“To Live Is To Die”: Cliff Burton y su viaje eterno por “Orion”

“Vivir es Morir” o To Live Is To Die como se llama realmente aquella canción instumental que aparece …And Justice For All y que es la última pieza donde se puede escuchar el aporte del que sin duda será por siempre uno de los mejores bajista de todos los tiempos: Cliff Burton.

Hablar de una banda como Metallica es mencionar obligatoriamente el papel que jugó Clifford Lee Burton en la creación del estilo propio de la agrupación, ya que el bajo golpeado y distorsionado le dio una personalidad única a varias de las piezas grabadas por los maestros del Thrash Metal.

Burton nació un 10 de febrero de 1962 en el Eden Hospital de San Francisco, ciudad esta donde creció y comenzó a tomar clases de piano desde los 6 años, para después incursionar en el instrumento del bajo.

Su carrera como bajista comenzó en 1980, cuando después terminó sus estudios decidió formar parte de la banda de nombre Trauma, una de las agrupaciones de mayor influencia de San Francisco por aquel entonces. Sin embargo, se tiene datos de que Burton ya había tocado anteriormente en grupos como Agents of Misfortune, A.D. 2 Millón y EZ Street.

Para 1982 la historia de Cliff Burton da un giro importante. James Hetfield y Lars Ulrich, creadores de la banda Metallica, tuvieron la oportunidad de verlo tocar con la banda Trauma en el Whiskey A Go Go. Después de observar tan impresionante presentación del bajista, deciden convencerlo para que se una a ellos y ser parte de la historia más grande del Heavy Metal, un decreto por parte de ellos que se ha demostrado con el tiempo.

Una de las condiciones para que Cliff Burton aceptará unirse a Metallica es que la banda se mudará a San Francisco; paso que los demás miembros dieron encantados de la vida dejando atrás la compleja ciudad de Los Ángeles. La Bay Area  se convirtió en el epicentro de las actividades de la agrupación metalera, y así Cliff llegó para sustituir a Ron McGovney, primer bajista de Metallica.

Comienzan aparecer las primeras piezas con la marca personal del Cliff, en el primer disco de Metallica, “Kill ‘Em All”, esta un tema que lleva por nombre (Anesthesia) – Pulling Teeth. Son cuatro minutos catorce segundos de un bajo poderoso, distorsionado, donde usa el pedal para hacerlo sonar como una guitarra. A los dos minutos y medio entra la batería de Ulrich hacerle compañía. Uno puede escuchar cómo Burton fue capaz de sacar las más sorprendentes melodías de su bajo, incluso, hay instantes que el ritmo coquetea con un swing de jazz; así de versátil era este músico de San Francisco.

En el libro “Guía Musical de Metallica”, escrito por Malcolm Dome & Mick Wall, se refieren a la participación de Burton en la banda: “Cuando Metallica encabezó el concierto en el Lyceum Ballroom, en Lodres, Malcom Dome tuvo la oportunidad de escuchar en unos audífonos lo que Burton tocaba en el escenario. Era irreal y no parecía encajar en el patrón de la canción que estaba tocando los otros. Tocaba en un universo paralelo, pero era uno que hacía que la banda sonará más amenazante y más accesible”.

En el segundo disco, “Ride The Lightning”, Burton participa en la composición de seis de los ocho temas (menos en Trapped Under Ice y Escape). Es en For Whom to The Bell Tolls” donde se siente el bajo con una fuerza impresionante, y por supuesto en la instrumental “The Call Of Ktulu”, considerada por muchos la joya instrumental de Metallica.

En el álbum “Master Of Puppets” , Cliff Burton le dio su toque personal al tema homónimo del disco, así como a Damage Inc.”, y por supuesto a su gran obra instrumental llamada Orion”. En esta pieza en particular se puede escuchar un bajo diferente, sin exageraciones, uno que no suena como tal, un tema que para Burton “Era el momento de maravilla que casi brilla, una zona espectral donde los pensamientos tomán forma y a las emociones se le permite encogerse y expandirse para exhalar el oído”. “Orion” es una composición progresiva, donde el bajista da una  clase magistral de música, nos monta en una nave para recorrer el universo y descubrir sus sonidos; realiza dos solos que parecen de guitarra, pero es el gran Cliff sacando lo mejor de su amado instrumento.

Lamentablemente esta fue la última participación de Cliff Burton en las grabaciones de Metallica, ya que en la gira que realizó la banda en 1986 por los países Escandinavos, un terrible accidente acabó con la vida de uno de los más grandes bajitas del heavy metal. El 27 de septiembre al terminar su concierto en Sonahallen, Estocolmo, Suecia; salieron en su camión con destino a Copenhague, Dinamarca; para realizar su próximo toque; pero en la localidad de Ljungby, aun en suelo sueco, el camión se salió de la carretera al resbalarse en el asfalto congelado, volcándose y dando varias vueltas hasta detenerse al final de una cuneta. Cliff quien dormía en una de las ocho camas, salió por una de las ventanas laterales mientras el camión daba vueltas hasta caer sobre el cuerpo de Burton.

Fue así como el gran bajista de Metallica, y uno de los mejores en la historia del rock desapareció físicamente a los 24 años, dejando una gran carrera por culminar. Para la banda fue un golpe duro, tanto que pensaron en dejar todo hasta ahí.

La desaparición de Cliff Burton fue solo física, su influencia sigue viva en Metallica, no solo cuando tocan las canciones en las que grabó o participó como compositor, sino que mucho de lo que hoy hacen los cuatro jinetes del rock sigue contando con buena parte de las enseñanzas que le dejó el  gran virtuoso del bajo.


Los invitó a leer también:

“Orión”: Abraza el frío que se acerca mientras te alejas.

Un corte abrupto a los 9’48”: “To Live Is To Die”.

10 Replies to ““To Live Is To Die”: Cliff Burton y su viaje eterno por “Orion””

  1. Sin duda uno de los mejores músicos del universo metalero. Par mí, los tres primeros discos de Metallica son insuperables, después de la muerte de Cliff nada volvió a ser los mismo: puede que con Cliff no hubieran logrado el éxito comercial, pero lo que está claro es que lo que lograron con esos tres discos ha quedado grabado con letras de oro en la historia del Metal y lo que hicieron después (por mucho que vendiera el Negro), no se le acerca ni de lejos…
    Orion es, para mí, la mejor canción de Metallica.
    Saludos!!

    Me gusta

    1. Hola Alex. Hablar de Cliff Burton es entrar en la profundidad que hizo posible la gran banda que es Metallica. Sus aportes en los tres primeros discos de la banda son contundentes, dejando una huella imborrable. Con su desaparición física se cerró un ciclo, e inició una nueva era para la agrupación. Gracias por escribir !!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s