“One”: La fama y la gloria de Metallica

Todo puede cambiar en un instante, una situación inesperada es capaz de romper con todo aquello que sientes seguro, ese paso que estas por dar de más puede marcar la diferencia entre el aquí y el ahora, en el momento en que toque tu pie el suelo te enfrentaras a un mañana incierto. Es así de sencillo, un solo segundo, un solo movimiento adicional, una única decisión, solo uno, eres tú sin más nada alrededor.

James Hetfield sabe sacar provecho a cada una de los libros y films que captan su atención, conecta sus emociones con lo que encuentra en las páginas escritas por grandes autores o en  la gran pantalla del cine; así ocurrió con la canción que marca definitivamente el rumbo de Metallica, la que hace sacarlos del profundo mundo de lo underground para empezar a recorrer las amplias autopistas de la industria musical, hablamos de la cuarta canción y tercer single del álbum “…And Justice For All”: “One”.

¿Quién no conoce ese riff que te lleva inevitablemente a entrar en un proceso de duelo? ¿Cómo no quedar atrapado con los sucios efectos de helicópteros y explosiones que anteceden una canción que te empuja a luchar en al campo de batalla? “One” es una joya magistral que tiene todos los elementos que la hace excepcional, y por algo marca una línea muy gruesa que comienza a separar de manera muy afincada dos etapas de Metallica.

Ese riff que comienza con un  tempo de 4/4 para ir cambiando a 3/4 y a 2/4 te arrastra a una dolorosa pesadilla, los acordes parece que fueron influenciados por la pieza “Buried Alive” de la banda británica Venom, sin embargo Hetfield, Hammett, Ulrich y Newsted logran superar cualquier composición que pudo dar las ideas melódicas para armar estar composición.

La letra viene inspirada por la obra de Dalton Trumbo “Johnny got his gun (Johnny tomó su fusil)”, que también fue llevada a la gran pantalla para mostrar la dolorosa historia de un soldado estadounidense que fue a luchar en la Primera Guerra Mundial, que al ser víctima de una explosión hizo que perdiera las extremidades además de los sentidos de la vista, oídos, olfato y gusto; quedando solo el torso de un ser humano que no puede ver, oír, hablar, caminar, agarrar, abrazar; es solo el con su mente, alguien que con el pasar de los días será víctima de sus recuerdos y pesadillas, mientras se encuentra acostado en la fría cama de un hospital.

La voz líder de Metallica supo sacar lo mejor de esta historia, la internalizó y armó una letra que ya es todo un himno del heavy metal: “I cant remember anything, can’t tell if this is true or dream, deep down inside I feel to scream, this terrible silence stops me. Now that the war is through with me, I’m waking up I can not see that there is not much left of me, nothing is real but pain now. (No puedo recordar nada, no puedo decir si esto es verdad o un sueño, en lo más profundo de mí ser quiero gritar, este terrible silencio me detiene. Ahora que la guerra acabó conmigo me despierto y no puedo ver que no queda mucho de mí, ahora nada es real, solo el dolor)”.

“One” desarrolla la historia de este soldado en primera persona, va transmitiendo el horror que lo va consumiendo, haciendo pedir a gritos que le quiten la vida: “Now the world is gone, I’m just one. Oh god,help me hold my breath as I wish for death. Oh please God help me. Darkness imprisoning me, all that I see, absolute horror, I cannot live, I cannot die, trapped in myself, body my holding cell. (Ahora el mundo se ha ido, soy solo uno. Oh dios, ayúdame a contener la respiración, como deseo por la muerte. Oh por favor, Dios ayúdame. La oscuridad me aprisiona, todo lo que veo, horror absoluto, no puedo vivir, no puedo morir, atrapado en mí mismo, el cuerpo mi propia celda)”.

Para Metallica “One” fue el paso que los llevó a alejarse de la rebeldía adolescente, aun sin intenciones de complacer a las masas, era música para ellos y sus más fieles seguidores; pero este sencillo, el tercero que lanzaron de su cuarto álbum de estudio, lo hicieron entrar por los grandes canales de las autopista de la industria musical, ingresaron por primera vez en el Top 40 de la cartelera estadounidense; grabaron su primer video para aparecer en la cadena MTV, esa joya audiovisual que mezcla escenas de la banda tocando en un viejo depósito con las imágenes del film “Johnny got his gun”, lo que se convirtió en un gran impacto para sus fanáticos, así como una red que atrapó a muchos que no sabían de la existencia de estos gigantes del Thrash Metal.

“El dolor físico no es nada si lo comparamos con el miedo; esa mierda se queda contigo para siempre”, así resume James Hetfield lo que llevó a escribir esta canción; combinó una historia tenebrosa con sus propios sentimientos, dibujó un escenario que permitió transmitir realmente esa sensación de temor, esa que es el verdadero enemigo, algo que el propio Carl Von Clausewitz ya mencionaba en su obra “De la Guerra”, parece que al final todo se conecta en “Uno y sus Miedos”.

Es verdad que Metallica volvía a traer en sus discos una pieza suave, en “Ride the Lightning” “Fade To Black” y en “Master of Puppets” “Welcome Home (Sanitarium)”, es así como “One” se presenta nuevamente como esa cuarta canción de sus álbumes que baja la velocidad para traer melodías más lentas y armoniosas; pero resulta que este track que forma parte del “… And Justice For All” tiene ingredientes adicionales, es una composición prácticamente orquestal,  arrancan con esa melancolía lúgubre, para después arremeter como si las guitarras y batería se trataran de metralletas y lanza granadas; esto es fácilmente demostrable con solo escucharla versión grabada con la Orquesta Sinfónica de San Francisco.

Kirk Hammett trae en “One” de sus mejores solos de guitarras, no en vano para muchos es considerado como uno de los diez más influyentes de todos los tiempos; y sin duda debe ser uno de los favoritos del guitarrista ya lo toca con mucha intensidad en los conciertos, se ve que disfruta interpretar cada una de estas notas.

En un segundo, en un paso, en “Una” canción cambio todo, ahora entras en las carteleras musicales, haces un vídeo para aparecer en MTV, vendes millones de copias del disco, ganas tu primer premio Grammy, todo fue posible en el momento en que “One” entró en escena, esta canción abrió las puertas de Metallica a otras ligas que aún no conocían, se montaron en escenarios más grandes para tocar ante un público más numeroso y heterogéneo, el Thrash Metal ya no será más nunca un culto para una logia, se posiciona para siempre como un estilo que el mundo reconoce y que asocia con la banda encabezada por la voz de James Hetfield, es así como esta obra musical lúgubre termina entregándoles las llaves de la fama y la gloria, esa que el joven soldado Johnny no pudo encontrar.

Anuncios

8 Replies to ““One”: La fama y la gloria de Metallica”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s