Siempre “Next to Me”: Amando Incondicionalmente

Estas aquí a pesar de mi inconsciente indiferencia, comprendes en silencio los ruidos lanzados en bloques de gritos. Sabes que el torbellino no lleva tu color, mucho menos tu aroma, ni siquiera tiene tu nombre como referencia; es solo una de esas tantas pesadillas de la que no sabes cómo despertar, el terror de una vida metida entre tablas de hormigón sin salidas sencillas, el monótono transcurrir de días encajonados en el sistema que no escogí, que estaba antes de tu llegada aquí.

Tu empatía hace que todo se vea más sencillo, pero al mismo tiempo esa tranquilidad que transmites me confunde, siento que no estás conmigo en la misma frecuencia, no puedes ver los bloques levantarse hasta que el sol ya no puedas mirar, parece que no sientes el piso moverse viendo todo caer a tu alrededor, es como si no estuvieras en el mismo mundo donde mi caja se desangra de verdes esclavizantes.

Cuando el oxígeno tiene la oportunidad de llegar a mi cabeza puedo ver con claridad tu constante firmeza, tu amor fortalecido por la luz de tu entendimiento; separas mi locura de la cordura que dura mientras besas los labios que ahora callan, ya no salen las palabras iracundas cargadas de frustración contagiosa; yo se que estas vacunada, corre en ti una cura que te permite no responder a mi paranoia rutinaria, a la vesania que se adueña del cuerpo que carga mi alma.

El gran amor tiene un ingrediente fundamental, la empatía. Con ella se puede abrir la puerta para sentir lo que al otro le afecta, de esa manera ayudar con el fin de salir de ese mal momento, juntos superar la sencilla o compleja dificultad.

La canción más reciente de la banda “Imagine Dragons” se trata de esto, “Next to Me” es más que un significado, es una receta para alcanzar la empatía, reconocer ese esfuerzo y responder pronto a la persona que te está acompañando en los momentos de dificultades, así sean pequeñas olas que son percibidas como una marejada que puede naufragar tu velero, o una tormenta que se lleva hasta el más profundo cimiento.

“Something about the way that you walked into my living room, casually and confident lookin’ at the mess I am but still you, still you want me. Stress lines and cigarettes, politics and déficits, late bills and overages, screamin’ and hollerin’, but still you, still you want me. (Hay algo en el modo que caminaste hacia mi sala, casualmente y con confianza mirando al desastre que soy pero así me sigues queriendo. Líneas de stress y cigarrillos, políticas y déficits, cuentas demoradas, gritando y chillando, pero así me sigues queriendo)”.

La maravillosa canción que comienza con esos golpes secos, parecen salir de unas cajas lejanas, pero es la batería de Daniel Platzman que hace los toques para que entren las suaves guitarras con un matiz folk que levanta la arena del desierto de su natal Estado de Nevada. Dan Raynolds va contando en cada línea lo mal que se siente, pero al mismo tiempo agradecido por contar con alguien tan paciente, con un inmenso amor comprensivo. Es una bella canción de amor de estos tiempos revueltos:

“There’s something about the way that you always see the pretty view. Overlook the blooded mess, always lookin’ effortless and still you, still you want me. I got no innocence, faith ain’t no privilege. I am a deck of cards, vice or a game of hearts and still you, still you want me. (Hay algo en el modo que tú ves siempre el lado bonito. Ignoras el desastre sangriento, siempre mirando sin esfuerzo y aun así me deseas. No tengo inocencia, la fe no es privilegio. Soy una baraja de cartas, vicio o juego de corazones y aun así me sigues deseando)”.

La emotiva pieza fue lanzada el 21 de febrero de 2018, es la primera canción de amor grabada por “Imagine Dragons”, al menos esto es lo que afirmó Dan Reynolds, quien llegó a decir en una entrevista para Zane Lowe que esto fue un cambio inesperado para la agrupación: – “Sí, normalmente no escribo canciones de amor. Empecé a escribirla cuando tenía 13 años y era una fuente de escape en la escuela, de la depresión, de la sensación de pérdida, de aquello que nunca fue un romance. Para mí, esta es una de las primeras veces que realmente he explorado bucear en mi mente para encontrar la musicalidad y la sonoridad del romance. Es algo con lo que todos pueden identificarse, es la sensación de que a veces fallará una relación y el verdadero valor de una ella es lo que sucede entonces” – (Tomado de https://www.idolator.com/7675259/imagine-dragons-new-single-next-to-me?firefox=1).

Un coro de ángeles baja del cielo para acompañar esta celestial pieza que necesitaba un toque divino, una pincelada góspel para colocar la bendición a cada palabra que sale del corazón de Dan Reynolds:

“So thank you for taking a chance on me, I know it isn’t easy, but I hope to be worth it. So thank you for taking a chance on me, I know it isn’t easy, but I hope to be worth it. Oh, I always let you down, you’re shattered on the ground, but still I find you there, next to me. And oh, stupid things I do, I’m far from good, it’s true; but still I find you next to me. (Entonces gracias por darme una chance, sé que no es fácil, pero espero que valga la pena. Entonces gracias por darme una chance, sé que no es fácil, pero espero que valga la pena. Oh, siempre te dejo abajo, estás destrozada en el suelo, pero te sigo encontrando ahí, al lado mío. Y oh, hago  cosas estúpidas, no soy nada bueno, es verdad; pero te sigo encontrando al lado mío)”.

“Next to Me” fue incluida en una reedición del álbum “Evolve”, el tercer álbum de estudio de “Imagine Dragons” que fue lanzado en junio de 2017. Ocho meses después de esta publicación  decidieron incluir esta canción, lo cual viene a convertirse en su cuarto single, pero que solo aparece en la nueva versión de “Evolve”, eso sí, como track número uno.

Amor con empatía, cierto grado de sacrificio, esperanza, así como mucha sinceridad es la que se describe en “Next to Me”. Y es que suena como si fuera escrita en plena adolescencia, donde uno llega ser un cristal claro si se trata de transmitir sentimientos, porque en tal y como ya se dijo,  parte de esta historia fue llevada al papel cuando su autor apenas tenía 13 años; diferente a como suena un hombre adulto cuando pide disculpas por los excesos en la vida que llegan a lastimar a tu ser amado, como lo contado por Billy Joel en su I Go to Extremes.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: