Cierra entonces tus ojitos … “Where The Wild Things Are”

Duerme bajo la luz de la luna, déjate llevar por los sueños, se parte de la historia ilógica, muévete rápidamente en la escena de cámara lenta, recorre los pasillos que son familiares, aunque nunca estuviste en ellos, aléjate de lo que dejas  afuera, es el momento de olvidar la materia.

Suaves melodías salen de esa guitarra, te arrullan mientras la brisa roza tu piel abrasada,  escuchas una marcha de armas, desde hace rato tus ojos se cerraron, ahora te ves corriendo por una calle que no da a ningún lugar, tropiezas con la piedra que te hace caer, pero todo está por cambiar.

Suena las suaves notas en tu cabeza, mientras te persiguen corres sin saber a dónde, la piedra en el camino hace que tu cuerpo se caiga, antes de tocar el suelo comienzas a volar, te alejas rápidamente, desde arriba todo se ve mejor, no sabes como pero eres ave en cuerpo de humano.

Durante el recorrido puedes tomar un respiro, no hay preocupaciones, desde arriba lo ves todo, puedes llegar a donde quieras, sentir que eres aire, la ciudad se aleja, el bosque está bajo tus ojos, adelante está la caída de agua que deseas tocar, donde nace el manantial que la sed quitará.

Sumergido en el momento decides bajar, estar en tierra, tocar la fría agua, beber de la fresca cristalina, ahí estas solo tú ante la inmensidad, eres tú ante un escenario puro, tienes ante ti el sonido que arrulla, puedes ver la pureza desde la sencillez, sin exagerar llegas a la excelencia.

Susurros se escuchan desde los árboles, burbujas van subiendo desde lo más profundo del pozo formado por el manantial, un frío viene del este o el oeste, no importa de dónde llegue, la luna menguante se ve en pleno día, el sol es tímido en su brillo, desde lo lejos un ciervo observa.

Duro golpe se da el ave que de ese roble vuela, choca con la piedra que se levantó, desde la tierra húmeda ves con escalofrío como caen algunos pinos, la tranquilidad es sacudida, deseas nuevamente volar, das un salto y caes en el mismo lugar, otro salto sin sentido, eres parte del ruido.

Surge del pozo una rareza hermosa; es la cabeza, torso y brazos de una mujer que tiene seis  largos tentáculos; sus ojos son un par de zafiros que atrapan tu atención, su mirada aún sigue perdida, no sabe que estás ahí, por un momento dejas de ser preso del miedo.

Sucumbes ante la presencia, la mujer con tentáculos sale de las aguas, las aves vuelan en círculos, el cielo se hace de un extraño lila, las aguas de un espeso granate, los arboles levantan raíces, ella abre lentamente los labios, el sonido grave casi no se percibe, pero acelera el ritmo del corazón.

Dueña se vuelve de ti, sin tomarte con sus tentáculos te hizo paralizar, sus zafiros están encima de tus ojos, lentamente te va envolviendo con una de sus seis extremidades, sientes como se desliza por tu cuerpo, mientras canta como sirena, su voz te hipnotiza, te quema las palabras, silencio serás.

Sutilmente te va estrangulando las piernas,  la circulación se va haciendo difícil, quieres volver a volar, pero te sientes atraído por la hermosa bestia, la de los cabellos lacios cianitas, la que se hace más grande mientras su tono grave va soltando tus pensamientos, las ataduras son ideas impuestas.

Su rostro esta frente al tuyo, deseas ser la manzana que toque esos labios, ya eres todo de ella, su mirada es inanimada, no transmite lo que siente, o carece de emociones; eres de la hermosa bestia. Rayos violeta caen, llueve desde el suelo al cielo, la luna se moja hasta anegar.

Dulce golpe recibes en tu pecho, la mujer con tentáculos te suelta con fuerza, caes de espalda sobre la tierra que llora, sus labios cierran, las ideas regresan disueltas, ella vuelve de donde vino, el susurro ya no suena, la extrañas sin conciencia, regresa el miedo de tener que abrir los ojos.

