“Sounds Like A Melody”: Una canción que nació bajo presión

“Alphaville” lo había logrado con “Big In Japan” se hicieron escuchar en toda Europa Occidental, Sudáfrica, Estados Unidos y Latinoamérica, la agrupación alemana de synth pop ya estaban en lo más alto y necesitaban mantenerse en ese lugar, por lo que fueron presionados por su disquera para grabar otro single que pudiera garantizar el mismo éxito.

Los miembros de “Alphaville” tenían claro que “Forever Young” debía ser su sencillo promocional, pero la presión de Warner Music fue muy fuerte, ellos estaban convencidos de que debían lanzar otra canción antes de la pieza que lleva el mismo nombre del álbum, ese que salió oficialmente en octubre de 1984.

Es así como la agrupación escribió contra su voluntad “Sounds Like A Melody”, su creación y grabación no se llevó más de dos días, fue el nacimiento de una canción no muy querida por los integrantes de “Alphaville”, incluso el vocalista Marian Gold declaró: “todo el asunto se sintió como un insulto a nuestros ingenuos instintos hippies. Escribir música exclusivamente para el éxito comercial parecía una venta de nuestras creencias virtuales. Por otro lado me pregunto, ¿Esto nos abrió maravillosas oportunidades para tocar en el nuevo y valiente mundo de la música pop?”.

Sin embargo, siendo una canción creada de manera forzada cuenta con una maravillosa letra, un sonido contagiante que te captura y no quieres dejar de escuchar.

“It’s a trick of my mind, two faces bathing in the screen light. She’s so soft and warm in my arms, I tune it into the scene. My hands are resting on her shoulders, till when we’re dancing away for a while. Oh, we’re moving, we’re falling, we step into the fire, by the hour of the wolf in a midnight dream. There’s no reason to hurry, just start that brand new story. (Es un juego en mi mente, dos rostros mirándose en luz de pantalla. Ella es tan tierna y cálida en mis brazos, yo armonizo en la escena. Mis manos descansan en sus hombros, hasta que nosotros bailamos por un rato. Oh, nosotros nos movemos, caemos, damos un paso en el fuego, hasta la hora del lobo en un sueño de medianoche. No hay razón para apresurarse, solo comienza esa nueva historia)”.

La letra parece contar una historia de dos enamorados que fueron al cine, y mientras va viendo el film en compañía de ella se va imaginando su propia historia, se ve en aquella pantalla bailando con su mujer amada.

“It’s the definite show, our shadows resting in the moon light, It’s so clear and bright in your eyes. It’s the touch of your sighs, my lips are resting on your shoulder. When we’re moving so soft and slow, we need the extasy, the jealousy, the comedy of love; like the Cary Grants and Kellys once before. Give me more tragedy, more harmony and fantasy, my dear [not love]. (Es una exhibición precisa, nuestras sombras descansan en la luz de la luna, es tan claro y brillante en tus ojos. Es la caricia de tus suspiros, mis labios descansan en tus hombros. Cuando nos movemos tan tiernos y lentos, necesitamos el éxtasis, los celos, la comedia de amor; como los Cary Grants y Kellys una vez antes. Dame más tragedia, más harmonía y fantasía, mi cariño [no amor])”.

Recuerdo la primera vez que escuche esta canción, fue un impacto que llegó a cada uno de mis sentidos, tanto fue lo que me agradó el sonido que sale de los sintetizadores que busque de inmediato un cassette TDK lo dejé preparado para que apenas sonará de nuevo este sencillo en alguna de las emisoras de radio apretaría el botón de REC para dejarla registrada en esa cinta que ya había sido regrabada en varias oportunidades. “Sounds Like A Melody” es una pieza creada como si fuera ser tocada por una orquesta sinfónica, para que las cuerdas de los violines y cellos se deleiten con esta melodía nacida en la entonces Alemania Occidental.

Cuesta pensar que esta sencilla pero contagiosa pieza musical haya nacido bajo condiciones adversas, escrita en dos días, con la presión de unos productores que creyeron necesario contar con otro sencillo comercial exitoso; el resultado fue bueno, sin desperdicio, todo un sonido pop que llegó a lo más alto de Italia y Suecia; llegando a entrar en el five ten de países como Alemania, Sudáfrica, Austria, Noruega, Suiza y España.

Con la frase más contundente de esta canción cerramos este paseo por  “Sounds Like A Melody”, uno de los tres sencillos que “Alphaville” logró que sonará en gran parte del mundo, siendo este el menos querido por la agrupación hasta el punto que tardaron diez años para tocarla en vivo:  “The ringing of your laughter it sounds like a melody. To once forbidden places we’ll go for a while. (El ruido de tu risa suena como una melodía. Para los lugares una vez prohibidos vamos a ir por un tiempo)”.

(*) Ilustración de Edgar.

One Reply to ““Sounds Like A Melody”: Una canción que nació bajo presión”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s