Una despedida llena de ira al final de un disco: “Dyers Eve”

Estoy a la vista de todos aquellos que esperan con paciencia el momento justo para volverse contra mí; me encuentro en el balcón sin cortinas esperando que llegue el primer impacto de la piedra lanzada con toda tu ira; soy juzgado por lo que no soy, por lo que no he dicho, por lo que no hare; es así como tu risa se contagia y el público eleva la burla hasta lo más alto, hasta sentir que me derrumbo ante lo deshumano.

Soy el punto blanco de la pared negra, me ven con tanta facilidad que me descargan las costumbres y las pesadillas lúgubres; tengo que abrir mis oídos para escuchar lo que no quiero aceptar, debo repetir lo que no creo, me hacen ver todo aquello que quema mis ojos, cegándome y no permitiendo que sea testigo de las bondades del Jardín del Edén.

Me empujas con las palabras, me hieres con la mirada, me desangras con el lápiz afilado que escribe mi sobrenombre en todos lados, me golpeas con la mano que ayer junto a la otra oraba bajo la cruz del Mesías; me humillas sin ponerme de rodillas, me aniquilas aun permitiendo que respire las cenizas del bosque incinerado por la ira de los pecados de mis antepasados.

Llevo sobre mi espalda el peso de la vida atada al concreto de la eternidad, me encorvo con cada puñal que haces llamar tu verdad,  haciendo que solo mire el piso por donde camino siguiendo el paso de los demás, así me lo impones, así me lo grabas sobre mi piel pálida que se esconde del sol, porque según tu plegaría su brillo es el mal; son las sombras el cobijo donde debo posar mi alma, porque siendo heredada de ti solo me queda velar los sueños del olvido.

Estas líneas que he dejado atrás son simples sensaciones que han sido derramadas del vaso llenado por el tema “Dyers Eve”, el fúrico track con que cierra Metallica su cuarto álbum de estudio “…And Justice For All”. Esta pieza arrastra la esencia que dejó la última canción del disco anterior “Master Of Puppets”, porque “Damage Inc.” arranca con serenidad, con esa maravillosa genialidad que Cliff Burton supo colocarle a cada una de las composiciones en las que participó, es un terciopelo que se vuelve áspero después que los cuatro integrantes aceleran sus instrumentos hasta la frontera de la locura, es thrash metal elevado a la “n” potencia. Esta misma fórmula es de alguna manera es empleada por James Hetfield para que este misil final haga imborrable el primer larga duración grabado sin la presencia del gran amigo que partió un par de años antes en una carretera helada de Suecia sin la oportunidad de decir adiós.

“Dyers Eve” arranca con mucha más furia, solo baja un poco en algunos instantes, pero en líneas generales es un desordenado sonio que sale con ira de las cuerdas de las guitarras de Helfield y Hammett, por momentos pareciera que fueran cellos que sacan de lo más profundo una melodía desgarradora, un aullido de un joven ahogado por la presión construida en el seno de su conservadora familia, es el adolescente que no lo dejan ser, el que golpea contra el doble bombo de Ulrich que afirma que el ya no niño se está volviendo un inerte de la sociedad:

“Dear Mother. Dear Father. What is this hell you have put me through. Believer. Deceiver. Day in day out live my life through you. Pushed onto me what’s wrong or right? Hidden from this thing that they call life. (Querida Madre. Querido Padre ¿Qué es este infierno en el que me han puesto? Creyente, impostor. Día adentro, día afuera, vivo mi vida a través de ti, presionado dentro de mi ¿Qué está bien o mal? Escondido de esta cosa a la que llaman vida)”.

James Hetfield deja salir en esta canción su “yo interno”, ese que posiblemente estuvo por mucho tiempo reprimido en el cuerpo de aquel joven introvertido que solo encontró en la música y en el alcohol la forma de poder sacar la ira acumulada desde sus primeros años de vida, marcados por un padre que los abandonó a temprana edad, y una madre con una fuerte creencia en la “Ciencia Cristiana”, aquella que la llevó a tomar la decisión de no acudir ante los médicos para tratar el cáncer que al final acabó con su vida; ese coctel tan complejo que lo tocó beber desde muy niño a James lo llenó de miedos que luego se plasmaron en letras que Metallica toca con pasión en cada uno de los escenarios donde se presentan.

Esta canción es catarsis a su máxima expresión, son los fluidos que salen al abrir la llave que por tanto tiempo mantuvo represada esas aguas turbias, algo que se puede sentir más allá de la letra, ya que musicalmente son choques de sonidos rápidos que se pueden confundir con los truenos que avisan que la tormenta está cerca, pero sin saber si la lluvia removerá la tierra dura y seca.

“Dear Mother. Dear Father. You’ve clipped my wings before I learned to fly, unspoiled, unspoken. I’ve out grown that fucking lullaby. Same thing I’ve always heard from you: Do as I say not as I do. Innocence, torn from me without your shelter. Barred reality, I’m living blindly (Querida Madre. Querido Padre. Cortaron mis alas antes de que aprendiera a volar, sin arruinar, sin decir. He superado esa canción de cuna de mierda. Lo mismo que siempre he escuchado de ti: Haz lo que digo, no lo que hago. Inocencia, arrancada de mí sin tu protección. Realidad abarrotada, estoy viviendo ciegamente”.

El adolescente parece que decidió colocar sobre la hoja de papel arrugada las últimas líneas de una vida asfixiada, aspira a dejar de respirar para ver si existe una verdadera vida, pero permitiéndose que salga una corta gota de esperanza, es posible revertir lo que hoy parece el fin si se cambiar a tiempo las cosas. Este es el final casi agonizante de un disco difícil de digerir cuando le das su primera probada.

Una respuesta para “Una despedida llena de ira al final de un disco: “Dyers Eve””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s