Nowhere Man: Siempre hay al menos una razón para estar aquí

Corrían los primeros día de 1990, estaba comenzando una nueva década, era un momento de cambios acelerados, el mundo se encontraba en un proceso de transformación sin precedentes, estábamos en una cuenta regresiva, a diez años de comenzar un nuevo siglo y milenio. En algún momento de ese mes de enero un profesor del colegio nos mandó a realizar un trabajo, un análisis de alguna canción, la que uno quisiera, lo importante es que pudiéramos profundizar en ella y dar algún aporte significativo para  lo que estábamos viviendo en ese tiempo que pasaba tan rápido.

Llegando a la casa me puse a pensar, fue un ejercicio más bien de recordar que canción me podría dar elementos para hacer este análisis y poder dar algún tipo de aporte. En ese tiempo estaba muy metido en la música de The Beatles, había surgido en mí un gran interés por escuchar las canciones compuestas por los cuatro miembros de la banda de Liverpool. Es así como una pieza empezó a sonar en mi cabeza, una letra que había llamado mi atención, y que sin duda podría generar una importante reflexión, se trataba de “Nowhere Man”.

Rubber Soul, el sexto álbum de estudio de The Beatles.

La canción “Nowhere Man” fue escrita por John Lennon en el año de 1965, y formó parte del álbum Rubber Soul en su versión británica publicada a finales del mencionado año. Lennon tenía dos grandes necesidades, contar con más líricas para poder completar el nuevo disco, y además un gran deseo de crear algo diferente, que no hablara del amor, sobre las relaciones de parejas, simples metáforas que describieran una vida feliz; él quería ir más allá.

Historia y Significado de Nowhere Man.

En la “Autobiografía autorizada de The Beatles” escrita por Hunter Davies y publicada en 1968, se puede leer una cita de Lennon en la cual habla sobre como nació esta canción: “Estaba sentado, tratando de pensar en una canción, y me vi a mí mismo sentado allí, sin hacer nada y sin ir a ninguna parte. Una vez que pensé en eso, fue fácil. Todo salió a la luz. No, lo recuerdo ahora, en realidad había dejado de intentar pensar en algo. Nada vendría. Me disgustó lo que vino a mi mente y fui a acostar, habiéndome rendido. Entonces me volví a ver como el hombre de ninguna parte, sentado en su tierra de ninguna parte”.

Es interesante como una canción en la que John Lennon “se describe así mismo” la termina escribiendo en tercera persona y dando un sentido muy poderoso, con un mensaje sencillo pero profundo, todo un viaje filosófico; algo que Paul McCartney comprendió en su momento:

“Cuando salí a escribir con John al día siguiente, estaba saltando en el sofá, con los ojos muy nublados. Realmente era una canción anti-John. Me lo dijo más tarde, no en ese momento, mencionó que lo había escrito sobre sí mismo, sintiendo que no iría a ninguna parte. Creo que en realidad se trataba del estado de su matrimonio. Fue en un período en el que estaba un poco insatisfecho con lo que estaba sucediendo; sin embargo, condujo a una muy buena canción. Lo trató en tercera persona, pero fue lo suficientemente inteligente como para decir: “¿No es un poco como tú y yo?”, donde “yo” es la última palabra”. Esta declaración se puede encontrar en el libro “Hace muchos años”, una biografía de Paul McCartney escrita por Barry Miles, publicado en 1997.

Los Buitres, banda venezolana tributo a The Beatles. Imagen del Lyrics Insert de su disco homónimo de 1989.

En el momento en que tomé esta canción y la empecé analizar no tenía toda esta información, me tuve que apoyar con una traducción de la letra realizada por una banda tributo de “The Beatles” en Venezuela llamada “Los Buitres” liderada por Jorge Spiteri, un músico nacido en Caracas y que tuvo una larga trayectoria en Inglaterra, que luego de regresar a su país, formó esta banda en honor a los grande de Liverpool, además grabando y publicando un álbum en 1989 con doce de sus canciones en español, entre las que se encuentra “Un Hombre en Ninguna Parte (Nowhere Man)”. La traducción no es literal, tratan de mantener la idea central pero con una lírica que pueda llevar el ritmo de la música original.

A pesar de la limitación de la información, de la corta edad, y de cierta inocencia que aún estaba muy presente en mi forma de pensar, pude entender en ese momento el mensaje que tiene esta canción, llena de elementos sencillos, pero al mismo tiempo profundos, por lo que vale la pena pasarnos por su letra original:

“Nowhere Man, please listen; you don’t know what you’re missing. Nowhere Man, the world is at your command. He’s as blind as he can be, just sees what he wants to see. Nowhere Man can you see me at all? Nowhere Man, don’t worry, take your time, don’t hurry. Leave it all till somebody else lends you a hand. Doesn’t have a point of view, knows not where he’s going to. Isn’t he a bit like you and me? (Hombre de ninguna parte, por favor, escucha; no sabes lo que te estás perdiendo. Hombre de ninguna parte, el mundo está bajo tu mando.  Es tan ciego como se puede ser, sólo ves lo que quiere ver. ¿Hombre de ninguna parte puedes tan siquiera verme? Hombre de ninguna parte, no te preocupes; tómate tu tiempo, no tengas prisa. Déjalo todo, hasta que otro te eche una mano. El no tiene un punto de vista, no sabe a dónde va ¿No se parece en algo a ti y a mí?)”.

Lennon nos invitó quizás inconscientemente a filosofar, a reflexionar sobre nosotros mismos, plasmó estas líneas que hacen a uno pensar sobre si realmente sabemos lo que estamos haciendo, hacia donde vamos, incluso preguntarnos ¿Estamos en el lugar correcto? Una de las cosas a resaltar de esta canción es que no tiene un mensaje negativo, más bien es esperanzadora, te dice que el mundo está esperando por ti, que tomes decisiones sin precipitarte, y si tienes dudas deja que te ayuden.

El día que me tocó exponer esta canción frente a mis compañeros de clase y al profesor muchos quizás no comprendieron de que se trata todo esto, pero dejé algunas preguntas en el aire que estoy seguro que en alguna oportunidad nos las hemos realizado en nuestra vida: ¿Entendemos los tiempos que estamos viviendo? ¿Tú y yo somos parte del algo? ¿Somos el cambio? ¿Algo o alguien no permite que veamos la realidad? Más que las preguntas, lo importante aquí es que ustedes y yo tenemos las respuestas, y de no ser así hay quienes pueden ayudarnos a encontrarlas, pero no dejemos que pase el tiempo y solo seamos un “Hombre en Ninguna Parte”.

5 respuestas para “Nowhere Man: Siempre hay al menos una razón para estar aquí”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s