“Passion” de Peter Gabriel: Sonidos que relatan la divinidad de Cristo

Hacer una música que nos traslade al tiempo y espacio en el que Jesús de Nazaret vivió los difíciles días que han sido definidos por el Cristianismo como la “Pasión de Cristo”, (también denominada por la iglesia Católica como la “Liturgia de la Semana Santa”), no es algo sencillo, más aun cuando su construcción se hace sobre la base de sonidos y ritmos que surgieron o llegaron de lugares cercanos a los pueblos bañados por el Río Jordán.

A finales de los años 80 el Director Martin Scorsese se atrevió a realizar una película que lleva por nombre “The Last Temptation of Christ” (La última tentación de Cristo), un film muy polémico que se estrenó en 1988, generando la molestia de cientos de miles de personas, algunas incluso llegando al extremo de provocar incendios en varias salas de cine como una muestra de su rabia y dolor al ver como se mostraba una historia de Jesucristo que rompe con los paradigmas que sustentan a las iglesias cristianas del mundo, intentando quebrar con las bases de su fe. Muchos gobiernos decidieron prohibir la difusión y proyección de este trabajo cinematográfico.

Para que este film tuviera los elementos completos para lograr transportar al observador que estaba frente a la gran pantalla, que pudiera viajar en el tiempo y sentir lo que estaba transcurriendo los días previos y posteriores a la crucifixión de Jesús de Nazaret, Scorsese se reunió con el músico y cantante inglés Peter Gabriel para contarle su idea y pedirle la música que acompañara la historia contada en la polémica película.

Peter Gabriel no solo hizo la música para “The Last Temptation of Christ” sino que la completó para dar vida a “Passion”, el álbum que contiene esta épica producción musical. Así lo cuenta el propio Gabriel en la caratula de la remasterización del mencionado disco realizado en el 2002:

“Cuando hablé por primera vez del proyecto con Martin Scorsese en el año de 1983, quise saber cómo pretendía filmar esta polémica novela. Él quería presentar la lucha entre la humanidad y la divinidad de Cristo de una manera poderosa y original; me convenció su compromiso con el contenido y el mensaje espiritual. Es un excelente director que se acompaña muy bien con la música en sus films, trabajar con él ha sido una gran experiencia”.

Quizás es en este punto donde Peter Gabriel profundizó aún más sobre los ritmos provenientes de África y Asia, tomando sonidos de estos continentes para componer piezas magistrales, conjugando una magnifica fusión de sonidos. Si bien es cierto que uno de los fundadores de la banda de rock progresivo “Genesis” ya había experimentado con instrumentos musicales propios del norte africano o la India, esto se puede escuchar en “Biko” perteneciente a su álbum “III”, también con más avances en su disco “IV” mejor conocido como “Security”, y ni hablar de lo que aparece en “So” publicado en 1986, donde músicos como el violinista de la India Shankar, el percusionista brasileño Djalma Correa y el cantante senegalés Youssou N’Dour tienen un papel importante, en especial este último cantando la parte final de la exitosa canción “In Your Eyes” haciéndolo en el idioma wólof de su país.

“Passion” se transformó en algo que va más allá a un soundtrack de una película, así lo cuenta el propio Peter Gabriel en la remasterización del álbum aquí tratado:

“Después de que terminamos de mezclar la película había algunas ideas sin acabar que necesitaban ser reveladas y me tomé un tiempo extra para completar este disco. Hay varias piezas que no pudieron ser incluidas en la película, sentí que el disco debería poder presentarse como un cuerpo o una obra separada. Elegí por título para esta trabajo originalmente pensado para la película “Passion””.

Es de aplaudir como Peter Gabriel creyó en todo momento en la promoción de la música que vinieran de otros lugares distintos a Europa y los Estados Unidos, ese proyecto que llamó WOMAD – World of Music, Arts and Dance – contó con un gran festival realizado en 1982, el cual lo dejó en una situación financiera muy crítica, llevándolo a aceptar una reunión con su antigua banda “Genesis”, era la primera vez desde su salida del grupo que volvió a tocar con ellos. El concierto fue el 02 de octubre de 1982 bajo el nombre de “Six of the Best”, lo que se convirtió en todo un éxito, permitiendo a Gabriel reunir el suficiente dinero para mantener WOMAD. Fue “Passion” el primer disco lanzado por el sello discográfico que dio vida bajo el nombre “Real World Records”, con el cual se encargó de difundir artistas y músicos provenientes principalmente de África y Asia.

