De Nirvana a Kashmir

¿Ha cambiado tanto el mundo en los últimos 25 años? Creo que la respuesta no es nada difícil. La ciencia y la tecnología va a un ritmo acelerado, las transformaciones y sustituciones son cada vez más inmediatas, generando en muchas ocasiones inquietudes en la humanidad. Aquí les traemos un ejemplo de cosas que ocurrieron hace un cuarto de siglo que hoy parece difícil repetirse.

A principios del año de 1991 “Nirvana” era una banda consolidada en Seattle y toda su área de influencia en el noroeste de los Estados Unidos, pero posiblemente en el resto del planeta aun no los conocían. En Copenhague, capital de Dinamarca, tres jóvenes, Eistrup, Tunebjerg y Techau formaron una banda de “rock alternativo” a la cual llamaron también “Nirvana”.

Cuando la agrupación encabezada por Kurt Cobain lanzó “Nevermind” en septiembre de 1991, alcanzaron un gran éxito gracias a la canción y el vídeo de “Smells Like Teen Spirit”, logrando un impacto global por la gran difusión que le dio la radio y en especial la televisión. En solo semanas los chicos que tocaban en Seattle se hicieron famosos. Ahora los jóvenes nórdicos saben de la existencia de la “Nirvana” norteamericana obligándoles a cambiar el nombre de su banda; a partir de ese momento el título de una canción de Led Zeppelin los identificará para siempre: “Kashmir”.

Es difícil pensar que en estos tiempos, gracias al internet, sus buscadores y redes sociales, pueda ocurrir que dos bandas lleguen a tener el mismo nombre, con seguridad antes de bautizar a la agrupación harán la tarea de revisar por el ciberespacio para ver si existe alguna coincidencia evitando problemas en el futuro inmediato, sobre todo si buscan internacionalizarse, y porque no, la fama mundial.

La antigua Nirvana de Dinamarca llamada ahora “Kashmir”, es una banda interesante, muy experimental, cada disco tiene su propia marca, evitan repetir lo que hicieron anteriormente. Ha sido una gran aventura viajar por las melodías registradas de este cuarteto danés, por supuesto hay discos con los cuales me conecto rápidamente, y otros con los que tengo que nadar en ellos un poco más para comprender esas heladas aguas.

Hace veinte años lanzaron su segundo álbum de estudio llamado “Cruzential”, de ahí se destacan temas como “Bring Back Superman”, “Gloom” y con la que abren el disco, “Vote 4 Dick Taid”, una descarga de percusión que empieza con un swing de jazz, no tarda mucho para oir un toque folk, y después la propia percusión se encarga de transformarla en “Heavy Metal”, incluyendo un corto pero buen solo de guitarra. Esta es la pieza que hoy compartiré con ustedes para que también puedan navegar por las aguas melódicas de Kashmir, algo que se nos hace factible gracias a la tecnología, de no contar con el internet y este mundo interconectado quizás nunca los hubiésemos conocido, y posiblemente  en dos lugares del mundo hubiesen tocando al mismo tiempo dos bandas llamadas Nirvana.

Fotografía de Morten Bjarnhof.

Anuncios

4 Replies to “De Nirvana a Kashmir”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s