Paisajes de Venezuela: Colores Musicales

Recordando al gran maestro, jefe y amigo Arq. Mario Gabaldón.

Grandes extensiones de tierra, engalanadas por sus bancos de arena y esteros; cielos cubiertos de canto de aves en los amaneceres, las mismas que llegan en la puesta de sol con la prisma de sus plumajes para terminar de colorear el paisaje de los llanos; son estas sabanas de hombres a caballo, de caimanes esperando al chigüire descuidado, las que enamoran a corazones del campo, donde nace un amor  puro capaz de sacar de su arpa y cuatro poemas embelesados, cantos que se convierten en música que lleva en sus pentagramas la esencia de Venezuela.

Son muchas las piezas musicales que nacieron muy cerca de un morichal, las que se inspiraron en el fiel caballo, en el ave enamorado, en el mugido de la vaca, en las aguas del río que corren por los llanos, en la flor que aparece en mayo, en el camino que lleva a la laguna, pero hay algunas de ellas que son capaces de viajar por el mundo mostrando los paisajes de una tierra tan bella como las damas que han nacido en ellas. Hoy les contare de seis canciones tradicionales que además de universales suenan a Venezuela permitiendo viajar por esteros y sabanas.

  • Un concierto con arpa criolla.

Un caraqueño que creció en Camaguán hizo del arpa el instrumento que desnuda su alma, fue Juan Vicente Torrealba el que dio a conocer al mundo una nueva forma de acariciar esas 36 cuerdas de metal. En 1948 compuso lo que para muchos es su gran joya “Concierto en la Llanura”, un tema que describe sus vivencias en la sabana. De esta pieza es más conocida su versión instrumental, una dulzura que va paseando por las inmensidades del llano, y que en su letra bien expresa “llanura divina, concierto de la inmensidad esteros de garza, de río, de palmar, en flor glorioso baluarte  tú fuiste del libertador, en ti se formó nuestra libertad”. Es un orgullo para el maestro Torrealba y también para Venezuela que países como México y Paraguay exijan tocar esta pieza a los que aspiran al título de licenciatura en arpa.

  • El café venezolano más exportado del siglo XX.

Durante el siglo XIX y principios del XX nuestro país fue uno de los principales productores de café en el mundo. El fruto del cafeto venezolano estuvo presente  en muchas tazas del viejo continente. Para la segunda mitad del siglo XX el petróleo salió de nuestro subsuelo para convertirse en el motor de la economía de Venezuela, dejando atrás la semilla que hace posible nuestros sabrosos despertares. Un joven de Caracas llamado Hugo Blanco hizo posible que se siguiera conociendo el café de estas tierras, ya no en forma de grano tostado, sino en un ritmo tropicalizado. En 1960 el músico  saco de su arpa “Moliendo Café”, una composición que relata una pena de amor de un hombre que se encuentra en una vieja molienda. Esta pieza no es precisamente una tonada, fue denominada como “ritmo orquídea”, una música bailable nacida en Caracas. Cuenta con más de 800 versiones, siendo conocida hasta en lugares tan lejanos como el Japón, pero es quizás lo más curioso, que su melodía es usada en canticos de las hinchadas de equipos de fútbol de países como Argentina y México.

  • Una Zarzuela hecha himno.

En 1914 se estrena en el Teatro de Caracas una zarzuela que llevó por nombre “Alma Llanera: Zarzuela en un acto”, de ella se desprende esta canción de joropo basada en los escritos de Rafael Bolívar Coronado, cuya música fue plasmada por Pedro Elías Gutiérrez. Es una poesía hecha vida,  que se pasea por las inmensidades de los llanos apureños, haciendo sentir en la piel “la brisa del palmar” mientras se recorre el Arauca montado sobre el potro de “rubios crines”. El impacto alcanzado por estas líneas musicales logró que se convirtiera en la “canción de Venezuela”, incluso al grado de ser calificado como nuestro segundo himno patrio. Cualquier rincón del mundo identifica  el “Alma Llanera” con esta tierra de gracia, además haciendo de la palabra “llaneros” un adjetivo que identifica al pueblo venezolano.

  • Una tonada para la sabana.