El disco “Passion” fue un experimento exitoso, contó con  buenos músicos provenientes de todo el mundo para dar vida a ritmos y sonidos tradicionales del norte de África y algunas zonas de Asia. Se contó con figuras como Nusrat Fateh Ali Kham  de Paquistán, el flautista Kudsi Erguner de Turquía, el violinista Shankar de la India, el percusionista nacido en Egipto Hossam Ramzy, los armenios Vatche Housepian y Antranik Askarian, el iraní Mahmoud Tabrizi Zadeh, los senegaleses Doudou N’Diaye Rose, Mossamba Diop y Youssou N’Dour; así como personas que tocan instrumentos autóctonos de Costa de Marfil, Bahrein, Nueva Guinea, Marruecos y Ghana.

El disco abre con “The Feeling Begins”, una pieza maravillosa que te transporta al Medio Oriente, puedes sentir el olor de la mirra y el calor que irradia en el desierto. Se puede escuchar cada uno de los instrumentos con una precisión casi perfecta, se te acelera el corazón desde el inicio de este viaje.

Jesús fue a orar al jardín de Getsemaní, el lugar donde el salvador mostró su angustia ante lo que estaba por vivir en las próximas horas. En la pieza “Gethsemane” se puede escuchar el sonido de las trompetas del cielo, ambienta ese momento tan íntimo de Cristo hablando con su padre.

“Of These, Hope” se presenta como otra de las piezas envolventes del disco, su sonido es atronador, con una fusión de sonidos que se acerca más a un ritmo moderno, sin alejarse de esas raíces que brotan de las arenas que están bañadas por las aguas del Jordán. “Lazarus Raised” tiene una atmosfera  que trasciende, esta se encuentra en el medio de las dos “Of These, Hope”.

Cada una de las veintiuna piezas que se pueden escuchar en este disco podrían considerarse eclípticas, se reúnen y conviven en cada una de ellas tantas visiones, creencias que la paz se respira sin que suene forzado, no hay nada obligado, fluye naturalmente.

En “A Different Drum” se puede disfrutar de ritmos provenientes del corazón de África, se destacan las voces aquí colocadas por Peter Gabriel y Youssou N’Dour. “Zaar” baja la intensidad, colocando todo a media luz, se sigue escuchando los cantos de Gabriel ahora con ritmos provenientes del Oriente Medio, se destaca el violín de Shankar.

“Open” es mística, reflexiva, tiene la magia para poder encontrarse con un punto de calma, poder estar frente a uno mismo. “Before Night Falls” trae nuevamente todo el sonido que se puede respirar en las áridas tierras que suben desde Palestina hacia la antigua Mesopotamia.

“With This Love” vuelve a entrar en las notas reflexivas, es quizás la que más se acerca al sonido que puedes escuchar en una vieja iglesia cristiana, va llena de tristeza, cercana a ese punto que algunos pueden llamar “piedad”. En la misma línea va “Stigmata”, solo que en esta se encuentran las señales que identifican los ritmos de los suelos por donde caminó Jesucristo.

Una de las grandes piezas es la que le da el nombre al disco, “Passion” es el momento cumbre, son más de siete minutos y medio que te hacen erizar la piel, puedes sentir que estás ahí, que eres testigo de como el hombre que dijo que el principal mandamiento es amarse los unos a los otros, fue llevado hasta el más intenso dolor por la salvación de todos los hombres, para liberar a todos del pecado original.

Las últimas cinco piezas son composiciones más experimentales que incluso las anteriores, se juega mucho más con los sonidos creando la atmosfera de las escenas que seguramente se pueden ver en el film de Scorsese, hay que destacar “It Is Accomplished” que quizás el track con un sonido más a lo Peter Gabriel, con el toque de la música que incluso podemos encontrar en un álbum más comercial como “So”.

Si la escuchas “Bread and Wine” por si sola podrías creer que estas ante un tema de Enya, pero se tarta del track con que cierra “Passion”, un disco que es envolvente, relajantemente poderoso, complejo en cuanto a todos los sonidos que colocó Peter Gabriel en cada una de las piezas para hacer posible el viaje, que fuera posible ir más allá de la historia del film para el cual fue realizado originalmente, logrando montar sobre sus composiciones a todo aquel que la oiga haciendo posible que se ubique en los lugares, en los paisajes, en el espacio donde se encuentra el alma para la reflexión del ser y lo divino.

El disco fue reconocido como un Premio Grammy en el año 1990 en la categoría “Album New Way”, trascendiendo así de su condición de soundtrack de un film en que incluso actuó el gran David Bowie en el papel de Poncio Pilatos.

Hasta la fecha no he podido ver el film “The Last Temptation of Christ” pero les digo con seguridad que trasladarte hasta Jerusalén es posible con “Passion”, un disco que va más allá de la banda sonora de una película, es un viaje en el tiempo, por lugares recónditos, un encuentro con el ser, con la fe.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: