Lars Ulrich y su batería es más que “The Shortest Straw”

¿Qué podemos decir de Lars Ulrich? Lo primero es gracias, ya que por él Metallica es una realidad, ya que fue alrededor de su vida que se dan una serie de acontecimientos que hicieron posible que esta banda exista tal y como la conocemos. Realmente el joven Lars estaba siendo preparado para ser un gran tenista como lo fue su padre, pero fue su mismo progenitor el que también le abrió otra puerta que terminó siendo más importante en su vida: la música.

Resulta que Torben Ulrich, el padre de Lars, fue también un clarinetista que tocó para una banda de jazz en Copenhague, además de manejar un bar musical en la capital de Dinamarca. Es así como la música entró por las venas de Lars, que por más que mostró grandes dotes para el tenis, tenía más interés  por la batería, el instrumento que más le cautivó en aquellos conciertos que asistió como aquel donde pudo ver en vivo a Deep Purple cuando apenas tenía 10 años.

Después de recibir de su abuela una batería de regalo, el adolescente Lars se dedicó aprender a tocar el complejo instrumento para abrir el camino a su gran sueño, ser parte de una banda de rock.

Dentro de esos acontecimientos que hacen posible el nacimiento de Metallica se encuentra el que Lars y su familia se mudaron a Newport Beach, en California, Estados Unidos; allí el joven danés hizo todo lo que estaba a su alcance para armar una buena banda de metal que pudiera grabar una canción para un disco recopilatorio de agrupaciones underground, un proyecto ideado por su amigo Brian Slagel, que por cierto, fue a este joven amante del rock al que se le ocurrió el nombre que Lars prácticamente tomó sin permiso para colocarlo a su banda: Metallica.

Lars Ulrich colocó un aviso clasificado buscando músicos de heavy metal para tocar juntos en una banda, a este llamado acudió James Hetfield, a partir de este punto comienza esta historia que ya tiene más de cuarenta años logrando lo que muy pocas bandas han podido alcanzar.

Al Lars Ulrich baterista le ha caído muchos tobos de agua fría, son varias las críticas que existen sobre su estilo, la forma de tocar el instrumento, incluso sus dificultades para mostrar en escena lo que deja plasmado en los discos. ¿Eres tu uno de los que apunta a otra persona? ¿Eres de los que persigues hasta acorralar al otro? ¿Eres de los que difamas? ¿Eres de los que criticas sin fundamentos?

Lars ha logrado demostrar su capacidad, cuando escuchamos la batería en temas como “One” disfrutamos de un desplazamiento maravilloso que nació de las manos y pies de este joven nacido en Dinamarca.

¿Dudan del talento de Lars Ulrich? Creo que el mismo lo hizo en algún momento y por eso sintió la necesidad de hacer un álbum donde su instrumento fuera mucho más protagónico, decidió eliminar todas las dudas, y lo hizo de gran manera  en el disco “…And Justice For All”. Tomemos por ejemplo “The Shortest Straw”, es una de las piezas menos tocadas en vivo de este disco, y quizás una de las razones tenga que ver por la complejidad con la que suena la batería.

El comienzo es atronador, la batería suena ruda, va golpeando primero con fuerza, para luego imprimir una velocidad importante, no la más rápida que haya realizado Ulrich, pero si en aquella que además le añade una complejidad en los cambios de tiempo que va arropando la pieza con un manto progresivo que hace que las composiciones de la banda sean tan especiales.

“The Shortest Straw” es otra de esas letras donde James Hetfield saca sus cuchillos afilados para mostrar a la sociedad las atrocidades que ocurren a su alrededor. Aquí particularmente hace mención a las persecuciones ideológicas en la época del macartismo.  El propio Lars Ulrich habló sobre esta canción y dijo: -“Trata sobre todo el rollo de las listas negras que tuvo lugar en los años cincuenta. Cuando cualquiera cuya opinión se saliera de lo ordinario se le calificaba como amenaza potencial a la sociedad. Había todas estas personas en Hollywood cuyas ideas no iban con lo que se consideraba normal, y los corrieron de la industria del entretenimiento a causa de sus creencias”.

Esta letra se pasea por páginas muy duras de la historia de los Estados Unidos, la persecución de personas por pensar distinto también fue una triste realidad en la tierra de los “mayores defensores de la libertad y la democracia”:

“The accusations fly. Discrimination, Why? Your inner self to die. Intruding. Doubt sunk itself in you. It’s teeth and talons through. Your living catch 22. Deluding. (Las acusaciones vuelan. Discriminación, ¿Por qué? Tu ser interior morirá. Entrometiéndote. La duda se hundió a sí misma en ti. Sus dientes y garras terminadas. Tú captura de vida 22. Engañando)”.

Posiblemente muchos se preguntan ¿A qué se refiere Hetfield con “Tú captura de vida 22”? Parece ser una referencia a las 22 personas que aun votaron en el Senado a favor de McCarthy, el responsable de la terrible lista negra, justo en el momento en que otros 67 Senadores decidieron votar para expulsarlo y así acabar con la terrible persecución.

No seamos los que inducimos a “The Shortest Straw”, debemos saber respetar hasta aquello que no gusta, así que si eres de los que no te agrada mucho el estilo de Lars Ulrich tienes dos opciones: No lo escuches o déjate llevar por aquellos momentos donde sus destellos quedaron registrados en discos que son considerados ejemplares históricos dentro del heavy metal.

3 respuestas para “Lars Ulrich y su batería es más que “The Shortest Straw””

  1. And Justice for All es todavía un disco de los que me gustan de Metallica, fue precisamente en la gira de este disco cuando los vi en directo por primera vez (junto a Iron Maiden, Helloween y Anthrax, ¡¡casi nada!!), pero ya los vi con la pena de no poder disfrutar del talento de Cliff: no puedo negarlo, siempre fue mi favorito. Sin quitarle mérito a ninguno dentro de la banda, yo también soy de los que creo que quizá el menos dotado musicalmente sea Lars, lo cual no quita para que sea un gran batería y que su tesón y visión hayan de Metallica la gran banda que fue y que es.
    Saludos!!

    Me gusta

    1. Que bien !!! Tuviste la gran oportunidad de ver a Metallica en su gira del …And Justice For All, y además acompañado de las demás bandas que mencionas, que gran momento. Si, Lars puede ser el menos dotado musicalmente, pero como dices, si no hubiese sido por él quizas hoy no tendríamos a Metallica. Saludos !!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s