Estas líneas vienen inspiradas por una canción de la banda Metallica, “Where The Wild Things Are”, perteneciente al siempre polémico álbum ReLoad.

Algo importante para cuando escuches este tema, en primer lugar, olvida de que se trata de Metallica; en segundo lugar, escucha primero la letra; en tercer lugar, déjate llevar por la batería; y al final, escucha la canción completa.

Esas maravillosas notas sacadas de la guitarra tienen toda una intención de arrullarte, de relajarte, es bueno que te dejes llevar con toda tranquilidad, porque está a punto de llegar una marcha de guerra, entrar a un terreno hostil, alguien quiere que dejemos todo en el campo de batalla.

Inicia como un blues, se vuelve hard rock, pero cuenta con un punzón de heavy metal que llega a la sangre. La letra es un viaje profundo, te empuja por un universo complejo y duro: “Toy horses start the charge, all clowns head for the rear. Slingshots fire to the air. Slip into the edge of death. Robots, chessmen standing guard, crossfire to the marionettes. (Caballos de juguete a la carga, todos los payasos van por la parte trasera. Tiradores disparan al aire. Resbálate hacia el borde de la muerte. Robots, piezas de ajedrez haciendo guardia, fuego cruzado hacia las marionetas)”.

Es una pieza subestimada, es realmente muy interesante, podría ser una gran canción de una banda de rock alternativa, pero como la escribió y grabó Metallica, la super poderosa agrupación de thrash metal, la hace borrable, incluso, para algunos absurdos, imperdonable.

Matías Recis y Daniel Gaguine en su libro “Metallica, Furia, Sonido y Velocidad”, mencionan que en esta canción la voz de James Hetfield “ofrece en sintonía con Oasis”, es decir, hablan de un cambio importante en la forma de interpretar por parte del líder de los creadores de Master Of Puppets, lo que ya en si es un reconocimiento a la alta capacidad que tiene James para darle distintas formas a su música, para mí, eso es valor agregado, y muy cotizado.

“Where The Wild Things Are” trata sobre las dificultades a los que se enfrentaran los niños en este difícil mundo: “So wake up sleepy one… It’s time to save your world. Steal dreams and give to you, shoplift a thought or two. All children touch the sun, burn fingers one by one, by one… Will this earth be good to you? Keep you clean or stain through…. Despiértate entonces dormilón, es hora de salvar tu mundo. Roba sueños y entrégatelos, hurta uno o dos pensamientos. Todos los niños tocan el sol, se queman los dedos uno por uno, por uno… ¿Será buena esta tierra para ti? Mantente limpio o mánchate por completo…)”.

James Hetfield sabe cómo darle forma a una historia, coloca todas las sensaciones de tal forma que tu mente comienza a sentir automáticamente cada una de ellas. La batería de Lars Ulrich juega al sonido de la guerra, como ya lo hizo en otras piezas como The Struggle Within, mientras que Kirk Hammett vuelve abusar de su wah wah, pero genera el ambiente que se necesita; y Jason Newsted  participó en la composición, pero su bajo no es realmente protagonista.

Un gran tema que parece escondido en un disco que muchos dejaron en el olvido, todo un grito para que el mundo cambie, sino para nosotros, que lo sea para nuestros hijos: “But does heaven know you’re here? And did they give you smiles or tears? No, no tears…  So wake up sleepy one… Off to war, off to war, off to war. So close your little eyes… (¿Pero sabe el cielo que estás aquí? ¿Te dieron sonrisas o lagrimas? No, lagrimas no… Despiértate entonces…Se van a la guerra, se van a la guerra, se van a la guerra. Cierra entonces tus ojitos…)”.

Anuncios

4 Replies to “Cierra entonces tus ojitos … “Where The Wild Things Are””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s