El Revolver de The Beatles: El arma de su transformación

Diez años antes de que yo naciera se publicó un disco que lo describo como “cremosamente mágico”, porque tiene la textura de una merengada, espesa, refrescante para calmar el calor, que puede llegar a caer pesado de no tomarse en el momento adecuado, con un nombre explosivo para hacerlo provocativo, y que tiene algunos ingredientes secretos que le dan un toque multicolor más allá de su caratula en blanco y negro: “Revolver” de “The Beatles”.

Revolver es el séptimo álbum en estudio del famoso cuarteto de Liverpool, pero es el primero que muestra una transformación en la forma de componer su música, y las razones que llevaron a esto pueden estar relacionadas a muchos factores:

  • Para el momento en que “The Beatles” graba “Revolver” ya no era un grupo. Lennon y McCartney dejaron de componer juntos, mientras que Harrison estaba cargado de ciertos resentimientos, dando como resultado el fin de los conciertos pagados.
  • Los integrantes de la banda comenzaron con la experimentación de drogas como el LSD, iniciando así la etapa psicodélica de la banda, aparecen letras que hablan de sus viajes estimulados por sustancias alucinógenas.
  • Profundizaron más en sonidos traídos de sus visitas a la India, George Harrison le dio más presencia al sitar y a los ritmos de esta parte del mundo que tanto marcó al gran guitarrista de la banda.
  • Aparece la madurez en una banda que ya no quería componer solo para divertir a los demás, para vender discos, hacer dinero; estaban en la búsqueda de algo mucho más profundo, más revelador de cada uno de ellos, despertando sus propios egos.
  • Posiblemente la suma de todo lo antes mencionado y otras cosas más llevaron a la mencionada transformación.

Este LP de 34’52” comienza con “Taxman” una canción de protesta por las altas tasas de impuestos que debían pagar por sus millonarios ingresos, una pieza de Harrison marcada por el bajo de McCartney, y con un toque a Hard Rock.

Acto seguido hace presencia lo que para muchos es la mejor canción de “The Beatles”: “Eleanor Rigby”. De esta pieza se ha escrito mucho. Estamos frente a una dulce melodía grabada con un doble cuarteto de cuerdas, una atmosfera orquestal que nos permite viajar sobre el complejo mundo de la soledad. Mientras “I’m Only Sleeping” tiene un toque psicodélico que incluye la presencia de un bostezo de Paul McCartney, solicitada por el propio Lennon.

“Love To You”, la huella de George Harrison se hace presente, con los sonidos de un sitar y tambura que le da vida a la considerada primera canción pop occidental con estructura e instrumentación oriental. “Here, There and Everywhere” trata de emular el estilo vocal de la banda californiana “The Beach Boys”, es además una de las canciones favoritas de Paul. “Yellow Submarine” es un viaje maravilloso que muchos asocian con sus experimentos con LSD, pero McCartney ha dicho varias veces que la canción nació de un sueño que tuvo, que en todo caso lo único relacionado son con unos dulces azucarados que probó en Grecia; como consecuencia la juventud de ese entonces llamó a las drogas duras “Yellow Submarine”. Mientras que “She Said She Said” si está relacionado a un viaje con LSD realizado el actor Peter Fonda, no hay más que agregar.

“Good Day Sunshine” la compuso Paul inspirada en la banda de New York “The Lovin Spoonful”. “And Your Bird Can Sing” es una canción que tiene tantas interpretaciones, en lo personal me quedo con el solo de guitarra de George Harrison. “For No One” se destaca por el solo de trompa de “Alan Civil” traído especialmente para grabar este instrumento solicitado por Paul.

“Doctor Robert” aparentemente es una canción que John Lennon escribió inspirado en la historia de Robert Freymann, que en su farmacia de New York medicaba alucinógenos y otro tipo de drogas a su distinguida clientela. Aunque también hay una historia que indica que “Doctor Robert” era en realidad Robert Zimmerman (Bob Dylan), que fue quien le suministró marihuana a The Beatles por primera vez. “I Want To Tell You” otra pieza de Harrison, con un poderoso bajo de Paul con el toque melodioso de discos anteriores. “Got To Get You Into My Life” tiene una doble lectura, sin embargo no hay nada que indique que no sea una simple canción de amor. El disco cierra con la canción más experimental y psicodélica que se encuentra en él, según algunas fuentes el tema de John Lennon lo compuso a partir de la adaptación del libro “The Psychedelic Experience” el cual, a su vez, está basado en el “Libro Tibetano de los Muertos”; se trata de la comparación de la “muerte del ego”, bajo la influencia del LSD y de otras drogas psicodélicas, con el proceso de muerte física, así es “Tomorrow Never Knows” .

Aquí les dejé un breve resumen del álbum que más disfruto de “The Beatles”, posiblemente porque no es tan empalagoso como algunos anteriores, es una gran evolución en lo musical, y juegan con muchos elementos novedosos para el momento, incluso la portada diseñada por Klaus Voorman es una joya artística que rompe con todo lo anterior, un abreboca para lo que veremos después. Bruno McDonald dijo “¿Un oso polar sobre un caramelo de menta? Refrescante, pero no tanto como Revolver. Fue una revolución para la época y sigue estando vigente”.

Revolver fue el arma que uso “The Beatles” para su transformación musical, parece en sí mismo una evolución, pero el tiempo fue contando otra historia, fue el instrumento de fuego que mostro el camino de su propia autodestrucción.

Anuncios

6 Replies to “El Revolver de The Beatles: El arma de su transformación”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s