“Best Of You”: ¿Hay alguien llevándose lo mejor… lo mejor de ti?

Son las eternas horas de oscuridad en las cuales el cansancio parece ganar la partida, ves bajar la penumbra cubriendo con su manto una agitada ciudad, la que está al lado y las que se encuentran a kilómetros de acá. Se apaga la rutina, la cotidianidad,  la poca calidad que quedaba en cada uno de tus días, la desesperanza movió su alfil para sacar a la reina del tablero quedando el rey descubierto.

“¿Hay alguien llevándose lo mejor… lo mejor de ti? (Is someone getting the best… the best of you?” Hoy con mucha rabia me hago esta pregunta, la misma que Dave Grohl plasmó y cantó a todo pulmón en el año 2005. Lamentablemente mi querido amigo parece que existe alguien o algo que se está llevando el mejor momento de nuestras vidas solo por mantener un sistema obstinado, un modelo que camina bajo los pasos de la “igualdad” llevando calzados el egoísmo.

La realidad se transformó drásticamente en las dos últimas décadas, pasando de demasiado a nada, del pecado inducido a ser víctimas de los mitómanos, del exagerado consumismo que absorbió una sociedad en un teléfono móvil de última moda, a un estado desagradable en el que es necesario caminar largas distancias con  ese mismo  celular para poder encontrar un poco de señal que te permita saber que está ocurriendo aquí y ahora, porque el apagón se llevó la radio, la televisión, el internet y todo tipo de lógica.

“I’ve got another confession to make, I’m your fool. Everyone’s got their chains to break, holding you. Were you born to resist or be abused? Is someone getting the best… the best of you? (Tengo otra confesión que hacer, soy tu tonto. Todo el mundo tiene cadenas que romper, (yo estoy) aferrándome a ti. ¿Naciste para resistir, o para que abusaran de ti? ¿Hay alguien llevándose lo mejor… lo mejor de ti?”

Con los ojos abiertos y el sol brillando por el este hay quienes insisten en apagar la luz al norte del sur, en el medio de tanta frustración sigue una juventud aferrada a crecer sobre el suelo sembrado por los que vinieron de tan lejos, uniendo fuerzas con los originarios que aquí batallaron contra distintas tiranías; juntos dan una lucha para acabar con la oscuridad más devastadora, enfrentando a los egos y sus interés enfermizos que no respetan el propio sentido de la vida.

“I was too weak to give in, too strong to lose- My heart is under arrest again, but I break loose. My head is giving me life or death, but I can’t choose. I swear I’ll never give in, I refuse. (Yo era demasiado débil para darme por vencido, demasiado fuerte como para perder. Mi corazón está otra vez bajo arresto, pero me suelto. Mi cabeza me está dando a elegir vida o muerte, pero no puedo elegir. Juro que nunca me daré por vencido, me niego)”.

Sobre el caliente asfalto miles caminan para llegar con sus seres queridos, otros lo hacen bajo la penumbra corriendo del peligro que acompaña la obligada oscuridad. Muchos van hasta donde no se imaginaban para buscar un poco de agua; cientos se desesperan al no encontrar la pastilla que alivie el dolor, o no poder comprarla al  ya que las monedas se encuentran atrapadas en una tarjeta que no funciona sin electricidad.

“Has someone taken your faith? It’s real the pain you feel. The life, the love, you die to heal the hope that starts, the broken hearts. You trust, you must confess. (¿Alguien se ha llevado tu fe? Es real el dolor que sientes. La vida, el amor, mueres para curar la esperanza que comienza, los corazones rotos. Confías, debes confesar)”.

No podemos dejar que nadie se lleve nuestra luz, es necesario abrir nuestras mentes y corazones para hacer posible el regreso de la ilustración, que se esparza sobre el blanco y negro colores en sus distintas tonalidades, que brillen los claroscuros en las apagadas calles acechadas por la desesperanza, quitar el manto de los engaños que insisten en llamar a las trompetas de la guerra.

Así como lo grité hace catorce años para acompañar una maravillosa y enérgica canción, hoy vuelvo a expresar a todo pulmón la letra escrita por Dave Grohl llamada “Best Of You”, acompañada por la música que los Foo Fighters dejaron registrada en uno de sus mejores discos llamado “In Your Honor”. Quizas Dave se conectó con lo sentido y vivido por su amigo Kurt Cobain, pero para muchos de los que se identifican con esta magistral pieza es porque en sí misma es un himno de esperanza, un levantarse de las dificultades que te empujan a la muerte. En estos momentos tan difíciles “Best Of You” es para mí una necesidad liberadora, un llamado para accionar y salir de la oscuridad, hacer posible el renacimiento de una sociedad que resiste hasta con lo que no tiene para recuperar nuestro amado país:

“I’ve got another confession my friend, I’m no fool, I’m getting tired of starting again, somewhere new. Were you born to resist or be abused? I swear I’ll never give in, I refuse. (Tengo otra confesión amigo mío, no soy tonto, me estoy cansando de comenzar de nuevo, en algún lugar nuevo. ¿Naciste para resistir, o para que abusaran de ti? Juro que nunca me daré por vencido, me niego)”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s