Un mundo que gira bajo “Fuego en la Corriente”

Escribir sobre 1992 es rememorar un año en el cual Venezuela vivió todo tipo de golpes, desde los políticos, donde un grupo de militares decidieron irrumpir contra el gobierno de turno;  pasando por los económicos, una crisis muy aguda que se sentía a lo largo y ancho del territorio nacional; así como los deportivos, cuando con amor propio un grupo de hombres dieron vida a  a los “Héroes de Portland”; y en lo musical, el país se llenó de grandes acontecimientos como las presentaciones de Marillion; Iron Maiden y Guns N’ Roses; sin dejar de mencionar un álbum que dejó registrado, al menos en los personal, la realidad que estaba viviendo una parte de la juventud venezolana durante esos días, hablamos de “Fuego en la Corriente” de la banda “Radio Clip”.

Ya habían pasado dos años desde que los de Radio Clip lanzaron “Donde Sopla el Viento”, álbum que contiene temas con mucha descarga de emociones de una juventud que estaban viendo cómo el mundo se iba transformando, en el cual como dicen en la canción “Puerta de Acero” “no podrá volar más alto, no queda más tiempo… porque ella sueña en color aunque viva en blanco y negro”.

Fuego en la Corriente abre con una pieza que lleva por título “3 x 3”, en lo personal siempre he tenido mucha curiosidad sobre lo que motivo el nombre de esta canción, su letra cuenta sobre una mujer  que no responde a los sentimientos de un hombre; aquella chica que “brillaba, dejo de brillar; reía; y dejo de reír”. El riff se encarga de atraparte, en lo musical tiene una mezcla interesante, se sienten los destellos de la influencia progresiva de sus dos autores: Jaime Verdaguer y Félix Duque. A los 2’13’’ surge un sonido muy propio de los inicios de los 90’s, el rap juega con esa mezcla de ritmos que ha habían hecho bandas como Queen, Aerosmith, EMF y Guns N´Roses. Hoy pienso que el nombre de este tema puede ser un homenaje al EP de Genesis lanzando en 1982; o simplemente  se refiere a que es el tercer álbum de Radio Clip.

Voy a pasar al tercer tema del disco: “Cada Vez”. Es mucho más pesado que “3 x 3”, una composición de José Echezuría, hablamos del famosos “Pingüino” de la banda “Sentimiento Muerto”, quien vino a participar de este disco de Radio Clip como segundo guitarrista. Es una pieza maravillosa que contiene dos solos de guitarra que erizan la piel, es una composición de rock que contiene pinceladas del buen metal con un toque de contraste progresivo. Déjense llevar por el último solo esperando a Félix Duque decir: “ahora estoy cayendo bien fuerte, pero mañana me levantare…”; un grito de esperanza ante un presente oscuro, pero con una luz al final que llama al optimismo.

Las guitarras acústicas abren “No Entiendo (Estos Tiempos)”, José “Pingüino” Echezuría explaya sus ideas en una pieza que invita a reflexionar. Un solo de guitarra aparece antes de que Félix Duque comience a cantar, a contar una historia llena de inquietudes, preocupaciones sobre una etapa de la vida que se mezcla con un momento confuso lleno de fuertes cambios, esos 90’s tan movidos en Venezuela y el mundo.

El lado B del LP comienza con el “Gato y El Canario”, fue Arturo Torres, bajista de la banda, el encargado de darle vida a una letra que mezcla varias historias que terminan con un mismo final, la búsqueda de respuestas, conseguir la libertad, dejar atrás las ataduras. Hay unos buenos solos de guitarra, de teclados, así como un  interesante sonido que sale de la batería de Diego Pocovi. “No quiero salvación, ni ritos milenarios” es un grito que necesita respuestas alejadas de la religión y de la magia; es un llamado a la razón.

La instrumental “Mérida” de Carlos Guzmán y José Echezuría es un viaje maravilloso por las tierras donde se posaron las cincos águilas blancas; es un instante de tranquilidad donde te tomas el permiso para volar.

