hay forma de que responda a esta pasión, la ira fluye a través de mí. Hay luz en este mundo por el que lucho. La razón por la que no dejarás esta jaula, traicionarás a tu hijo, el deseo que alguna vez tuviste de revelarte. Olvidaste crear tu propia vida. Ira, mentiras, negación)”.  

“Desde el principio, he estado obsesionado con la condición humana, el alma. ¿Por qué estamos aquí? ¿Hay una respuesta a esa pregunta? ¿Se puede aclarar los misterios de la vida en general? ¿Somos un cuerpo? O ¿Somos más que eso? Y si somos más, entonces ¿Qué somos? Estoy lleno de preguntas, pero en realidad no hay respuestas, solo intuición, y una muy fuerte: somos más que carne y hueso”. Así se expresó nuevamente Joe Duplantier cuando habló del quinto álbum de Gojira, durante una entrevista realizada por Toby Cook para The Quietus, publicado en agosto de 2015.

Este año publicaron su séptimo disco llamado Fortitude, en el que cuenta con canciones que vuelven a tocar temas relacionados con los conflictos del ser ante una compleja sociedad, la necesidad de tener una esperanza en cara al futuro, pero pareciera que los últimos acontecimientos llena de dudas al autor, menos en una, que estamos a tiempo de rectificar, cambiar, mejorar y salvar nuestro planeta y la vida en ella; pero comencemos por salvarnos a nosotros mismos: “¡Despierta con el sonido de la perdición! Deja que este cántico resuene en tus huesos y levante. Ponte fuerte. Hazte fuerte” (The ChantGojira, 2021).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s