No sé si seré el mismo de ayer: “The Outlaw Torn”

La calle está vacía, nadie se asoma a través de las ventanas, solo se escuchan mis pasos dados. No hay a donde ir, mucho menos alguien quien te espere, soy parte de una ciudad que olvida en sus callejones a los que dejaron de vivir al ritmo de una rutina.

Las luces están encendidas, pero siempre destaca el foco dañado, nadie se fija en el que alumbra, se quejan del que no ilumina; en estas calles de porquería solo se respira los desperdicios del día, quien debe recogerlos aun no llega, espera la hora para llevarse lo que para muchos son nuestra comida.

El gato grita como si lo estuvieran matando, no hay nadie más en la vía de asfalto, solo yo dando pasos en falso, el frío no es mi mejor aliado, el piso helado no es cama para pasar el rato, titilando espero por el viejo diario que me cubra con sus noticias del pasado; seguramente la rota banqueta está disponible durante estas horas.

Tiemblan mis labios, el rugido de un cuerpo que no ha comido, hoy no hubo suerte en la movida esquina, el que llegó con su armónica se llevó las pocas monedas de los que pasaron sin fijar la vista; quisiera solo un cálido minuto para sentirme vivo. Esta noche soy el mismo de ayer, desconozco si seré el mismo de mañana.

Se acerca el auto de quien seguro está acompañado, aquel que por conducir no debía estar embriagado, lo hace sin miedo. Yo, que necesito de ese trago para sentir que mi cuerpo no es una piedra de hielo, no tengo como conseguir un poco de ese veneno que alegra veloz y mata lento.

Aquel auto pasó, en el suelo solo estoy, un golpe más ¿Qué puede ser peor? Fijo mi vista en aquel foco dañado, no sé cómo lo hizo, se encendió para iluminar el oscuro camino, no hay dolor en mi cuerpo caído, seguramente es por el frío, el cual deje de sentirlo. De aquella necesidad de comer solo queda el vació, parece que definitivamente mañana el mismo no seré.

Estas líneas fueron inspiradas por el tema “The Outlaw Torn” (El Forajido Herido), perteneciente a la banda Metallica, letra escrita por James Hetfield para el álbum Load, publicado en el año 1996.

Esta canción cierra el polémico sexto álbum de estudio de la banda de thrash metal que más discos han vendido a la fecha de hoy. Es una pieza magistral y envolvente, soporta su ritmo en un blues que va tomando momentos de hard rock, cuando incluso roza el heavy metal en su esencia más primitiva. James crea un escenario propicio para contarnos la historia de un hombre que espera aferrado, con paciencia sabe que alguien llegará; pero ese a quien espera ya lo conoce, fue quien le dejó lo que ahora desea regresar.

El forajido herido, un hombre quien mientras más busca, más grande es su necesidad. En realidad parece que estamos frente a una experiencia espiritual; este individuo está a la espera de Dios: “Tú me haces romper el reloj y sentir… el tiempo nunca estuvo de mi lado… Escúchame, y si por miedo cierro mi mente, por favor ábrela con una palanca. Mírame, y si mi cara se vuelve sincera, ten cuidado. Abrázame, y cuando empiece a deshacerme, cóseme entero. Sálvame”.

Matías Recis y Daniel Gaguine en su libro “Metallica, Furia, Sonido y Velocidad”, llegan a decir que se trata de un  dialogo entre Jesucristo y Dios, siendo el primero el forajido herido que en la cruz espera la llegada de su Padre: “Mientras más bendigo, más sangro por ti”. Esta interpretación es totalmente posible, más cuando sabemos que el tema religioso está muy presente en las letras de James Hetfield, incluso en la canción “Until It Sleeps”, primer sencillo de este álbum Load, su video contiene distintos pasajes bíblicos, incluyendo la crucifixión de Cristo.

Musicalmente es una composición interesante, para sorpresa de muchos la canción cuenta con una importante participación de Jason Newsted, el bajo es el responsable de abrir los poros para que se pueda observar la sangre salir lentamente, se va mezclando con el sudor que el sufrimiento hace llorar sin razón. El canto de James Hetfield es oxígeno, es el pulmón encargado de purificar el organismo. Kirk Hammett trae un solo que no es lo más especial de la pieza, pero se encarga de iniciar el camino al punto más alto de este largo recorrido que dura nueve minutos, cuarenta y nueve segundos. Algunos piensan que una forzada forma de cerrar un álbum; para mí, un profundo viaje que comienza abrir lo que más adelante encontraremos en “ReLoad”.

Anuncios

4 Replies to “No sé si seré el mismo de ayer: “The Outlaw Torn””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s