“Bleeding Me”: Una desgarradora forma de pedir ayuda

Con el pasar del tiempo esta canción va subiendo en el escalafón de mis preferencias musicales. La primera oportunidad en que la escuche no me logró atrapar, me había parecido larga y muy lenta. Fue quizás tres años después cuando hizo contacto conmigo, la tocaron en vivo en su esperada visita a Caracas, el 04 de mayo de 1999, en ese momento había logrado mover algo en mí. Hablamos de la “Bleeding Me” de Metallica.

Hace veinte años la poderosa banda de Thrash Metal lanzó un álbum que despertó tantas polémicas que las críticas hablaban de todo menos de sus grandes aportes. Load es el sexto álbum de estudio de Metallica, el cual presentó  tantos cambios que ese fue el tema central a la hora de describir y analizar esta producción.

De a poco iremos deshojando este disco y veremos en cada canción las maravillas que traen consigo, así como aquellos detalles que lo hacen único, en lo personal creo que es un gran álbum en el cual Metallica decidió romper esquemas, algo que los fanáticos del Thrash Metal no aceptaron, al menos no del todo.

“Bleeding Me” (Sangrándome) fue una de las canciones que menos me gustaron cuando oí Load días después de su lanzamiento. Pasó el tiempo y no terminaba de convencerme. La consideraba muy extensa, ocho minutos con dieciocho segundos que eran  eternos, la asumí como un relleno del disco. Pero como comentaba anteriormente, esta pieza fue incluida en el set list de aquel, su primer concierto en Caracas, allí comencé a comprender, a dar el valor que tiene este tema. A finales del año 1999 es lanzado el álbum “S&M” que recoge lo mejor de los dos conciertos que hizo Metallica con la Orquesta Sinfónica de San Francisco dirigida por el director Michael Kamen, en ella aparece   “Bleeding Me”, su sonido gigante hizo que el interés por esta pieza se hiciera contudente.

James Hetfield nos invita a entrar dentro de su ser, recorrer junto con el sus angustias, estaba en un punto de su vida en la cual no hallaba el camino a la escapatoria de sus pesadillas. Eran los tiempos donde la voz líder de Metallica se encontraba atrapado en el vicio de las bebidas alcohólicas, quería dejar ese mal compañero pero no ubicaba la forma de hacerlo: “I’m diggin my way. I’m diggin my way to somethin. Im diggin my way to somethin better. Im pushin to stay. Im pushin to stay with something. Im pushin to stay with something better. (Estoy excavando a mi manera. Estoy excavando algo a mi manera. Estoy excavando algo mejor a mi manera. Estoy presionando para quedarme. Estoy presionando para quedarme con algo. Estoy presionando para quedarme con algo mejor)”.

Hetfield confió en la ayuda profesional y las terapias permitieron que por un tiempo dejara la adicción por el alcohol, pero seguía buscando el sendero a la felicidad: “I’m sowing the sedes. I’m sowing the seeds I’ve taken. I’m sowing the seeds I take for granted. This thorn in my side, this thorn in my side is from the tree, this thorn in my side is from the tree I’ve planted. It tears me and I bleed, and I bleed. (Estoy sembrando las semillas. Estoy sembrando las semillas que he tomado. Estoy sembrando las semillas que doy por concedidas. Esta espina a mi lado, esta espina a mi lado es del árbol, esta espina a mi lado es del árbol que yo planté. Me rasga y yo sangro, y yo sangro)”.

La interpretación de James Hetfield en Bleeding Me es magistral, juega con su voz casi de manera perfecta, melancolía pura, se siente que realmente se va desangrando, que se va alejando de este mundo, llega ese olor a miedo que él tiene a nunca más regresar: “Caught under wheels roll. I take that leech, I’m bleeding me, can’t stop to save my soul. I take the leash thats leading me. Im bleeding me. I can’t take it. I can’t take it. I can’t take it, oh, the bleeding of me. (Atrapado bajo las ruedas que giran. Tomo esa correa, estoy sangrando, no puedo parar para salvar mi alma. Tomo la correa estoy sangrando. Estoy sangrando. No puedo tomarlo. No puedo tomarlo. No puedo tomarlo, oh, mi sangrado)”.

Mientras más escucho “Bleeding Me” va creciendo mi aprecio por ella, es una gran composición que fue incomprendida en su momento, es verdad que no es Thrash Metal, es más bien una combinación de Hard Rock con blues, incluso con gotas del más genuino heavy metal, que recoge una etapa en el que  Hetfield está frente a su espejo, viendo el ser que lo acompañaba en esos instantes, es su desahogo, su forma de pedir ayuda, es una puerta a su liberación, aquella vía que encontró para escapar de sus pesadillas, que lo alejó de un mundo terrorífico, y de ella nació esta gigante canción.

Una respuesta para ““Bleeding Me”: Una desgarradora forma de pedir ayuda”

  1. muy acertada la vision de Metallica en este disco. si algo caracteriza a Metallica es nunca conformarse. muchas bandas a traves de los años se han conformado y hoy no son mas que caricaturas que viven de sus recuerdos ( Kiss, Motley crue, etc, etc)

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s