La influencia de H.P. Lovecraft en Metallica: “The Thing That Should Not Be”

Vas en una espiral ascendente, la penumbra se adueña de tu día, las extremidades tiemblan sin moverse, corres sin salir del mismo sitio, te toman por sorpresa, se levanta la cortina pesada, detrás de ella tus pesadillas son un cuento de hadas.

Deja que la guitarra te guie, truena el cielo, tiembla la tierra, el mar se levanta, el viento empuja, el fuego se apaga. La batería marca los tiempos, la arena del reloj se acaba, la sombra te sigue sin una luz que refleje, tu corazón bombea, suena cada latido dejando grietas.

El despiadado se asoma, tú no quieres mirar para descartar, el frío se escucha caminar, la gota baja lentamente,  te ahogas con el miedo en tu garganta, no puedes gritar por más que lo desees, el silencio te abandona, te come la desesperanza, te traga las cabezas de Gorgona.

Tus pies tienen raíces, eres un árbol frondoso en el desierto, la arena te va tapando, el escorpión sube hasta tu brazo, la luna nueva no te deja ver la oscuridad, tus ojos abiertos siguen soñando, lagrimas solidas caen levantando polvo, te tienes frente a ti, ves las escamas frías sobre tu piel.

Posiblemente así te sientes cuando escuchas “The Thing That Should Not Be”, una canción que hubiese sido una gran obra en cualquier otro disco, pero en “Master Of Puppets” queda eclipsada por tantas composiciones maestras. Esa guitarra con la cual nos introduce a la terrorífica historia, es la llave que abre las puertas a una dimensión oscura, te hará viajar por una letra inspirada en el libro de Howard Phillips Lovecraft, “La Sombra sobre Innsmouth”.   Cliff Burton fueun gran lector de las novelas y cuentos de este autor estadounidense, él introdujo al resto de los miembros de Metallica a conocer sobre estos escritos.

Aquí se combina esa capacidad que tiene James Hetfield de adaptar historias a su guitarra, después va llevando al resto de los integrantes para crear una música que puede hacer aullar los lobos así no esté la luna llena. Lars Ulrich va azotando con cada golpe que le da a su batería, mientras Cliff Burton va cortando con su bajo, ese que va sonando como una sierra afilada; mientras que Kirk Hammett se lanza un solo que electrocuta tus huesos congelados.

“Crawling chaos, underground; cult has summoned, twisted sound. Out from ruins once possessed; fallen city, living death. (Caos que se arrastra, bajo tierra; el culto ha llamado, sonido retorcido. Fuera de las ruinas alguna vez poseída; ciudad caída, muerte viviente)”. La primera frase se refiere a uno de los cuentos de Lovecraft que  lleva ese título, “Crawling chaos”, el autor va contando todo los efectos que produce una sobredosis por heroína.

Hetfield tomó de estas historias elementos para referirse a los temores que pueden estar dentro de algunas almas, esos seres humanos que pasan fácilmente la línea de la locura, generando caos en su interior, y en su entorno.

No importa cuando y como la escuches, siempre te generará escalofrías, tiene ese ambiente espeluznante, busca levantarte de tu asiento, te quiere hacer el protagonista de una historia del más oscuro terror.

Los escritos de H.P. Lovecraft han inspirado a otras composiciones de Metallica, empezando por la instrumental The Call of Ktulu con la cual cierran el álbum “Ride the Lightning”; All Nightmare Long perteneciente al “Death Magnetic”; y “Dream No More” que aparece en Hardwired…to Self-Destruct.


Dibujo de Niking. Visitar la página https://niking.deviantart.com/art/The-Thing-That-Should-Not-Be-124875229

3 respuestas para “La influencia de H.P. Lovecraft en Metallica: “The Thing That Should Not Be””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s