Arturo Torres y Félix Duque dieron vida a “Cenizas y Sal”, es una poesía acompañada por los maravillosos sonidos que salen de las guitarras, teclado, batería y bajo. El solo del instrumento de seis cuerdas es una oda, que llega cuando el aura de misticismo ya está presente. La letra es una metáfora que suena a canción de amor; pero es más bien el desahogo por no alcanzar ese “lugar donde guardas tantas cosas”, porque el tiempo se va y no deja oportunidades. Si se quieren dar un gusto musical escuchen esta joya sin dudar.

“Puedo Sangrar” de Jaime Verdaguer  parece hablar sobre el suicidio, posiblemente un viaje por el mundo de la heroína, o una serie de ideas confusas que te hacen pensar sobre ello: “Hoy viajare a ese oscuro lugar, este mal que corre en mi sangre no me detendrá. Esta vez no fallare, abriré mi piel y verán que puedo sangrar”.  

Arturo Torres dio vida a “Lejos de Casa” una letra que nos recuerda a “Fotos Viejas” de su anterior álbum. El inicio es totalmente acústico, los recuerdos del lugar que se quedaron atrás van apareciendo en la voz de Duque. Por momentos pienso que la canción se refiere a alguien que ya no está entre nosotros: “Quizás era algo diferente, difícil que había en su mente, jugaba con las luces en el cielo, guardaba un crucifijo en el pecho… Su único amigo un triste navío, no siempre  podía entender a la gente, quizás vea las calles en silencio, y al final pudo ver la mirada de Dios”.

“Fuego en la Corriente” es sin duda la composición más conocida de este álbum, el segundo track que le dio título a este, el tercer disco de “Radio Clip”. La intro es un efecto que parece un remolino que va arrastrando todo a su paso, se va prendiendo el ambiente para después bajar a unas guitarras acústicas que suenan celestiales. “Siempre igual, como el agua busca el mar, son como historias sin final. Esta vez no dudare en brindarte mi agonía. Fuego en la Corriente que todo llevara, arden las cenizas”. El solo de guitarra no busca ser protagonista pero se convierte en un sonido en primer plano justo al final para ir cerrando una composición magistral, una que parece tener un mensaje oculto, otra letra que esta muy al fondo de la original. Culmina con un sonido acústico que hace levantarse del asiento, nos recuerda por momentos a Héroes del Silencio, pero aquí hay una explosión de emociones causadas por tanta turbulencia; el mundo se cae ante nuestros ojos, los tiempos apolíticos están presentes evitando que lleguemos al inicio de un nuevo milenio; el fuego en la corriente se llevará todo, incluso las cenizas; ¿No existe posibilidad de renacer? Esta es la duda que deja la letra de Jaime Verdaguer.

Fue en aquel anfiteatro que está a la salida de la Estación del Metro “Altamira” donde “Radio Clip” presentó este álbum, ese domingo asistimos para confundirnos entre esa mayoría vestidos con franelas negras, sacudir la cabeza y dejarnos llevar por las altas notas de Félix Duque, abajo pasaba cada cinco minutos los vagones de uno de los mayores orgullos que teníamos los caraqueños en ese momento, ese lugar donde éramos más ciudadanos que en sus calles y avenidas;  mientras que al frente el majestuoso “Ávila” era protagonista de una jornada donde una de la mejores banda de rock venezolanas mostraba su talento sin cobrar absolutamente nada; era una Caracas distinta a la de estos días, de seguro así también lo recuerda una gran amiga que me acompañó a descargar energía.

Mientras tanto huracanes seguirán irrumpiendo desde el Atlántico, la temperatura va pasando por los extremos, la tierra se mueve con fuerza, las preocupaciones se acrecientan, pero las esperanzas seguirán latiendo con fuerza, continuamos “cayendo bien fuerte, para mañana levantarnos con más ganas…” las mismas con las que Radio Clip está tocando en el norte por estos días, más allá del Fuego en la Corriente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s