Témpano: 40 años de una banda, 30 de un exitoso disco

Hay discos que logran un impacto tan especial en tu vida que no hay forma que puedas dejar de quererlos, encontraras siempre más de una razón que justifique colocarlos sobre el plato o en el ipod para volver a escucharlos. Es precisamente uno de esos LP’s  del que quiero hablar hoy, desde que salió dejó marcas imborrables, huellas perfectas sobre la arena, su olor hacen que uno regrese en el tiempo en solo segundos, sabe al buen vino que suena mejor que la vez anterior, es imponente como el témpano de hielo que viaja por el océano.

Así se llama este álbum, una producción nacional perteneciente a un grupo que en el año de 1987 llegó a la cima con el disco que lleva su propio nombre. Témpano es una banda venezolana que se formó en Caracas en el año de 1977, sus inicios estuvieron marcados por el rock progresivo, su primer álbum Åtabal-Yémal  es considerado por muchos el mejor en su estilo grabado  por una agrupación sudamericana.

Después de varias formaciones, así como grabaciones, los jóvenes de Témpano lanzaron un disco más comercial, esta banda de rock formada en Venezuela contaba con una producción que traspaso la línea del pop para hacerlo mucho más digerible para la radio y así llegar a más personas. La mayoría conoció este  álbum por el tema “Lobo Hombre en París”, una muy buena versión de la pieza perteneciente a la banda española La Unión. En lo personal me gusta mucho más estos arreglos realizados por los músicos venezolanos, un poco más suave, buenas guitarras, y ese saxofón que engalana esta interpretación.  Este fue solo el comienzo de una serie de éxitos que fueron posicionando a la agrupación como una de las mejores del país gracias a este álbum.

“Dame Solo Un Minuto”, tema original de la agrupación italiana I Pooh, fue otro de los clásicos que se hicieron escuchar en la radio, en especial en la primera estación FM comercial de este país, Éxitos 107.3 FM (hoy la Mega). Era casi seguro que este tema sonaría en cualquier momento del día para poder dedicar esta canción a esa pequeña nena que le tenía robado el corazón al tímido preadolescente. Este cover no es muy diferente al original, podríamos decir que no hay mucho que le aporte Témpano a esta canción, pero la convirtieron en éxito nacional.

La banda estaba formada en ese entonces por Alexis Peña como voz líder, Francisco Morales en la guitarra, Gerardo Ubieda en la batería, Iker Gastaminza y José Ignacio Martín en los teclados, quienes además se le sumó como invitado especial el bajista Andy Pask. Estos jóvenes colocaron otro hit en las estaciones de radio “No, Esta Noche No”, la historia de una realidad que apenas se comenzaba a vivir en la urbe caraqueña, que con el pasar de los años se ha incrementado aún más, un tema que puede tener más valor hoy que en aquellos tiempos que no era tan común la violencia social.

Para muchos la mejor canción del disco es la versión del tema de Billy Joel, “El Hombre del Piano”, la tocan de una manera que suena propia, Témpano le puso ese toque muy personal, que la hace convertirse en una referencia obligada de los años ochenta, solo déjense llevar por la buena interpretación de Alexis Peña.

Pero en lo personal el tema que toco las fibras de quien escribe estas líneas fue aquella que lleva por nombre “Tardes en Tokio”, un recordatoria de aquello que ocurrió en Japón en la segunda Guerra Mundial, los lanzamientos de las bombas atómicas de Hiroshima y Nagasaki. Este fue un mensaje de aquello que ocurrió y que no deberá pasar jamás, tomando en consideración que para el momento en que se compuso la canción aun vivíamos bajo el manto de la Guerra Fría, y era normal pensar que un día una guerra atómica podría estallar.

José Ignacio Martín fue el responsable de colocar sobre las partituras a la ya mencionada “Tardes en Tokio”, así como la rápida “Drama”, la balada “Háblame”  y la muy rocosa “Témpano de Hielo”.  “Cada Vez” y “Paso por Amor”  son el resto de las canciones que se encuentran en este disco que marcó historia, aunque muchos así no lo compartan al no estar contentos con el cambio de estilo de un grupo que se caracterizó por tocar Rock Progresivo, y saltar al común Pop Rock de la década de los 80’s.

Si bien es cierto que los mayores reconocimientos de Témpano lo tienen como aquella banda que nació hace cuarenta  años, por allá en 1977, donde Pedro Castillo, Miguel Ángel Echevarreneta, Gerardo Ubieda y Leonardo Arias, hicieron el mejor rock progresivo de Latinoamérica; diez años después la banda que llevó el mismo nombre, con nuevos integrantes que se sumaron a Ubieda, le dieron al rock nacional uno de los discos más reconocidos por el público venezolano, aquel que logró que cinco de sus temas sonaran en las estaciones de radio, permitiéndonos cantar en nuestro hermoso idioma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s