“Once” de Pearl Jam: Un tiempo que no puedes controlar, una locura que lleva a otra

Para un chico cuya lengua materna es el español, siempre le llamó la atención que un disco nombrado “Ten”, que en castellano se traduce como “diez”, abriera con una canción que lleva por título “Once”, que en su idioma poco tiene que ver con el número que le sigue al que también se le conoce como “decimo”, pero si se refiere al tiempo, con esa herramienta que nos permite movernos por la historia para estudiar nuestro pasado, así como planificar el futuro justificando las acciones del presente, aunque los meses recientes nos dicen que poco hemos aprendido.

Por su puesto que estamos hablando del primer álbum de la banda Pearl Jam, la agrupación que sobrevivió y transcendido en el tiempo, sin olvidar esa esencia de los vientos de cambio con que finalizaron los 80’s y comenzaron los 90’s.

“Ten” el álbum debut de Pearl Jam.

En lo personal considero que “Ten” tiene ese sonido sucio, totalmente grunge, ese que va lijando las capas del engaño para mostrarte la realidad que esta frente a tus ojos pero que no te permites ver. Sin llegar a ser tan salvaje como otros discos lanzados por las demás bandas del movimiento de Seattle, te va colocando en tu cabeza mensajes contundentes, duras revelaciones de un mundo que no se parece en nada a la “Isla de la Fantasía” ni a las aventuras de “Guardianes de la Bahía”.

Once” es una letra directa, una recta que te quema por dentro, te habla de aquellos individuos que andan por las calles empujados por la inercia, inestables emocionalmente, empujados por una locura que no les pertenece, volviéndolos parte del problema, accionando el gatillo contra de sí mismos, sin antes llevarse algunos inocentes y/o culpables con ellos:

“I admit it. What’s to say? Yeah. I relive it with out pain. Mmm back street lover on the side of the road. I got a bomb in my temple that is gonna explode. I got a 16 gauge buried under my clothes. I pray. Once upon a time…I could control myself. Ooh once upon a time…I could lose myself yeah yeah yeah. (Lo admito, ¿Qué se puede decir? Yeah. Lo revivo, sin dolor. Mmmmm, amante del callejón al costado de la carretera. Tengo una bomba en mi templo, que está por explotar. Tengo un rifle calibre dieciséis, oculto bajo la ropa. Rezo. Ohhh, hubo un tiempo, en el que podía controlarme. Hubo un tiempo en el que podía perderme)”.

La canción relata la historia de un hombre que se desequilibra emocionalmente, la locura lo lleva a cometer terribles ejecuciones, un asesino incontrolable, convencido de lo que hace esta bien. Las primeras líneas hablan de que en algún momento fue alguien con cordura, razón, entendimiento; pero ahora esta perdido en un mundo donde sus acciones no producen remordimiento, llevando su arma en nombre de una “religión” enfermiza, esclavizante, que justifica una terrible acción en nombre de la salvación:

“Oh try and mimic. What’s insane? Oh yeah. I’m in it. Where do I stand…stand…stand. Whoa Indian summer and I hate the heat. I got a back street lover on the passenger seat. I got my hand in my pocket so determined discreet. I pray. Once upon a time…I could control myself. Ooh  once upon a time…I could loose myself. (Intento e imito, ¿Qué hay de malo? Oh yeah. Estoy en eso, ¿Dónde estoy, estoy, estoy? Verano indio y yo odio el calor. Tengo a una amante de callejón en el asiento de pasajeros. Llevo mi mano en el bolsillo, muy determinado, discretamente. Rezo. Hubo un tiempo, en el que podía controlarme. Ooh hubo un tiempo, en el que podía perderme)”.

Esta historia comienza en el track número tres del mismo álbum “Ten”, pieza que lleva por nombre “Alive”, en el cual Eddie Vedder nos cuenta una historia mitad biográfica, mitad ficción; en la que un adolescente se entera que aquel hombre con el cual creció no es su padre biológico, su verdadero progenitor está muerto. Su madre al ver como aquel niño al volverse joven comenzó a tener un gran parecido con su papá, la empujo a una relación enfermiza, abusando de su propio hijo, cometiendo incesto. Aquí Vedder nos presenta las causas que desequilibraron ese ser, una mente que enloqueció y terminó cometiendo una serie de crímenes a diferentes mujeres,  todo justificado bajo una equivocada idea del pecado.

Los temas “Alive”, “Once” y “Footsteps”, este último que apareció como lado b de “Jeremy”, su más famoso single; son las tres piezas que conforman la llamada Trilogía Mamasan, en donde se relata la historia de este hombre que esta totalmente desequilibrado por una muy dura infancia en la que fue abusado por su propia madre, aquella pesadilla que lo llevó a convirtiéndose en un asesino en serie, el cual es capturado y cuanta sus últimos instantes de vida entes de ser ejecutado. El nombre que se le da a esta trilogía proviene de “Mama-San”, una palabra que tiene su origen en Japón, refiriéndose a las mujeres que supervisan el trabajo en aquellos locales donde se comercializa el sexo, esa “referencia” fue traída a Estados Unidos por los soldados que lucharon en tierras niponas durante la Segunda Guerra Mundial.

Así de crudo es “Ten”, un álbum que se adentró en historias que estremecieron a la sociedad estadounidense, sucesos que se les dio importancia cuando fueron tratados por los noticieros, explotados por los canales de televisión que comenzaban a ser vistos en muchas partes del planeta, aquella globalización que comenzada a correr con velocidad desde el momento en que se derrumbó el simbólico “Muro de Berlín”. Lamentablemente muchos de estos hechos luego pasaron al olvido, se le dio poca importancia a lo que esta originando esa locura individual que de a poco se volvía colectiva, haciendo que la historia se repitiera una y otra vez, una triste realidad en que los más inocentes se convertían en las victimas de un sistema perverso, y sino pregúntense ¿Cuántos Jeremys hemos tenido desde 1991?

Definitivamente el primer álbum de Pearl Jam fue un golpe contundente, un grito lanzado desde Seattle para el mundo, el verdadero sentido del grunge, un chasquido para abrir los ojos, un escalofrío para reconocer el horror, que entiendas que existe, que tu puede ser parte de él, por eso debemos prevenirlo. Sabemos que a la banda no le gusta el sonido que quedo registrado en este, su disco debut, pero ese áspero que podemos escuchar estremece, te lleva por la verdadera esencia del grunge, quizás no es la grabación más salvaje del movimiento nacido en la ciudad del noroeste de Estados Unidos, pero si es el más crudo, pero que tiene la suficiente madurez para lanzarte una cuerda que te dice siempre hay una esperanza, no en vano la agrupación liderada por Eddie Vedder sigue lanzando alertas al mundo luego de 30 años de su debut.

_________________________________________________

Ilustración gracias a BJHCreations visitar aquí: https://www.etsy.com/mx/listing/686809317/eddie-vedder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s