Metallica lo hizó con “Hardwired…to Self-Destruct”

Metallica es más que una banda de rock, es un culto, una adicción, una forma de vida, un organismo de metal, sin límites temporales y espaciales. Tuvieron un comienzo irreverente, que con el pasar de los años se fue transformando en una estructura “considerada”, entendieron que hay terrenos que se deben pisar con cuidado para mantenerse con vida en el frente de batalla; la pasión fue dando paso a la razón, era la hora de colocar hielo en un vaso que arde ante los altos grados de alcohol. James Hetfield menciona en los conciertos la “Familia Metallica”, un nucleó formado por cuatro padres y millones de hijos, en esto se convirtió esta poderosa banda pionera del “Thrash Metal”, pasaron de ser la “ Milicia del Metal” a miembros unidos por una misma consanguineidad musical.

Estos padres nos hicieron esperar ocho largos años para escuchar nuevas historias de Metallica, un tiempo que pareció eterno, dejando muy atrás el lejano lanzamiento de “Death Magnetic”. Desde entonces la banda se dedico a girar, girar, y girar por todo el mundo llevando diferentes espectáculos. Mientras esto ocurrió, aparecieron grabaciones en vivo, un EP de cuatro canciones que quedaron por fuera de su última producción, varios covers, y una coproducción con Lou Reed llamada “Lulu”, que el tiempo se encargará de colocarlo en el lugar que merece. No podemos olvidar la película y el soundtrack “Through the Never”, remasterizaciones de varios de sus primeros discos, y libros con fotografías inéditas. Metallica no dejó de trabajar, estuvo siempre produciendo para el deleite de sus seguidores.

 “Hardwired to self-destruct” ya no es una leyenda urbana, es una realidad tangible, el disco tan esperado de Metallica estará en unas horas en las manos de todos sus seguidores, de los amantes del buen “Heavy Metal”, así como de los curiosos que necesitan saber qué tiene de nuevo esta banda que lleva tocando más de treinta y cinco años. Si bien es cierto es muy temprano para dar un análisis profundo de lo que trae esta nueva producción, la he digerido lo suficiente en este corto tiempo, para contarles mi experiencia en este encuentro cercano con el nuevo álbum.

“Harwired” fue el primer abre boca que colocó Metallica sobre la mesa, velocidad que rememora los orígenes de “Kill ‘Em All”, sientes que te montas en la legendaria “Motorbreath”, pieza corta que ametralla “Thrash Metal” durante tres minutos y algunos segundos. Los invito a que escuchen detalladamente el comienzo de la batería de Lars Ulrich, veras como se asoma de manera subyacente “Holier Than Thou”, aquella que Bob Rock pensó como el primer single de “The Black Album”, aquella pieza que él polémico productor le pidió a la banda que colocaran un poco de esa potencia que está presente en sus discos anteriores, en especial el primero.

El pasado 18 de agosto fue lanzado este torpedo, una explosión de poder, una vuelta a los orígenes, la presentación de su nuevo disco, su décima producción original en estudio. Su letra es un grito que cuenta el mal camino que hemos escogido como sociedad, directo a la autodestrucción. “Hardwired to self-destruct”, el título del álbum es mencionado dos veces al final del tema, aquí nace el concepto que le da vida a todo el disco, incluyendo el diseño de la caratula, imágenes de los cuatro integrantes montadas una sobre otra, rostros de los que se desprenden sus personalidades bañadas con una explosión de colores de ira, demonios desatados por la locura de estos tiempos.

El tercer single lanzado el pasado 31 de octubre es el segundo track del álbum, su título “Atlas, Rise!”. Metallica baja un poco la velocidad, tiene sabor a “Death Magnetic”, un juego de guitarras con etiqueta “Iron Maiden”. La combinación de James y Kirk tiene un papel fundamental en esta pieza, seguramente basados en el clásico “Hallowed Be Thy Name” ¿Será un homenaje a la banda de Steve Harris y compañía? Escúchenla, encontraran una posible coincidente similitud. Como dato curioso, en la edición especial que están lanzando de “Hardwired to self-destruct”, incluye un tercer CD, y en ella está el cover de “Remember Tomorrow” que hicieran para un disco tributo a Iron Maiden en el año 2008. Pasando a la letra, es una clara alegoría a “Atlas” el titán que fue condenado por “Zeus” a cargar los pilares que separan a la Tierra de los Cielos. Conectado con la primera canción tiene mucha relación, se refiere a los mártires que asumen la culpa de los demás, el peso del mundo, posiblemente para morir solo y en vano.

“Now That We’re Dead” (Ahora que estamos muertos) es una pieza que suena más a lo realizado para “The Black Album”, pero con un riff que por momentos te traslada a el legendario “Seek & Destroy”. El solo de Kirk Hammett es de “Of Wolf And Man”, con algunas variantes. Al minuto cinto sientes que la guitarra te lanzan a un sonido que me recuerda al álbum “Youthanasia” de Megadeth, de repente aparece un toque del tema “Cure” del álbum “Load”. Parece descabellado, pero así me suena. La propuesta hace que valga la pena escucharla varias veces.

