Lullaby de The Cure: Los miedos vienen de donde menos piensas

Aquel lejano bombillo es el único que asoma un poco de luz en el oscuro espacio, aun agradecido ya que mis ojos aun reciben esas pequeñas gotas de iluminación, hay esperanza de no ser víctima de la noche, la que llega con sonidos perturbadores, la que trae ese helado soplido que va recorriendo lentamente tu espalda, esa que comienza sutilmente en la nuca desnuda.

Ese hilo de luz del delgado vidrio es la seguridad, evitando que la oscuridad se adueñe de la habitación, llenando de penumbra los alrededores de la tibia cama. Aun con los ojos muy abiertos voy revisando cada rincón, sin el deseo de dar un paso en falso, aun me persigue la idea que si coloco un pie en el frío suelo se abrirá las puertas del infierno.

Puedo ver como en aquella pared cubierta con ese viejo papel tapiz aparece una sombra compleja, no tiene forma humana; está ahí, sé que observa fijamente, esperando que la luz se vaya para poder acechar con sus afiladas garras, es pequeña pero con cada paso que da su tamaño aumenta, se va apoderando de toda la pared avisando que viene por mí, seré su suculento alimento.

Mi cuerpo transpira de miedo, ni el frío puede evitar que las gotas se adueñen de mi frente; tengo ganas de ir al baño, mi vejiga no aguanta tanta presión; pero mis pies no pueden tocar el piso, en aquella pared que está al lado de la puerta se encuentra la sombra de un ser perverso, tiene tantas patas como dos perros de caza, sabe que estoy ahí, aun protegido por las sabanas mágicas.

No puedo gritar, si lo hago un castigo llegará desde la otra habitación, ahí no creen en sombras, solo salen palabras que dicen “todo es producto de mi imaginación”, “para ser hombre hay que enfrentar los miedos”, ellas llegaran con un golpe seguro a mi cara; así que lo que me haga aquella criatura dolerá menos que la pesada mano de ese hombre a que llamo papá.

Significado y origen de la canción Lullaby

Estas líneas previas nos invitan adentrarnos en esos miedos que van apareciendo en nuestras vidas desde que somos muy niños, aquellas que incluso se pueden convertir en eso que los psicólogos llaman “fobias”, cuyos orígenes muchas veces están en cosas muy sencillas, hasta por la carencia de afectos de los seres que amamos.

Hay un extraordinario músico que ha sabido colocar en varias de sus piezas musicales sus miedos, esos temores que van acompañando la vida, e incluso, aquellas que se adueñan de nuestra mente generando reacciones inesperadas e incluso peligrosas, hablamos de Robert Smith el líder de la genial banda “The Cure”.

La banda británica publicó en 1989 lo que para la mayoría es su obra cumbre, “Disintegration”. Este es el octavo disco de estudio de “The Cure”, y en ella se encuentra una canción en la cual Robert Smith habla del miedo que de niño tenía a un supuesto “hombre araña”, en “Lullaby” se describe a un ser con cuerpo humano y con elementos de un arácnido:

“On candystripe legs spiderman comes softly through the shadow of the evening sun, stealing past the windows, of the blissfully dead looking for the victim shivering in bed, searching out fear in the gathering gloom and, suddenly! A movement in the corner of the room! and there is nothing I can do, when I realise with fright that the spiderman is having me for dinner tonight. (Con piernas de caramelo el hombre araña viene suavemente a través de la sombra del atardecer, robando al pasado las ventanas de la muerte extasiada, buscando a su víctima temblorosa en la cama, descubriendo el temor en las penumbras, y ¡De pronto!, ¡Un movimiento en la esquina de la habitación!, y no hay nada que yo pueda hacer, cuando asustado me doy cuenta que el hombre araña va a cenarme esta noche)”.

Never Enought: The Story of The Cure de Jeff Apter.

El origen de esta interesante y envolvente pieza se encuentra en las canciones que su padre le cantaba para que Robert Smith se durmiera, al menos es la explicación que encontramos en el libro Never Enough: The Story of The Cure, escrito por Jeff Apter. Aquí se describe como el líder de The Cure se transportó a las pesadillas que sufrió cuando niño:

-“Ese es el tipo de canción de cuna que mi padre solía cantar cuando yo era más joven. Él solía hacerlo y siempre tenían un final horrible. Eran algo así como: Duérmete ahora, mi niño, o nunca te despertarás… además, tuve un tío muy que era muy extraño, se deleitaba en encontrar tantas formas de asustarme como fuese posible. Una de sus favoritas era susurrar historias sombrías en mi oído, junto a la cama. Estas a menudo hablaban de una horrible criatura devoradora de niños llamada el hombre araña”.

Lullaby” al principio no fue muy bien recibida por los demás miembros de “The Cure”, no comprendían la letra, por lo que Robert Smith tuvo hacer un trabajo importante para lograr que la canción gustara y fuera incluida en el álbum.  A pesar de eso la canción fue la seleccionada como el primer sencillo de “Disintegration”, publicada el 10 de abril de 1989, casi un mes antes del lanzamiento oficial del disco.

Disintegration, el 8vo álbum de The Cure

Esta pieza musical se convirtió rápidamente en una de las favoritas de los seguidores de culto de “The Cure”, y también para los no tanto, Lullaby alcanzó el puesto cinco en la cartelera británica invadiendo las estaciones de radio de ambos lados del Atlántico. Mágicamente esta “canción de cuna” cuya letra aborda una asfixiante pesadilla brindó mucho placer a la agrupación:

“Quietly he laughs and shaking his head, creeps closer now, closer to the foot of the bed, and softer than shadow, and quicker than flies, his arms are all around me and his tongue in my eyes: “Be still be calm be quiet now my precious boy, don’t struggle like that, or I will only love you more, for it’s much too late to get away or turn on the light, the spiderman is having you for dinner tonight”. And I feel like I’m being eaten  by a thousand million shivering furry holes, and I know that in the morning I will wake up in the shivering cold, and the spiderman is always hungry. (Tranquilamente él sonríe y sacude su cabeza, ahora se arrastra más cerca, más cerca al pie de la cama, y más suave que la sombra, y más rápido que las moscas, sus brazos están a mi alrededor y su lengua en mis ojos: “Tranquilo, quédate quieto mi niño precioso, no te resistas así, o solamente te amaré más, es muy tarde para escapar o encender la luz, el Hombre Araña va a cenarte esta noche”. Y siento cómo soy devorado por millones de horripilantes hoyos peludos, y sé que esta mañana despertaré en el frío tembloroso, y el hombre araña siempre está hambriento)”.

Sin duda Lullaby cuenta con una lírica impecable, lo que escribió Robert Smith puede ser considerada una joya, te transmite miedo así no lo quieras. Pero es importante decir acá que esta es solo una muestra de las maravillas que tiene Disintegration, un magnifico álbum que pronto abordaremos por completo.

7 respuestas para “Lullaby de The Cure: Los miedos vienen de donde menos piensas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s