Nunca voy abrazarte de nuevo, lo sé: “I Wish It Would Rain Down”

Nuevamente aquí, en la misma ventana de ayer, en ese lugar en el que solo espero verte caminar por ahí como lo hiciste tantas veces antes de desaparecer. Recuerdo esa sonrisa inocente y esperanzadora mostrando ese brillo que hacia opacar el sol de mediodía. Extiendo mis manos para poder acariciar ese suave cabello nuevamente, pero de eso parece que el tiempo lo llevó lejos.

Las tardes se hacen eternas, me acompaña aquella triste canción que llena de melancolía el golpeado corazón. Cierro los ojos con la esperanza de que todo sea una pesadilla, esa que transcurre sin saber cómo despertar. Quiero llamarte a ese número que desde hace algún tiempo nadie contesta, necesito que alguien me diga que preguntaste por mí, así sea con rabia o tristeza.

Aquí como cada tarde, empañando aquel vidrio con el aliento aún esperanzado, tratando de buscarte entre el vacío que recorre la calle, intentando escucharte en el silencio que aturde, la que golpea la felicidad que me regalaste y que hoy se encuentra en agonía; sigo esperando como si los días no pasaran, como si las noches nunca llegaran, apretando con fuerza aquella carta que sabe a ti.

En esta tarde pienso que la lluvia de mayo llegó para borrar los mensajes que con tiza dejé en cada tramo por donde caminas, esas tristes gotas que van evitando que sepas de mí, agotando la posibilidad de que respondas mi única pregunta, encogiendo la esperanza, llevándose los pasos que dimos sobre la arena el día que la mar fue testigo de tu deseo y el mío.

Sigo aquí, viendo las gotas que golpean el cristal que ya tiene grabada mi sombra quieta, esa que esta consumida por la desesperación, pero no pienso dejar este lugar hasta que pueda verte pasar una vez más, tus dulces pupilas tienen que devolverme la paz, necesito saber que estas aquí con las mismas ganas de ayer, con la misma promesa que sellamos tocando nuestros labios.

El primer amor, esas estrellas que bajan del cielo para llenarnos de emoción, la luz desconocida de la ilusión, esa que vivimos aun siendo niños, cuando estamos en una lucha desconocida e incómoda, enfrentándonos a los cambios físicos y emocionales producto de aquello que llaman adolescencia; esa experiencia puede marcar días de mucha alegría, como noches de una triste tormenta.

En ese tiempo marcado con el año de 1990, se podía escuchar la efervescencia subir rápidamente producto del encuentro de dos polos opuestos que se atraían sin explicación alguna; bajo la triste lluvia de mayo sonaba la melancólica canción compuesta por Phil Collins llamada “I Wish It Would Rain Down”, una suave balada que forma parte de su disco “…But Seriously” publicado en 1989.

El baterista de la banda Genesis considera esta pieza como una de las más emotivas que ha compuesto para sus trabajos como solista. Para darle mayor calidad y fuerza decidió invitar a Eric Clapton, Phil Collins consideró desde el principio que esta canción debía ser grabada junto a él,  la única persona que podría sacar de las cuerdas de la guitarra las gotas de lluvia que ahogan con sentimiento un corazón abatido.

“You know I never meant to see you again, but I only passed by as a friend, yeah, mm. All this time I’ve stayed out of sight, I started wondering why? Yeah. Now I, oh now I wish it would rain. (Sabes que nunca pensé volver a verte, sólo fui un amigo, sí, mm. En todo este tiempo que estuve fuera de vista comencé a preguntarme ¿Por qué? Sí. Ahora yo, ahora deseo que llueva)”.

Esta pieza seguramente sacó más de una lágrima a los corazones afligidos, desesperanzados o confundidos, haciendo que salieran las tristezas para quebrarse como cristales. Su fuerza melódica la llevó a estar en las alturas de las carteleras musicales. “I Wish It Would Rain Down” fue todo un éxito en Canadá, Estados Unidos, Reino Unido, Polonia, Alemania e Irlanda; y en la vida de este ser se convirtió en una canción fija presente en esa cinta que me acompañó esos días radiantes y muy grises de 1990.

“You said you didn’t need me in your life. Oh, I guess you were right, yeah yeah. Ooh, I never meant to cause you no pain, but it looks like I did it again, yeah. Oh now I, oh now I wish it would rain, rain down on me (down on me, yeah, oh how I wish)… Rain down on me (rain down on me). Oh now I wish it would rain, rain down on me (brothers won’t you help me sing this song). Though your hurt is gone, mine’s hangin’ on inside, and I know, it’s getting me through this. I’ve waited, and waited on your side, and I know, I know (I know). I know I never meant to, never meant to. Never meant to cause you no pain and I realize I let you down. But I know in my heart of hearts, I know I’m never gonna hold you again. Rain, yeah. Rain down on me”.

“(Dijiste que no me necesitabas en tu vida. Oh, adivino que tenías razón, sí, sí. Ooh, nunca pensé en causarte ningún dolor, pero parece que lo hice otra vez, sí. Oh ahora yo, oh ahora deseo que llueva. Que llueva sobre mí (sobre mí, sí, oh como lo deseo)… Ah ahora deseo que llueva, que llueva sobre mí (los compañeros no van a ayudarte a cantarme esta canción). Aunque tu dolor ha pasado, estoy ahogado por dentro, y sé, que me conseguiste por eso. He esperado, y he esperado por lo que te concierne, y  sé, sé (sé), sé que nunca pretendí, nunca pretendí. Nunca pretendí causarte ningún daño, y me doy cuenta que te defraudé. Pero en lo más profundo de mi corazón sé, sé que nunca voy abrazarte de nuevo. Lluvia, sí. Que llueva sobre mí)”.


Fotografía de Fabiana Ponzi, ver https://www.videoblocks.com/video/closeup-of-hands-in-front-of-rain-concept-of-sadness-2igbuim

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s