Los espacios cromados de “Soonatas”: “Remember Tomorrow”

Cuan cierto es aquello que un día el gran compositor y director de orquestas bohemio-austriaco Gustav Mahler dijo al mundo, “Si un compositor pudiese decir con palabras lo que trata de expresar con su música, no se molestaría en componerla”, las melodías son una forma universal de expresar las emociones, que logran una conexión tan poderosa difícil de explicar con letras dibujadas por idiomas, las armonías son capaces de generar sensaciones distintas de quien la escribió y de aquellos que escuchan con atención.

La música se encarga de acompañar con notas los momentos de nuestras vidas, va uniendo a través de distintos ritmos los Puntos Negros plasmados en ese fondo blanco que viene desde nuestro génesis. Así con un simple viaje recuerdas que en tu niñez un pequeño acetato llegó a tus manos, concediéndote el poder de escuchar ese tema titulado Rock & Roll, desde ese día una nueva historia comenzó hasta que se escuchó un grito de libertad llamado Shout.

Vas dejando una parte de la inocencia para adentrarte en un periodo de conflictos internos, de pasiones y rebeldías, la historia de un corazón comenzó acompañado por Every Breath You Take”, ese primer amor inmaduro pero desatado. Pronto una Tormenta de Otoño llegó para arrasar con la fragilidad de la adolescencia. Eso provocó una necesidad de conseguir un escudo protector, buscar en lo más profundo de los miedos la respuesta del valor, era vital un sonido que llenara de energía un alma desprotegida.

Un disco fue el muro protector, el que cambiará la vida en solos de guitarra y letras contemplativas, aquella canción llamada Enter Sandman se encargó de levantar la arena que fue sacudida por la tormenta del pasado, atrás quedaría las reflexiones provocadas por el dolor, momentos donde se comprendió que Sin Sombra No Hay Luz. Llegó la hora de despertar y responder al ritmo del himno de una generación: Smells Like Teen Spirit”. Un movimiento, toda una cultura que lleva por nombre Grunge, nacida en una ciudad distante, Seattle es ese lugar donde se levanta el Monte Rainier, aquel accidente geográfico donde se escribieron las letras que fijaron un sello propio de los 90’s.

Conocer y descubrir, probar para saber, así fue pasando los instantes de una joven vida, eran días en los que Simplemente Nada Más Importa, por lo que dejarse llevar por los Campos Doradosera solo el comienzo de sensaciones en las que se podía sentir como si Estuvieras Muerto Visitando el Cielo.

Nuevamente gotas frías sobre esta vida, la Lluvia de Noviembre se adelantó unos meses, por más que deseas expresar todo aquello que sentías, no dejaban de ser Más Que Palabras, ese sentimiento no correspondido se fue convirtiendo en Claroscuro bajando la intensidad de la luz hasta llevarla a tiempos sombríos, sentir la llegada del Ragnarok, ese rayo que se desató para alumbrar el camino y empujar hacia una Soledad Desgarradora.

El sonido del tiempo puede ser silencioso, es necesario las notas de la música, esos cantares de ríos, ese correr del viento. Placentero cuando suena el cello llevando los días y las noches desencadenando melodías, en cada sol que nace hace del paisaje juego de contrastes Amarillos, el que ocurre incluso con solo mirar nuestra Luna.

A Longe O Mar se ve a la distancia que produce la saudade, espacios que se van creando durante el andar por este mundo en donde vuelan Montones de Abejas llevando el polen que recolectan, endulzando el desayuno que espera en la mesa el momento de estar juntos. Toma la oportunidad que se da y abraza el frío que se acerca mientras te alejas, el tiempo no se mide en días, son instantes que quedan en el eterno Orión.

Se van derramando sobre el universo composiciones que se van cromando de blancas y negras melodías para ir llenando los tarros de esos distantes espacios, con sonidos de un triste dolor, también de un alegre fervor; van tocando las armonías de nuestras vidas, ellas se están acumulando entre historias y relatos, registrando los recuerdos de mañana, tocando con cada campana las conexiones musicales contempladas desde Soonatas.


Acompañaremos estas líneas con el cover que realizó “Metallica” en el año 2008 del tema “Remember Tomorrow”, original de la banda británica de heavy metal “Iron Maiden”, escrito por Steve Harris y Paul Di’Anno, que forma parte de su primer álbum homónimo publicado en 1980.

La versión que hace la agrupación liderada por James Hetfield apareció en el álbum tributo a “Iron Maiden” “Maiden Heaven”; y posteriormente apareció en una edición especial del álbum Hardwired to self-destruct, publicado en el 2016. Un gran cover para un buen tema.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s