Hetfield también se pregunta: ¿Por quién doblan las campanas?

¿Por quién doblan las campanas? Una pregunta muy interesante que fue respondida en el siglo XVII por el clérigo metafísico y poeta inglés John Donne cuando escribió en su obra “Devotions Upon Emergent Occasions” la frase “La muerte de cualquier hombre me disminuye porque estoy ligado a la humanidad, por eso nunca preguntes por quién doblan las campanas: doblan por ti”.

Del trabajo de John Donne surge el título de una famosa novela del periodista y escritor estadounidense Ernest Hemingway publicada en el año de 1940, “For Whom The Bell Tolls” narra una historia basada en las vivencias que tuvo quien fuera corresponsal cubriendo la cruenta Guerra Civil Española.

La obra ha logrado trascender a través de los años por su capacidad de trasmitir los horrores de la guerra que vivió el pueblo español en la segunda mitad de la década de los treinta; además de describir y narrar en ella varios pasajes que ocurrieron en realidad, el periodista norteamericano fue participe de varias de las acciones en el campo de batalla, él vivió en carne propia varios de esos acontecimientos ahí escritos, siendo un ejemplo para su país de que el deber está por encima de los intereses personales.

Así como el novelista nacido en Oak Park se inspiró en John Donne, una banda de heavy metal que apenas estaba dando sus primeros pasos decidió escribir en el año de 1984 una canción inspirada en la obra de Ernest Hemingway,  “For Whom The Bell Tolls” fue el nombre que le dieron al tercer track de“Ride the Lightning”, el segundo álbum de estudio de los aun poco conocidos Metallica, en la misma van contando una historia que su autor, James Hetfield, interpreto al leer varios de los pasajes de la mencionada obra:

“Make his fight on the hill in the early day. Constant chill deep inside. Shouting gun, on they run through the endless grey. On the fight, for they are right, yes, by who’s to say? For a hill men would kill, why? They do not know. Stiffened wounds test there their pride. Men of five, still alive through the raging glow. Gone insane from the pain that they surely know. (Llevó a cabo su lucha sobre la colina un día temprano. Un frío intenso por dentro. El grito de un arma de fuego, en su carrera cruzando el gris infinito. En la lucha, para ellos está bien, sí, pero, ¿Quién lo diría? Matar a los hombres de la colina, ¿Por qué? No lo saben. Profundas heridas demuestran allí su orgullo. Cinco hombres, aún vivos tras la furia del resplandor. Enloquecidos por el dolor que con seguridad ya conocen)”.

La pieza tuvo dos etapas compositivas, la primera la hizo el bajista Cliff Burton mucho antes de ser miembro de Metallica, se trata de la introducción que fue grabada usando 3 pistas de su bajo, dos de ellas distorsionadas, una de las principales característica del músico para buscaba que su instrumento sonara como una guitarra. La segunda parte viene a partir de la inspiración que trajo James Hetfield  trayendo dos gigantes a esta canción, por un lado la ya destacada  historia escrita por Hemingway; y por el otro lado, tiempos y sonidos acústicos inspirados en el músico y director de orquesta italiano Ennio Morricone.

“For Whom The Bell Tolls” se convierte así en la primera joya profunda de la banda de thrash metal Metallica, los cuatro jóvenes rebeldes deciden crear y tocar algo que va más allá de rápidas guitarras, gritos y letras basadas en drogas, batallas apocalípticas o descargas de ira. Hetfield se inspira por vez primera en una obra literaria que cuenta con un amplio reconocimiento, extraer de ella una lírica que cuenta lo duro de la guerra y sus terribles consecuencias para los hombres que están en ellas; además de construir una armonía casi perfecta como si fuera colocada en un pentagrama por un gran compositor gótico, su base inspiradora viene de la música creada por el reconocido Morricone, autor de varias piezas escritas para famosos films como “Por un puñado de dólares”; “El bueno, el feo y el malo”; “Days of Heaven”; “La Misión” y “Cinema Paradiso”.

Cada vez que escuchemos ese poderoso bajo acompañado del sonar de esa campana recordaremos inmediatamente al genial Cliff Burton, también nos adentraremos por una de las magníficas historias escritas por James Hetfield, dejándonos llevar por esos compases magistrales en las que se van compaginando la batería de Lars Ulrich y la guitarra de Kirk Hammett, es así como somos parte de los terribles sucesos ocurridos en la Sierra de Guadarrame en Madrid:

“Stranger now, are his eyes, to this mystery. He hears the silence so loud. Crack of dawn, all is gone except the will to be. Now they see what will be, blinded eyes to see. For whom the bell tolls, time marches on. For whom the bell tolls. (Extraños, ahora, son sus ojos para el misterio. Escucha el silencio tan alto. El chasquido del alba, todo se ha ido excepto la voluntad de vivir. Ahora ven lo que pudo ser, ojos cegados que miran. Por quién doblan las campanas, el tiempo pasa. Por quién doblan las campanas)”.

Una respuesta para “Hetfield también se pregunta: ¿Por quién doblan las campanas?”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s