De la Fortaleza de Espíritu de Clausewitz al “Here Comes Revenge” de Metallica

Cuando hay fortaleza de espíritu no hay necesidad de revancha, mucho menos de venganza. Esto es algo se va aprendiendo con el tiempo, aquello que te va dejando las experiencias que se acumulan con las vivencias, poder sentir en carne propia las consecuencias de las reacciones producto de las explosiones emocionales.

Hay un libro que con el tiempo se ha convertido en uno de mis preferidos, un trabajo que te da herramientas para diseñar estrategias acompañadas de líneas de acciones efectivas, siempre y cuando lo uses adecuadamente; en el cual además su autor aborda de manera muy particular esto que se define como “fortaleza de espíritu”; se trata “De la Guerra” de Karl von Clausewitz, una obra escrita por este estratega prusiano en el siglo XIX que se ha convertido en una pieza magistral dentro del pensamiento occidental.

Fortaleza de Espíritu, un concepto que trabajó Clausewitz

El legendario militar y pensador Clausewitz hizo toda una aproximación para definir esto que él llama “Genio para la Guerra”, y uno de los elementos claves es este en el cual aborda la “Fortaleza del Espíritu”, hace una aproximación la cual cito: “Se trata en realidad de otro sentimiento que, en los hombres de espíritu fuerte, equilibra la emotividad desaforada sin destruirla, y sólo gracias a este equilibrio queda asegurado el dominio del raciocinio. Como contrapartida no existe nada más que el sentimiento de dignidad del hombre, ese orgullo excelso, esa necesidad oculta del alma, que actúa como un ser dotado de juicio y capacidad de raciocinio. En consecuencia, se puede decir que un espíritu fuerte es aquel que no pierde su equilibrio ni aun por el impulso de los estímulos más intensos”.

Si nos centramos en el término “dignidad” entenderemos que se trata de un valor inherente al ser humano, conectados con su capacidad racional y búsqueda de la libertad. Esta palabra viene del latín “dignitas” que tiene por significado “excelencia y/o grandeza”.

Regresando a Clausewitz, el habla de cuatro tipos de hombres si se clasifica por sus reacciones sentimentales, los primeros son los que presentan escasa capacidad de excitación, a estas se les llaman flemáticas o indolentes. Los segundos son más bien muy excitables, que no exceden de cierto límite, definiéndolos como “sensibles”. Los siguientes son aquellos que se emocionan con facilidad hasta el punto de inflamarse, esto ocurre con rapidez pero no perdura, son los “explosivos”. En cuarto lugar, encontramos a los que no se conmueven por causas pequeñas, y que por lo general entran en acción de forma gradual y no súbitamente, demostrando unos sentimientos muy poderosos, además de duraderos, personas con pasiones fuertes, ocultas en lo más profundo de su ser.

El autor hace un recorrido por cada uno de estos tipos de conductas asociadas al manejo de los sentimientos, dejando claro que el último es el más adecuado, pero también reconociendo que es susceptible de perder en algún momento el control. Por eso afirma que “un espíritu fuerte no es simplemente aquel que se muestra capaz de sentir emociones fuertes, sino el que mantiene el equilibrio incluso bajo el peso de las emociones más intensas, de modo que, a pesar de las tormentas que se libran en su interior, la convicción y el entendimiento pueden actuar con perfecta libertad, como la aguja de la brújula en un barco sacudido por la tormenta”.

Hablar de convicción es estar seguro de lo que se siente, aquello que se piensa en ese momento. El entendimiento es ese proceso racional que controla esas emociones buscando así las acciones adecuadas que evitan consecuencias peores.

La venganza es una respuesta emocional que no cuenta con un proceso real de entendimiento, ahí  no se permite tener el espacio para medir las consecuencias; es una respuesta natural de una víctima que está dispuesta a perder siempre y cuando derrote a su victimario.

Así Clausewitz llega a “la fortaleza de carácter” que también lo define como simplemente “carácter”, soportado por una fuerte convicción, ya sea el resultado de juicios propios o de otros, basado en principios u opiniones, inspiraciones momentáneas, siempre y cuando sean producto del entendimiento.

Todo ser humano que responda basado exclusivamente por sus emociones, en especial aquellos que surgen bajo la idea de que se es víctima de la acción de otros, conllevaran a una escalada peligrosa, con consecuencias casi irreparables, porque estamos frente a una reacción en la que no importa los daños colaterales, solo la “venganza” en sí misma. La fortaleza de espíritu, tal y como la aborda Clausewitz, nos ayuda entender que siempre se debe abordar las emociones con entendimiento, tener convicción, ser digno.

Here Comes Revenge: Una canción inspirada en una gran fortaleza de espíritu

Hardwired to self-destruct el 10mo disco de estudio de Metallica.

Hay una canción de Metallica que está incluido en su álbum Hardwired to self-destruct en el cual trata precisamente el tema de la venganza, la pieza se llama “Here Comes Revenge” y fue inspirada en algo que sorprendió gratamente a su autor James Hetfield, una historia que esta soportada dentro de eso que Karl von Clausewitz llamó en su obra “Fortaleza de Espíritu”.

