“Rock Me Amadeus”: El tsunami de Falco

La música es vida, tiene su propio sistema circulatorio en el que la sangre es bombeada al ritmo de los latidos del corazón, en ellas hay preguntas y/o respuestas que despiertan pasiones. Las composiciones musicales sin importar su complejidad tienen la fuerza suficiente para desbordar emociones, muchas veces de manera tan incontrolable que se vuelve un tsunami que arrasa todo a su paso, incluso puede golpear y tumbar a sus creadores.  

Este tipo de pasiones es la que abordaremos aquí, la historia de un hombre que milagrosamente nació en  un país del centro de Europa  doce años después de finalizada la II Guerra Mundial, dentro de un escenario muy complejo, un mundo dividido en dos grandes bloques ideológicos disputándose el mundo en el campo diplomático como en duras batallas en territorios desconocidos, mientras el viejo continente empezaba a levantarse de la destrucción y las heridas dejadas por una terrible confrontación; se trata de Johann “Hans” Hölzel, algunos lo llaman el primer rapero blanco, pero en el mundo artístico es simplemente Falco.

Johann nació en Viena en 1957, el único superviviente de un nacimiento de trillizos, su llegada a este mundo comienza como un autentico milagro. Desde muy niño mostró un talento especial por la música. Tuvo la fortuna de contar con una familia que tenía condiciones económicas favorables para la época. A los cuatro años recibió de regalo un piano de cola, aprendiendo a tocar piezas de Beethoven. Sus padres lo inscribieron en un concurso llamado “La Música No Conoce Fronteras”, y ya que este abría las puertas para ingresar a una academia de música. Uno de los profesores que lo escuchó con atención le dijo a su madre: – “Señora Hözel este es un pequeño Mozart. Nunca había visto a nadie con un tono tan perfecto en toda mi carrera”.

Los primeros años de vida de “Hans” estuvieron colmados de mucha felicidad y oportunidades, pero pronto vio como todo empezó a girar de otra forma cuando sus padres decidieron separarse en el año de 1968. Esto afectó profundamente al niño Johann, quien al vivir con su madre pasaba mucho tiempo solo, sin ningún tipo de supervisión, por lo que se escapaba constantemente de la escuela para jugar fútbol, dejando entre otras cosas el piano, ahora quiso adentrarse en el sonido de la guitarra. Al perder el año académico su mamá le exigió repetir o que fuera a trabajar, sin pensarlo dos veces tomó la opción de dejar los estudios.

Heroes (1977), disco de David Bowie que inspiró a Falco.

Llegados los años 70´s, Johann había cumplido el servicio militar, época en la que se dedicó a aprender a tocar el bajo, instrumento que lo conquistó y asumió como propio. Después tuvo un paso por el Conservatorio de Jazz de Viena, aunque no por mucho tiempo. Descubre el punk, un sonido que le encantó, adentrándose en los movimientos británicos; pero fue un personaje llamado David Bowie quien lo dejó impactado, por esta razón decidió irse a vivir a Berlín Occidental para adentrarse en el movimiento artístico que se estaba dando en el lado oeste del muro, y porque no, tropezarse con Bowie.

Su paso por Berlín no duro más de un año, la situación económica lo obligó regresar a su natal Viena, en la que constantemente tocaba el bajo en la vía pública para ganar algún dinero. Fueron en esas calles donde fue descubierto por Wickerl Adam quien lo invitó a formar parte de un grupo llamado “Hallucination Company”. Durante una gira en Munich en 1978 “Hans” se apareció vestido con un traje plateado y rayas negras, el pelo corto peinado para atrás diciendo: – “Hey, Wickerl, hoy no digas “en el bajo Hans Hözel”. Esta noche dirás “en el bajo, Falco Gotthehrer’”.

Así comenzó a construirse la leyenda de Falco, quien se colocó ese nombre por la admiración que sentía por el esquiador de nieve de Alemania Oriental Falko Weisspflog. El egocéntrico musico llevó un proyecto en paralelo llamado “Drahdiwaberl”. Su música era una efervescencia en la que combinaba un rock con inclinación punk, mucho tinte político, y presentaciones que se hacían en locales donde el sexo era negocio garantizado.

El Salto de Falco: El Padrino Blanco del Rap.

El ego del musico seguía en ascenso, su necesidad de reconocimiento lo llevó a probar como solista luego de entrarle al canto con su banda, aquellas buenas interpretaciones de covers de Rod Stewart le mostraron el camino a seguir. En 1980 Falco firmó con un importante empresario austriaco de la industria del disco llamado Markus Spiegel, contando conun contrato que le garantizaba sacar tres LP´s.

Single Der Kommisar de Falco, Edición Japonesa de 1983.

En el verano de 1981 Falco trabajó sobre una composición rechazada por Belgi, otro artista manejado por Spiegel; sobre esa reconstrucción nació el primer éxito del talentoso austriaco, hablamos de “Der Kommissar”. Para otoño la canción logró el primer lugar en su país natal, en Alemania Occidental, Francia, Italia, España, Portugal e incluso en el lejano Japón. En Reino Unido alcanzó el noveno lugar y el undécimo en Canadá. En el difícil mercado de los Estados Unidos no pasó del 72, pero una versión en ingles realizada por la agrupación británica After the Fire entró en el top five de la tierra de las barras y las estrellas.

