“The World I Know”: La cara de una ciudad que cantó “Collective Soul”

Camino por las calles donde no sopla el viento, en esas en que los arboles están perdiendo su verde, es esas avenidas que los autos se desplazan a baja velocidad sonando sus bocinas como si con ellas podrán llegar más rápido, ahí veo la gente pasar, personas que no saben lo que ocurre a su alrededor, se escucha el silencio del murmullo de quienes no hablan, se puede apreciar cómo se levantan los grandes castillos de arena y cristal.

Siento con tristeza como la cotidianidad se va comiendo la esencia humana, se escucha el rugir de los hombres y mujeres que marchan mecánicamente, un salvajismo primitivo que se combina con la más moderna tecnología, casi androides que no sienten el frío del invierno ni el calor del verano, que no se conmueven con las lágrimas de un niño, ni con la risa de ese bebe que apenas tiene meses de nacido.

La trampa se volvió el transitar del éxito mal habido, la deslealtad es la bandera que se enarbola sobre los castillos de arena que se levantan sobre el duro suelo de concreto, los gritos de auxilio son silenciados por las pantallas de los móviles que dicen hacia qué lado gira el mundo; los brazos en alto de alguien pidiendo que lo rescaten es borrado por quienes quieren moverse en una caja de música con una sola pieza que les toque el resto de sus vidas.

Voy caminando sobre el cemento que arrasó con los campos verdes, el cielo ya no se puede ver en el medio de tantos castillos de arena y cristal que se levantan sin parar, arriba solo el vidrio refleja los rayos de sol que apenas se percibe su pasar sobre estas calles donde el calor va quemando tus pasos, llevándote hacia la locura invertida, hacia la imbecilidad de quienes se olvidaron de respirar.

Me abruma  este gigante desierto donde millones de personas caminan siempre a la misma dirección, van provocando que suba la fiebre sin control, haciendo delirar ante tanta insensibilidad, gente entrando y saliendo de los castillos de arena y cristal, subiendo y bajando en cajas de acero con botones que los llevan a su monótona realidad, mientras en la esquina un niño no sabe cómo llorar, perdido ante tanta ingenuidad.

En el año de 1995 la banda de post grunge (si es que se puede considerar valido el estilo) “Collective Soul”, presentó al mundo su segundo álbum de estudio, que lleva por nombre el mismo de la banda, del que se lanzó un  sencillo  que les permitió alcanzar importantes lugares en las carteleras musicales del mundo, llevando una reflexión a todos los que de alguna manera quedaron maravillados con “The World I Know”.

Esta banda formada en el año de 1993 en el Estado de Georgia, Estados Unidos; mostro su talento con la poderosa “Shine” perteneciente a su primer álbum llamado “Hints, Allegations, and Things Left Unsaid”, sin embargo, fue con la reflexiva “The World I Know” que le tocaron la fibra a buena parte del mundo:

“Has our conscience shown? Has the sweet breeze blown? Has all kindness gone? Hope still lingers on. I drink myself of newfound pity sitting alone in New York City and I don’t know why. Are we listening? Hymns of offering. Have we eyes to see? Love is gathering. All the words that I’ve been reading have now started the act of bleeding into one. (¿Lo ha visto nuestra conciencia? ¿Ha exhalado la dulce brisa? ¿Se ha ido toda la bondad? Espero que todavía perdure. Me trago la piedad recién descubierta sentado solo en la ciudad de Nueva York y no sé por qué. ¿Estamos escuchando? Himnos de ofrendas. ¿Tenemos ojos para ver? El amor es reunión. Todas las palabras que he estado leyendo han comenzado el acto del sangrado en una sola)”.

La canción fue escrita por Ed Roland, voz líder y guitarrista, así como por Ross Childress, guitarrista principal de “Collective Soul”; llevando al pentagrama unas notas nostálgicas tocadas por unas guitarras acústicas acompañas por sonidos salidos de cellos y violines que le ponen una atmosfera mucho más conmovedora:

“So I walk up on high and I step to the edge to see my world below. And I laugh at myself while the tears roll down, ‘cause it’s the world I know, it’s the world I know. I drink myself of newfound pity sitting alone in New York City, and I don’t know why. (Así que camino a lo alto y me paso hasta el borde para ver mi mundo abajo. Y me río de mí mismo mientras las lágrimas ruedan abajo, porque es el mundo que conozco, es el mundo que conozco. Me trago la piedad recién descubierta sentado solo en la ciudad de Nueva York, y no sé por qué)”.

Ed Roland declaro en el año 2017 para la revista Songfacts: – “Escribí eso un día libre en la ciudad de Nueva York. Esto fue hace 25 años, cuando estábamos en Times Square, que no es lo que Times Square de ahora, que es como Disneyland. Todavía quedaba algo de arena en la ciudad de Nueva York, especialmente en Times Square y Union Square en aquel entonces. Literalmente, salí de la habitación, di un paseo de dos horas por Nueva York y simplemente absorbí y observé los altibajos de lo que la sociedad ofrecía en la ciudad más grande del mundo”.

Las sensaciones trasmitidas por una ciudad que consume, que muestra su grandeza pero que al mismo tiempo esconde sus dolores, es lo que ocurre con la mayoría de las metrópolis, gigantescas estructuras que van arropando y escondiendo las cicatrices de una sociedad que vive sus propios dramas entre concreto, vidrio y mucho ruido.

Una gran canción que deja una interesante reflexión, y con un toque esperanzador, escrita e interpretada por estos músicos de la banda “Collective Soul”, quien para ese momento contaba con los ya nombrados Ed Roland, Ross Childress, además de Dean Roland  en la guitarra rítmica, Will Turpin en el bajo, y Shane Evans en la batería.

 

2 respuestas para ““The World I Know”: La cara de una ciudad que cantó “Collective Soul””

    1. Es algo muy común en las ciudades de Estados Unidos, lo puedes ver en Seattle, Philadelphia, incluso en Washington, solo que aquí los cinturones de probreza la desplazaron planificadamente a Baltimore. Gracias por pasar por aquí y dejar tu valioso comentario. Nos seguimos leyendo !!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s