“Ghost River” de Nightwish: El bien y el mal luchan por las almas

El bien y el mal se vuelven a encontrar, la fuerzas opuestas luchan por dominar el terreno de las almas que buscan el camino de luz, el macizo elevado vigila que las aguas estén tranquilas para que se pueda encontrar la gruta, solo ahí está la respuesta sobre el futuro ¿Habrá vida mañana?

“It’s a long road down the river deep ‘n wild. Every twist and turn a wonder-dale. It’s a scary ride we’d give anything to take. Let yourself bleed. Leave a footprint on every island you see. (Es un largo camino hacia abajo en el río profundo y salvaje. En cada giro y vuelta un valle de maravillas. Es un viaje aterrador que daría cualquier cosa por tomarlo. Déjate desangrar. Deja una huella en todas las islas que veas)”. Así comienza la pieza “Ghost River” escrita por Tuomas Holopainen y grabado por la banda Nightwish en su séptimo álbum de estudio “Imaginaerum”.

Este álbum conceptual relata la historia de un anciano compositor que se encuentra cerca de su muerte; antes de pasar al más allá va recordando instantes que estuvieron presentes durante su vida, los momentos que quedan atrapados por el tiempo, esos que dejan para siempre un después. “Ghost River” es el tercer track, según Holopainen trata sobre la lucha del bien y el mal, más directamente, el enfrentamiento del diablo ante la Madre Gaia.

El representante de las tinieblas es interpretado por Marco Hietala, mientras que la Diosa Tierra pasa por la voz de la que fue la segunda vocalista de Nightwish, la sueca Anette Olzon. Ambos entregan lo máximo, una puesta magistral, donde la lucha se puede percibir con solo el olor producido por los sonidos, Olzon menciona lo que está en negritas, lo demás lo canta Hietala: “- Hey you! Child of rape, the riverbed awaits. -Snow white. -Pitch-black, your life such strif. – Heavenwar.-Deep down, I’ll show you such sights; believe it, we live as we dream / scream! (-¡Oye tú!, hijo de la violación, el lecho del río te espera. -Blanco como la nieve. – Oscura y negra, tu vida en una lucha. –En vía al cielo. – En el fondo, te voy a mostrar paisajes de interés, créelo ¡Vivimos como soñamos/ gritamos!)”.

Alguien que está ante su lecho de muerte se pone al frente de un gran dilema, ¿Ir al cielo o al infierno? Es así como ambas fuerzas luchan por aquella alma que se encuentra por salir del cuerpo que pronto dejará de respirar, los caminos son muy diferentes, totalmente opuestos, así lo deja saber Hietala cuando canta interpretando al Ángel de las Tinieblas: “He will go down he will drown drown, deeper down. The river wild will take your only child. The mills grind slow in a riverbed ghost town. If you want me, then do come across. (“El descenderá, él se ahogará, se ahogará en lo más profundo. El río salvaje va llevarse a tu único hijo. Los molinos muelen lentamente en el lecho de río del pueblo fantasma. Si me deseas, entonces ven a través de mí)”

La Madre Gaia se acerca al cuerpo que esta por espirar, y le susurra a su Alma: “What is it you dream of, child of mine? The magic ride, the mermaid cove? Never met a kinder heart than yours. Let it bleed. Leave a footprint on every island you see. (¿Qué es lo que sueñas hijo mío?
¿Un paseo mágico, la cueva de las sirenas? Nunca conocí un corazón más amable que el tuyo. Déjalo sangrar. Deja una huella en todas las islas que veas)”.

Vuelven a enfrentarse ambas fuerzas y se dicen: “- I am the painted faces, the toxic kiss. Sowing of doubt, troll beneath the bridge. – Come across. – Death by a thousand cuts. Believe it, we live as we dream / scream! (-Yo soy los rostros pintados, el beso tóxico. Siembro las dudas, soy el gnomo bajo el puente. – Ven, crúzalo.  – Muerte por miles de cortes. Créelo, ¡Vivimos como soñamos/ gritamos!)”.

Llegamos al momento cumbre, la música se hace más orquestal, el mal vuelve hablar y dice: “-I am the desert-scape, the sand inside your hourglass. I am the fear and abuse, the leper children. Every eye sewn shut. (-Yo soy la magnitud del desierto, la arena dentro de tu reloj de arena. Yo soy el miedo y el abuso, los niños leprosos. Cada ojo cosido)”. Las voces de la inocencia repiten el coro para hacer ascender el alma para que aparezca la Madre Gaia a través de la voz de Anette llena de luz: “Beautifully shy as you are, never lose your heart, and do come across. (Hermosamente tímido como eres, nunca pierdas tu corazón, y crúzalo)”.

Sin duda es una de las grandes canciones con que cuenta este maravilloso álbum, tiene una ambientación que te hace viajar por las turbias aguas donde se enfrentan las dos fuerzas opuestas, las voces de Hietala y Olzon se encargan de jugar con tu mente, no hay espacio para crear algo diferente a esta lucha entre el bien y el mal. Se destaca el mágico coro de niños que eleva, previo a un buen sonido de batería de Jukka Nevalainen que se combina con una guitarra corta poderosa de Emppu Vuorinen. Ahora solo déjense llevar donde la neblina y las tinieblas se miran sin tocarse.

Fotografía de Max Rive “To Heaven or Hell”. https://maxrivephotography.photoshelter.com/image/I0000B9rrrlSKZMM

 

Anuncios

One Reply to ““Ghost River” de Nightwish: El bien y el mal luchan por las almas”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s