Der Kommissar” trata sobre el consumo de drogas, un rap pegadizo que es difícil borrar de tu mente luego de escucharla. La misma fue grabada en Berlín, lugar en el que estuvo ahora sí acompañado por su gran ídolo, el señor David Bowie. No en vano el lado b del single se llama “Helden von heute(Héroes de hoy), un tributo a la reconocida canción “Heroes” de Bowie:

“Ella era joven, su corazón era puro, pero cada noche es el brillo que ella tiene. Dijo que la azúcar es dulce. Vino rapeando con el ritmo, entonces supe que estaba que arde. Estaba cantando: “No mires atrás, oh, oh, comisionado en el pueblo, oh, oh”. Estás en su mira y sabrás porque mientras más vivas más pronto morirás. ¿Todo claro, comisionado?”

Falco logró reconocimiento en su país natal y en buena parte de Europa, vendiendo más de siete millones de copias, pero le quedó el mal sabor al no conquistar el mercado de los Estados Unidos. “El Padrino Blanco del Rap” pasó rápidamente de la gloria al fracaso; drogas y alcohol empezaron afectar su vida, mostrando cada vez más su lado arrogante, que no era más que un escudo para poder aguantar la carga tan pesada de una fama fugaz.

Mozart y Falco se cruzan más allá del Danubio.

En 1984 ocurrió un acontecimiento que le mostró a Falco el camino para regresar a la cima. Ese año se estrenó el film Amadeus, dirigida por Miloš Forman. En ella se desarrolla una historia ficticia sobre la vida de los músicos Antonio Salieri y Wolfgang Amadeus Mozart. El guion es una adaptación de la obra de teatro de Peter Shaffer. La polémica película por sus fuertes escenas logró un éxito mundial, consiguiendo entre otros reconocimientos ocho premios Óscar de la Academia.

Una de las escenes del film Amadeus (1984). Tom Hulce en la interpretación de Wolfgang Amadeus Mozart.

Falco vio esta película, sintiéndose completamente identificado con la vida de su respetado compatriota Mozart, por lo que decidió escribir una pieza juntos a sus nuevos productores, Rob y Ferdi Bolland, un producto pop en todo el sentido amplio de la palabra, que lleva por nombre Rock Me Amadeus.

La canción trata sobre la popularidad y posterior quiebra económica del gran compositor Mozart, quien en su momento de mayor éxito decidió darse una gran vida junto con su esposa, un estilo que no pudo mantener a pesar de ser una de las personas más famosas de la Europa Central:

“Él era un genio desde el día de su nacimiento. Él podía tocar el piano como un anillo y una campana. Y todos gritaban: Vamos, Rock Me Amadeus. Él era una super estrella, él era dinamita y todo lo que él hacía parecía estar bien. Y él bebía, y maldijo, y engañó. Pero cuando las mujeres gritaban: Rock Me Amadeus. Amadeus, Amadeus, Amadeus. Amadeus, Amadeus, Amadeus. Oh oh oh Amadeus”.

Rock Me Amadeus fue la primera canción de habla alemana y hasta ahora la única en alcanzar el primer lugar en la cartelera Billboard de los Estados Unidos. Falco conquistó también logró en plena Guerra Fría conquistar el otro lado de la Cortina de Hierro, llegando a la cima de la antigua Unión Soviética; ya no solo Europa hablaba del Padrino Blanco del Rap.

Muchos piensan que Rock Me Amadeus fue parte del soundtrack del film Amadeus, y no es así, pero fue una consecuencia de la exitosa película, sin ella quizás hoy no existiría. La canción cuenta además con un video muy bien producido.

El álbum Falco 3 publicado en 1985 fue la cumbre del musico austriaco, donde se encuentra otro tema exitoso como es “Vienna Calling”, que de seguro sabrán de donde vino la inspiración para colocarle este nombre.

Quizás no lo saben, pero Falco no estaba feliz con la idea de lograr el éxito en el mercado estadounidense, el temía lo peor, que no pudiera controlar su ego, los excesos, y que lo empujaron a una vida descontrolada. Rock Me Amadeus le trajo la gloria, una familia, pero también lo alejó de ella, empujándolo poco a poco a una vida llena de complejidades. El tsunami pasó y lo revolcó para siempre.

Aquel niño que fue comparado con su compatriota Mozart, irónicamente logró alcanzar la fama con una canción que cuenta la gloria y la bancarrota del gran compositor nacido en Salzburgo, una historia que con sus matices se repitió en la vida de Falco, alguien por quien existe un gran culto en su tierra natal, sobre todo después de su muerte como consecuencia de en un accidente automovilístico en Puerto Plata, Republica Dominicana en 1998. La mejor definición de Falco la dijo su descubridor Wickerl Adam: “El vivió sexo, drogas y rock and roll en un traje de Versace”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s