“Enjoy the Silence”: Depeche Mode rompe el todo y la nada, Lacuna Coil el blanco y el negro

“Words like violence break the silence, come crashing in into my little world, painful to me. Pierce right through me. Can’t you understand? Oh my little girl. (Las palabras como violencia rompen el silencio, irrumpen con estruendo en mi pequeño mundo, me resultan dolorosas. Me atraviesan ¿No puedes entenderlo? Oh mi pequeña)”. ¡Qué manera de comenzar una canción! Se trata de las primera líneas de Enjoy the Silence, una pieza musical perfecta para interrumpir el silencio.

Enjoy the Silence es una genial pieza escrita en su totalidad por Martin Gore, la misma fue concebida  para ser acompañada con un sonido acústico. Alan Wilder al escucharla quedó maravillado, lo envolvió esa sentida composición, pero no dejó escapar la oportunidad de crear ritmos electrónicos para ser agregados a la canción y darle más fuerza, sumó elementos para que este sonido se proyecte hacia el infinito. Martin mantuvo en la grabación final el hermoso sonido de guitarra, pero decidió que fuera David Gahan la voz de cada una de las líneas que escribió. Es así como nació una de las mejores canciones de Depeche Mode.

Violator, el séptimo álbum de Depeche Mode.

Fue en febrero de 1990 que la banda inglesa publicó “Enjoy the Silence”, se trata de su vigésimo cuarto single y el segundo tema promocional de Violator, aquel exitoso séptimo álbum en estudio de estos amos y señores del pop rock electrónico. Posiblemente estamos ante el tema más importante de esta agrupación, con ella lograron posicionarse en la mayoría de los top ten del mundo, ya no había forma de escapar del sonido de los Depeche Mode.

La letra de Martin Gore parece hablar del poder de la palabra, ellas dan y quitan, unen y rompen. Los sentimientos son capaces de decir mucho más sin hablar, por suerte se cuenta con el silencio, así evitas el sonido hiriente:

“All I ever wanted, all I ever needed is here in my arms. Words are very unnecessary they can only do harm. Vows are spoken to be broken, feelings are intense. Words are trivial, pleasures remain, so does the pain. Words are meaningless and forgettable. Enjoy the silence. (Todo lo que siempre quise, todo lo que siempre necesité está aquí, en mis brazos. Las palabras sobran sólo pueden hacer daño. Las promesas se hacen para romperse, los sentimientos son intensos. Las palabras son banales, el placer se recuerda igual que el dolor. Las palabras son insignificantes y se olvidan. Disfruta el silencio)”.

Pero cuando pienso en ello creo que el silencio también tiene sus trampas, es blanco y es negro, es todo y es nada, trae paz y provoca miedo; parece que no tiene un punto medio, es un espacio grande y pequeño en que la luz es oscuridad y la penumbra claridad, irrespeta las leyes del tiempo.

Los Matices del Silencio

El productor musical Toni Guijarro dijo algo muy interesante: “Un silencio por ausencia de voz hay que grabarlo y reproducirlo, porque según donde se produzca, tiene un color diferente. El silencio no es la nada… cada silencio existe, e incluso, se puede dramatizar”. Él se refiere a algo que define como el “silencio físico”, usado en la publicidad, que es diferente del “rítmico” el cual es “ese pequeño silencio que se da para dar importancia a algo que hemos oído, o también preparar al oyente para lo que está por escuchar1.

El silencio se puede ver y sentir de maneras distintas, parece mentira, pero no es fácil dejarla de lado, tiene tanto peso que incluso en los pentagramas el silencio aparece señalado. Su sola presencia es capaz de cambiar vidas, aunque en la mayoría de las veces parece que no se le da importancia. Pero cuidado, las personas constantemente le huyen, silencio es igual a soledad, y la soledad es miedo, por eso pasan la mayor parte del tiempo acompañados por el ruido.

Bien lo dijo Octavio Paz, poeta mexicano, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1990:

“Así como del fondo de la música
brota una nota
que mientras vibra crece y se adelgaza
hasta que en otra música enmudece,
brota del fondo del silencio
otro silencio, aguda torre, espada,
y sube y crece y nos suspende
y mientras sube caen
recuerdos, esperanzas,
las pequeñas mentiras y las grandes,
y queremos gritar y en la garganta
se desvanece el grito:
desembocamos al silencio
en donde los silencios enmudecen”.

Hay silencios que jamás se olvidan, pero también existen silencios que nunca recordaremos, es tan liviano y tan denso que puede hacernos elevar así como caer en lo más profundo.

“Enjoy The Silence” de Lacuna Coil: Un Cover Sin Desperdicio

En el año 2006 la banda italiana de metal gótico Lacuna Coil incluyó en su cuarto álbum de estudio Karmacode un cover realizado al tema Enjoy the Silence, es esa excelente ejecución con la que cierran el disco.

Karmacode, el cuarto álbum de Lacuna Coil.

La misma comienza con ese sutil pero envolvente bajo de Marco Coti Zelati, para luego entrar la batería de quien fuera para ese momento el responsable de la percusión, Cristiano Mozzati, este le va dando ese ritmo lento y constante, es el tempo ideal para que aparezca la sensual voz de Cristina Scabbia, acompañada en el fondo por Andrea Ferro. Estamos escuchando Enjoy the Silence con un sonido diferente, tiene esa capacidad de envolverte, elevarte, pero aquí se siente oscuro, enigmático, un viaje profundo hacia nuestros miedos.

Esta versión no sería posible sin esas suaves y melódicas guitarras que estaban bajo la responsabilidad de Cristiano Migliore y “Maus” Biazzi, son los que le dan esa melancolía a esta gran interpretación. Definitivamente fue todo un reto hacer un cover de este himno de Depeche Mode, pero Lacuna Coil lo consiguió y con autoridad.

Para los que tienen duda del sonido que logró Lacuna Coil para este tema es bueno ver y escuchar varios de los videos que hay en YouTube en la que se encuentra la interpretación de este cover en vivo, aquí es cuando quedaran con la boca abierta.

Lo bueno de todo esto es que Depeche Mode y Lacuna Coil decidieron romper con el silencio, los primeros crearon una pieza memorable, una perfecta combinación de sonidos que dieron vida a un himno de los 90’s; los segundos, hicieron una versión metal gótico que lo fue degradando hasta llevarlo a otro color, además de darle una profundidad diferente para quebrar la nada y el todo, el blanco y el negro.


  1. GUIJARRO, Tony y MUELA, Clara. La Música, la Voz, los Efectos y el Silencio en Publicidad. Editoriales Dossat, Madrid, España. 2003.

2 respuestas para ““Enjoy the Silence”: Depeche Mode rompe el todo y la nada, Lacuna Coil el blanco y el negro”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s