Cuando se habla de música venezolana el primer nombre que aparece como referencia es el de Simón Díaz, el que hizo posible que un “Caballo Viejo” le diera la vuelta al mundo, dejando en lo más alto el tricolor nacional. Joan Manuel Serrat dijo en una oportunidad “que las composiciones de él son universales porque provienen de lo provinciano, y solamente lo provincial es universal”. Fue este gran cantautor y poeta español quien grabo una versión de “Sabana” cuya letra es de José Salazar y la música es de quien cariñosamente llamamos Tío Simón. En esta pieza musical los sentimientos se ponen a flor de piel, “…sabana con tu brisa de mastranto, tus espejos de laguna, centinelas de palmera que se asoman con la luna”, así de fuerte es el amor a la tierra, a sus aguas y flores, a las aves que llenan de colorido sonoro, al olor a leña verde, tan fuerte que de solo pensar dejarla “aprieta el corazón no ver más su amanecer, ni al cimarrón ni la mata, ni la garza que levanta”. No creo que exista una pieza de amor al campo más hermosa que esta, incluso podría ser la canción que defina realmente al hombre del llano venezolano. Sabana fue grabada en 1974 y pertenece al disco “Tonadas”, donde también están dos bellezas como “Mi querencia” y “Tonada de Luna Llena”.

  • Las aves del llano compañeros del desamor.

Existen muchas tonadas que relatan la historia de un amor que se fue, y son las aves del llano las que escuchan al alma entristecida, llena de dolor. “Carrao Carrao” es una canción escrita por José Cheo Ramírez e interpretada de manera impecable por la cantante de joropo más exitosa del país: Reyna Lucero. El arpa cargado de lamento acompaña al llamado desesperado pidiendo al carrao que le diga a el gallito lagunero para que ambos salgan a buscar al hombre que ella ama, después de tanto dolor está dispuesta a perdonar. Temas como este nos permite descubrir, entre otras cosas, la fauna de nuestros llanos, con toda seguridad quien haya escuchado este tema no dejará de buscar un carrao y un gallito lagunero cuando visite algún estero. Como dato curioso, en el libro “1001 canciones que hay que escuchar antes de morir” de Robert Dimery, se selecciona a “Carrao Carrao” como una de las 10.000 canciones más importantes del mundo, aunque es bueno destacar que dentro de las 1.001 esta “Caballo Viejo” de Simón Díaz, todo un honor para dos diamantes de la música venezolana.

  • El último adiós al mejor amigo.

Después de pasearnos por temas que han sido capaces de hacer sentir en la piel la esencia del llano, de marcar en el alma la huella del ser venezolano, de querer al país cuando se está en él, pero amarlo con nostalgía y orgullo cuando se está lejos; debemos hablar de una canción emotiva, donde se narra la historia del compañero que dice adiós, acompañado con arpa, cuatro y maracas para desarrollar el ritmo de joropo que va al galope de Rucio Moro. Reynaldo Armas relata como aquel fiel amigo un día murió, mostrando en su canto cuan querido es el caballo para el hombre del campo,  destacando hasta donde llega la inmensidad del llano que pasa por tierras venezolanas y colombianas. “La Muerte del Rucio Moro” es la pieza más conocida de este guariqueño, es una letra escrita con los más mínimos detalles, lo que hace posible viajar al lugar y momento  en que el hombre se acercó a su caballito para a cerrar sus ojos del cual le “brotaron sendas lágrimas”; es la canción que despide este recorrido por nuestras tierras y su música.

Publicado en la Revista AMBITUS Número 4, Año 2014.

Anuncios

5 Replies to “Paisajes de Venezuela: Colores Musicales”

  1. Reblogueó esto en Soonatasy comentado:

    Los sonidos de mi hermosa Venezuela, pronto seremos lo que nunca debimos dejar de ser: sonrisas plenas… Siempre recordando a un hombre que trabajo para proteger a cada uno de sus Parques Nacionales, al Maestro y amigo Mario Gabaldón.

    Me gusta

    1. Hola Aileen, muchas gracias por tomarte un tiempo y hacer este viaje por los distinto paisajes sonoros de mi hermosa Venezuela que siguen presentes a pesar de las dificultades !!! Un gran abrazo.

      Me gusta

  2. ¡ Bellos temas! Gracias por este regalo, pues sin ser venezolana he revivido momentos de mi infancia en el que estos temas se escuchaban en la radio y en los labios de mi abuela y mi madre.Y hoy, que Perú y Venezuela comparten espacio y tiempo , volver a escuchar y conocer más de su música no hace sino renovar mi compromiso y solidaridad con este pueblo noble y valiente.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por tus palabras, son muy importantes y realmente valoradas. Gracias también por tu solidaridad y compromiso para quienes han tenido que tomar diferentes caminos para reconstruir sus vidas, y para quienes seguimos trabajando y luchando por nuestra amada Venezuela !!! Un fuerte abrazo para ti y toda la maravillosa gente del Perú !!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s