“Woman In Chains”: Solo un hombre sin alma encadena a una mujer

Nuevamente frente al espejo, esas marcas siempre presentes, cambian de forma, modifican su tonalidad, no son las muestras de cariño que te prometió. Sobre tu piel sobresalen cada uno de esos momentos, llegan a tu mente las palabras que se hacen imborrables, heridas sin retorno.

Estas viendo tus ojos apagados, ya no botas ni una sola lagrima, tu cuerpo se hizo inmune a cada uno de sus golpes, tu alma es grafeno, no reacciona al mínimo intento de dejar otra marca sobre tu acostumbrada piel, asumes con vergüenza cada uno de esos días sin brillo de tu vida.

Como de costumbre vas pasando tus dedos por el pómulo inflamado, duele el instante, da terror saber que volverá pasar, pero no hay ardor en la piel, ya no hay parte de tu cuerpo que sienta la pesada mano, el que sufre es el corazón, no aguanta más una mente agotada.

Ya basta, es hora de liberarte de lo que te somete, debes abrir la celda que te impusiste, necesitas salir y mostrar al mundo que más nunca te volverán a dejar una marca sobre ti, tienes que ser tú, debes mirar al espejo y ver en ella luz, la felicidad está en ti, solo en ti.

En septiembre de 1989 el dúo británico Tears For Fears lanzó su tercer álbum,  “The Seeds of Love”, en él se encuentra una canción que nos adentra en la dura realidad de aquellas mujeres que sufren a diario la violencia en su hogar, en el trabajo, incluso en algún as sociedades; Woman In Chains” es una pieza que te hace reflexionar, que eleva una petición para todas las bellas y delicadas flores no sean tratadas como si se trataran de chatarra que están atravesadas en el camino, merecen respeto, cariño, comprensión y sobre todo amor: “Well, I feel lying and waiting is a poor man’s deal, and I feel hopelessly weighed down by your eyes of steel, weel, it’s a world gone crazy keeps woman in chains. (Creo que mentir y esperar es asunto del hombre pobre, y me siento desesperanzadamente cargado por tus ojos de acero, es un mundo loco que mantiene a las mujeres encadenadas)”.

Woman in Chains” fue lanzado como sencillo el 06 de noviembre de 1989, Roland Orzabal se encargó de crear esta maravillosa pieza que se suma a otras grandes composiciones creadas por Tears For Fears, como lo son “Shout”, “Everybody Wants To Rule The World” y “The Working Hour”, todas pertenecientes a su exitoso álbum “Songs From the Big Chair” de 1985; así como “Sowing the Seeds of Love” que forma parte del disco “The Seeds of Love” al que pertenece la canción que estamos tratando aquí.

Es de resaltar que en Woman in Chains” participaron en su grabación el bajista Pino Palladino, quien ha tocado para grandes músicos y grupos como Paul Young, David Gilmour y The Who; en la batería estuvo el gigante Phil Collins, y la voz femenina es de Oleta Adams, una cantante estadounidense de música góspel, soul y jazz; quien comenzó a tener una importante carrera gracias al álbum “Circle of One” lanzado en 1990 y coproducido por el propio Roland Orzabal.

Tiene un  comienzo maravilloso, la batería de Collins le da un ambiente de misterio que parece que vamos llegando a un bosque cubierto por una espesa neblina; el bajo de Palladino hace que nuestro corazón palpite más intensamente; Neil Taylor y Roland Orzabal van construyendo una melodía cargada de una gran nostalgia, además que la combinación de voces del propio Orzabal con Oleta Adams hace que la experiencia sea más liberadora. La guitarra ruge de manera corta, y la batería abre la puerta para que aparezca el llamado de So free her, so free her, so free her (Así que libérala, libérala, libérala)” para romper con todas las cadenas aun existentes. Es una profunda letra, con una sensacional interpretación musical, gran pieza de soft rock en la que los sintetizadores no son los protagonistas.

Well, I feel deep in your heart there are wounds time can’t heal, and I feel somebody somewhere is trying to breathe, well, you know what I mean, It’s a world gone crazy keeps woman in chains. (Creo que en tu corazón hay heridas que el tiempo no puede sanar, y siento que en algún lugar alguien no puede respirar, sabes a lo que me refiero, es un mundo loco que mantiene a las mujeres encadenadas)”. Así van las letras de una historia que una sigue presente en muchas partes de nuestro complicado mundo, en un siglo XXI con una tecnología de punta lo que nos ha permito es enterarnos y estar informados de que la barbarie y al esclavitud están más latentes hoy que en otras eras de nuestra historia en la que supuestamente éramos menos libres.

Orzabal declaró en una oportunidad para la publicación británica Melody Maker lo siguiente: “Tuve en ese momento la oportunidad de leer literatura feminista, allí encontré que existen en el mundo sociedades no patriarcales. No tienen a los hombres arriba y a las mujeres en la parte inferior. Son matriarcales, tienen a la mujer en el centro, son sociedades meno violentas, no son tan codiciosas y generalmente no hay tanta animadversión. Pero “Woman in Chain” también trata de cómo los hombres normalmente minimizan el lado femenino…  Los hombres en una sociedad patriarcal nos dicen que tenemos el control, está bien; pero hay muchas cosas que nos perdemos, que las mujeres pueden hacer muy bien”. Creo que aquí se resume lo que inspiró a uno de los miembros de Tears For Fears a llevar este mensaje por todo el mundo, aprovechando la fuerza de la música para alcanzar los rincones menos imaginados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s