Here Comes Revengecuenta con una letra que aborda el origen y las consecuencia de la venganza:

“Little grave I’m grieving, I will mend you. Sweet revenge I’m dreaming, I will end you I’ve been here since dawn of time. Countless hatreds built my shrine, I was born in anger’s flame. He was Abel, I was Cain. I’m here, I’m hell unbound. Burn your kingdom to the ground, to the ground. (Pequeña tumba que estoy de luto, te curaré. Dulce venganza estoy soñando, voy a acabar contigo. He estado aquí desde el principio de los tiempos. Incontables odios construyeron mi santuario, nací en la llama de la ira. Él era Abel, yo era Caín. Estoy aquí, soy un infierno sin ataduras. Quema tu reino hasta los cimientos, hasta los cimientos)”.

La canción comienza con un claro mensaje, la venganza forma parte de nosotros desde nuestros orígenes, las consecuencias vienen acompañas por la destrucción, y en ocasiones por el arrepentimiento.

“I return this nightmare, I will find you. Sleepless, cloaked in despair, I’m behind you. Man has made me oh, so strong. Blurring lines of right and wrong. Far too late for frail amends, now it’s come to sweet revenge. Desperate hands that lose control, have no mercy on your soul, on your soul. Here comes revenge, just for you. Revenge, you can’t undo. Revenge, it’s killing me. Revenge, set me free. (Vuelvo a esta pesadilla, te encontraré. Develado, envuelto en la desesperación, estoy detrás de ti. El hombre me ha hecho tan fuerte. Borrando las líneas del bien y del mal. Demasiado tarde para enmiendas frágiles, ahora ha llegado la dulce venganza. Manos desesperadas que pierden el control, no tengas piedad de tu alma, de tu alma. Aquí viene la venganza, sólo por ti. Venganza, no se puede deshacer. La venganza, me está matando. Venganza, déjame libre)”.

Podemos ver que la lírica se mueve entre el reconocimiento, la existencia de la venganza como respuesta casi natural de los hombres, cuyas consecuencias son tan terribles como las acciones que conllevaron a esta respuesta, una cadena de destrucción continua. Pero llega un punto en el que surge la necesidad de librarse de este terrible sentimiento, porque su ejecución en sí misma es el fin del victimario pero también de la víctima.

James Hetfield llegó a contar durante una entrevista que le realizaron en Virgin Radio en el año 2017 que esta canción se inspiró en la historia de “una pareja que se ha presentado en varios de los conciertos de la banda. Decidieron hacerse seguidores de Metallica porque su hija era una gran fan de la agrupación. Lamentablemente ella murió como consecuencia de una imprudencia de un conductor ebrio”. James expresó: “Esta historia me golpeó, haciendo que preguntara – ¿Cómo pueden esos padres encontrar aun algo positivo en este mundo para conectar con su hija otra vez? El caso es que lo hicieron a través de nosotros, con la música que amaba su hija, en lugar de simplemente romper con todo y amargarse. Ella era joven. ¿Cómo no podrías estar enojado? ¿Cómo no querrías ir tras alguien? Pero lo que decidieron hacer fue abrazar la música que amaba su hija, decidieron conocerla aún más a través de la música y conectarse con ella de esa manera. Ellos siguen asistiendo a los shows, además que ahora somos amigos.”

Si hay alguien que llegó a conocer de cerca el dolor, la ira, y de como ellos puede surgir la venganza es James Hetfield, quien desde muy joven tuvo que luchar con la partida de su padre, y peor aún, la muerte de su madre. Años después le tocó ver como su amigo y compañero en Metallica, Cliff Burton, se fue de este mundo frente a sus ojos.

Hetfield se encontró con esta historia real, una que se conecta con él a través de la música, mostrándole que existe un gran espacio para entendimiento, donde la fuerza de carácter te permite dirigir toda esa energía a algo positivo, algo que realmente valga la pena.

La edición del libro “De la Guerra” de Karl von Clausewitz consultado aquí es la perteneciente a Idea Books, de Barcelona, España, 1999, con la traducción de A. Díez.

2 respuestas para “De la Fortaleza de Espíritu de Clausewitz al “Here Comes Revenge” de Metallica”

  1. Vine aquí para descubrir más acerca de Metallica y me topé con una explicación racional de lo que es la venganza. Un deseo feral del ser humano que es difícil de detener sin un espíritu fuerte, como bien lo escribes. Me gusta mucho cuando encuentro algo que me hace pensar o me abre puertas y tu entrada lo hizo. No puedo dejar de escribir una de las más poéticas líneas escritas por una venganza, confío en que la reconocerás de inmediato. “Hello, my name is Iñigo Montoya. You killed my father, prepare to die!” Abrazos!

    Le gusta a 1 persona

    1. Agradecido por tu comentario. Metallica es la banda que colocó una línea muy marcada en mi vida, y me adentro en cada una de sus canciones. En este caso estamos frente a una historia poderosa, que cuenta a mi entender con una gran lección de vida. ¡Vaya que te has sacado de la manga una frase legendaria! Gracias por pasar por aquí y compartir estas palabras. Un gran abrazo !!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s