“Something in the way”: Hace 25 años Kurt Cobain se elevó para la eternidad

Drenar el dolor para jamás sentir, expulsar la desesperación que provoca la injusta burla podrida, terminar con el daño que puedes ver caer en los inocentes, frenar el horror de la soledad producida por quien te llamó a este mundo y luego te desechó, acabar con la pesadilla que vives despierto todos los días, hacerlo con eso nudo que evitará que el corazón deje al cerebro recordar.

Sobre las espaldas el peso del mundo por más que sientas que estas solo en el universo, en la conciencia tantas acciones hirientes sin tener un razón para abrir la piel, en los ojos una capa que nubla la realidad para hacerla menos dolorosa, en las manos la sangre de la llaga provocada con el arma despiadada, en el alma un cuerpo carcomido por el humo que lleva a instantes de olvido.

Bajo la hierba aspirada por el vencido, el dolor abrió camino hacia el limbo, necesario es salir de la caja que nos venden como amor, soltar el último grito de desesperación, el instante de la plena quietud aguarda al final de la luz. Largo ha sido el oscuro camino recorrido sobre el ínfimo tiempo donde solo algunas caricias hicieron sentir por segundos que la vida existe, respirar con sentido.

Kurt Cobain fue un ser que vino al mundo para hacer visible a todos los que pasan desapercibidos; a través de la música pudo doblegar su dolor además de controlar una ira producida por todas las heridas que fueron dejando aquellos de quien tanto esperó. Aquel joven que irrumpió con rebeldía en los clubes de la fría Seattle sin intención de ser conocido, logró un impacto en los jóvenes ahogados en sus depresiones individuales o colectivas, al líder de Nirvana le costó entender lo importante que fue para todo aquel que se sintió utilizado, olvidado o rechazado.

Una de las canciones más sentidas de Kurt Cobain fue la que grabó para cerrar el álbum Nevermind, donde sacó de su alma un peso que arrastró por años, la permanente sensación de soledad, el amplio espacio de incomprensión, lo áspero de un mundo aferrado al discurso de los valores pateado por las brutales acciones, solo amigo puede ser el animal atrapado y que no habla.

“Something in the way” es un reflejo de cómo se sentía el joven que le se ganó el rol de máximo icono de la juventud de la década de los 90’s, mucha responsabilidad para alguien que no sentía estar preparado para asumir una importante misión en este mundo. Solo se necesitó un corto destello de él para dejar su luz encendida por la eternidad, un flash que no deja de sonar en los más distantes y diferentes lugares que existen en nuestro planeta.

“Underneath the bridge, the tarp has sprung a leak, and the animals I’ve trapped have all become my pets, and I’m living off of grass, and I’m drippings from the ceiling. It’s ok to eat fish, cause they don’t have any feelings. Something in the way. Something in the way, yeah. (Debajo del puente, en el asfalto, se ha abierto una gotera, y los animales que atrapé se han convertido en mis mascotas, y estoy viviendo de la hierba, y estoy goteando desde el techo. Está bien comer pescados, porque estos no tienen sentimientos. Algo en el camino. Algo en el camino, sí)”.

Algo en el camino pasó, Kurt no pudo más con la depresión, su última presentación la dio el 1 de marzo de 1994 en la ciudad de Munich, Alemania; solo un mes y cuatro días después su alma partió hacia otro universo, dejando aquí una huella imborrable, posiblemente se trata del más hombre más inocente que llegó a convertirse en un icono de toda una generación, además de una leyenda eterna del rock, una referencia obligada sobre un movimiento juvenil que nació en Seattle y le dio la vuelta a todo el planeta. Por siempre vivo estarás Kurt Cobain.

5 Replies to ““Something in the way”: Hace 25 años Kurt Cobain se elevó para la eternidad”

  1. Um grande artista, sem dúvida nenhuma. Infelizmente, tal como muitos, com grande dificuldade em se ter tornado uma figura pública e um ícone para muitos, creio.
    É processo complicado, passar por uma depressão e ainda haver tanta pressão, contribui sempre para uma piora, na altura, ainda pouco se falava destes assuntos.

    Le gusta a 1 persona

    1. Passaram 25 anos e até Kurt Cobain carrega um grande peso que a vida lhe deu, aquele que ele nunca quis ter. Ele ainda é a última grande lenda do rock, um ícone que reuniu boa parte dessa geração que viu a queda do Muro de Berlim, mas viu como outros muros invisíveis subiram para bloquear o presente e o futuro de muitos jovens. Obrigado por passar por cá e ler estas linhas. Um grande abraço de Caracas!

      Le gusta a 1 persona

  2. Brutal, tal cual lo has definido. En el tren que llevo ahora mis emociones, se me envidencian éstas, como el anillo que gobierna al ser. Al final me he dado cuenta que todos sufrimos de los mismos miedos y fantasmas básicos de nuestra historia, y que según la herencia que te toque, sobrevives en mayor y menor medida, y con mejor acierto y número de errores. Seguramente a Kurt Kobain le haya tocado repetir por ser demasiado para vivirlo todo en la misma;)
    Un saludo y gracias por pasarte por mi blog, así he podido llegar aquí, leeré algo más de lo que tienes.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola !!! Que bueno que compartas tus emociones, esas que son empujadas por las melodías y cánticos que marcan un momento de la historia, de un lugar, una o varias vidas. Muchas gracias por tus palabras. Un gran abrazo !!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s