La maravillosa “Moth Into Flame”, el segundo single del álbum, lanzado el 26 de septiembre en homenaje al gran “Cliff Burton”, día que cumplió 30 años de sus desaparición física. Tiene todos los ingredientes de las buenas canciones de “Metallica”, va subiendo la velocidad hasta llevarnos a ese punto de orgasmo cósmico. La novedad, el coro con toque pop que suaviza un tema que se hace contagioso. Sin duda es una letra de James Hetfield, te lleva a la compleja historia de aquellos que no saben manejar la fama, destruidos por ambiciones y adicciones: “Same rise and fall. Who cares at all? Seduced by fame. A moth into the flame”.

“Dream No More” (No sueñes más) es una pieza oscura que me hace recordar a “Devil’s Dance” de “Reload”, solo que esta es más pesada, sientes que se monta sobre tus hombros, son cuerdas de una guitarra salida de una vieja fábrica de acero. Te envuelve en una espesa niebla, el solo de Hammett se encarga de empujarte hasta el otro lado.

Llego la hora de la pieza suave del álbum, es diferente a las anteriores, quizás con un toque a “The Unforgiven III”. Lleva por título “Halo On Fire” (Halo en Llamas), realmente es cautivadora, la voz de James es distinta, por momentos sutil, vas realizando un viaje por una combinación de luz que termina deslizándose por guitarras que no dejan de sorprender. Es una canción distinta a lo realizado por Metallica hasta ahora.

Cerrado el disco uno, pasamos al segundo, que abre con “Confusion”. Por momentos parece que vamos a escuchar la toda poderosa versión que “Metallica” hace de “Am I Evil?”, pero con la llegada de la voz de James aparece el aroma de “Death Magnetic” con un riff muy característico de “…And Justice For All”. Así como ocurrió con “Now That We’re Dead”, aquí aparece nuevamente el juego de mezclar formulas usadas en distintos discos. Kirk Hammett se encarga de hacer un solo lleno de wah wah para dejar su marca. Después de ver el vídeo realizado para esta canción veo una conexión con la pieza “The Day That Never Comes”, se los recomiendo, buena propuesta visual.

“Manunkind” es la entrada de Robert Trujillo en un rol protagónico, su bajo va preparando el terreno bajo un sonido “Black Sabbath”, recuerda un poco algunas partes del cover que aparece en “Garage Inc.” “Mercyful Fate” . Estamos frente a una interesante propuesta donde la velocidad no importa, aquí la clave es la fuerza con la cual van profundizando en la medida en que van avanzando.

Señores y con ustedes “Leper Messiah”, perdón, se llama “Here Comes Revenge”. Su intro es un viaje a ese gran track del “Master Of Puppets” que rápidamente toma su propio camino, suena a grandes joyas “The Black Album”, que son “Heavy Metal” para todo público. “Metallica” va jugando con tus recuerdos, va activando los anclajes dejados por ellos mismos, busca conectarte con el pasado, para luego desconectarte y así sentir que estas en un nuevo tiempo.

“Am I Savage?” es un nombre muy familiar ¿Te suena? “Metallica” se mete en un ambiente “Load”, sin embargo retoma por momentos ese sonido “Black Sabbath” que encontramos anteriormente, es una puerta hacia un lado oscuro que en definitiva si tiene conexión lirica con “Am I Evil?”. En este punto sentimos la necesidad de que vuelvan a subir la velocidad.

“Murder One” empieza como la ya mencionada “Remember Tomorrow” pero luego suena a “Led Zeppelin” en su máxima expresión, te traslada a “Immigrant Song, pero aparecen unos giros que nos lleva a su anterior producción: “Death Magnetic”. Hay que escucharla varias veces para digerirla degustando todos los ingredientes. Pendientes con el solo de Kirk Hammett, tiene mucho de“To Live Is To Die”, y no debe ser casualidad, es una canción en homenaje a Lemmy, líder de la banda Motörhead, quien falleció a finales del año pasado, fue y seguira siendo uno de los grandes influyentes en la forma de tocar Metallica.

La máxima velocidad regresa justo para el final con “Spit Out The Bone”. El acelerador a fondo para que el poder de Metallica truene como en los viejos tiempos. “Fight Fire With Fire” viene a mi mente, pero no hay tiempo para recordar, despegas con tanta fuerza que solo te queda irte al universo con esta pieza, de las mejores del disco. Los “Four Horsemen” dan una lección de “Thrash” en estos tiempos, cuando quieren hacerlo es difícil superarlos. El bajo de Trujillo es de otro planeta, cien puntos para él. La batería de Lars sobresaliente.

En el tercer CD de la edición especial de “Hardwired to self-destruct” trae lo que pensábamos era una fija de su nuevo disco, la canción “Lords of Summers” tocada por vez primera en la ciudad de Bogotá el 16 de marzo de 2014, y lanzada días después en formato single. Para quien adquiera el ejemplar de lujo tendrá esta pieza que aceleró las pulsaciones a los seguidores de la banda hace 30 meses atrás.

Valió la pena la espera, es un disco para degustarlo en compañía de un buen whiskey en las rocas, sentirás como fluye toda la esencia “Metallica”, es una invitación a que te desconectes de todo lo anterior, pero no te preocupes, ellos se encargaran de activar los anclajes, para disfrutar en doce piezas sonidos que recordaran la historia de la banda.

6 respuestas para “Metallica lo hizó con “Hardwired…to Self-Destruct””

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s