“Ghost Love Score”: Un amor del más allá

En alguna oportunidad tomaré un tiempo para hablar directamente sobre “Nightwish”, una de mis bandas favoritas; pero hoy voy a dedicar estas líneas a una poderosa canción, una armonía de sonidos que elevan el alma para hacer un viaje por el más allá, un juego de emociones que hace girar tus sueños por un remolino orquestal, es la ascensión al cielo de las almas que arden eternamente por amor: “Ghost Love Score”.

Es difícil, casi imposible negar que  Tuomas Holopainen es un genio de la música, tiene la capacidad de hacer hermosas y complejas composiciones cargadas con el poderoso sonido del “Heavy Metal”, pero al final siempre queda el sabor de la majestuosidad de la pieza, más allá de lo maravilloso que puede sonar la batería, la guitarra, e incluso sus teclados. En “Ghost Love Score” se puede evidenciar sin necesidad de buscar con lupa, son armonías capaces de mover todas las fibras del cuerpo.

La percusión y un coro onomatopéyico dicen presente para comenzar la canción, inmediatamente los acompaña un ambiente orquestal que muy bien sabe trabajar Holopainen, se está preparando el ambiente para algo gigante. Llega el sonido del “Metal Gótico” que caracteriza a “Nightwish” y vuelva a bajar el ritmo para la entrada de Tarja Turunen, quién comienza a contar la historia con su poderosa voz soprano, y en el fondo se escuchan sutilmente sonidos propios de la música tradicional de la India.

La frase “We used to swim the same moonlight waters, oceans away from the wakeful day (Solíamos nadar en las mismas aguas de luz de luna, a océanos de distancia del día de insomnio)”, nos dice rápidamente que estamos frente a una mágica poesía, un posible viaje por la mitología nórdica. “My fall will be for you. My love will be in you. If you be the one to cut me, I will bleed forever (Mi caída será por ti. Mi amor estará en ti. Si eres la persona que me cortará, sangraré eternamente)”; este es el coro que nos muestra la profundidad de esta pasión, la capacidad que tiene el autor de dibujarnos con pinceladas las metáforas de un amor que se puede desbordar, que puede ir más allá de la muerte.

No tarda mucho para que una figura de la mitología haga presencia en la historia “Into the blue memory: A siren from the deep came to me; sang my name my longing. Still I write my songs about that dream of mine, worth everything I may ever be (En el triste recuerdo: Una sirena de las profundidades vino a mí; cantó mi nombre, mi anhelo. Aún escribo mis canciones sobre ese sueño, digno de todo siempre seré)”. La siguiente estrofa es clave: “The Child will be born again, that siren carried him to me, first of them true loves singing on the shoulders of an angel Without care for love n’ loss (El niño va a nacer otra vez, la sirena lo trae hacia mí, el primero de sus verdaderos amores cantando sobre los hombros de un ángel, sin preocuparse por el amor o la pérdida)”. Llega un solo de guitarra de Emppu Vuorinen, vuelve a mostrar todo su talento con este corto pero gustoso juego suave de las seis cuerdas.

La historia parece detenerse con los sonidos orquestales que nos hacen viajar en las profundidades de las aguas cubiertas por nubes que hacen difícil ver la claridad. Tarja regresa para contarnos una petición, que se hace desgarradora cuando dice: “Take me, cure me, kill me, bring me home, every way, every day, sust another loop in the hangman`s noose (Tómame, cúrame, mátame, llévame a casa, por todos los caminos, todos los días, sólo otra vuelta en el lazo del verdugo)”. Y aquí nos pasa como en la película de “The Sixth Sense” (Sexto Sentido), ¡Esta muerto! Parece ser alguien que pide una segunda oportunidad. Viene más sonido orquestal, una suave flauta, y aparece la batería con el coro que dio inicio a esta historia de amor.

Jukka Nevalainen cambia el tempo con su redoblante, pareciera como si comenzara una nueva canción, pero es la misma historia solo que Tarja nos cuenta una nueva petición, más calmada, sin ira, pero llena de mucha suplica: Redeem me into childhood. Show me myself without the Shell, like the advent of May, I`ll be there when you say, time to never hold our love.  (Regrésame a la niñez. Muéstrame a mí mismo sin cáscara, como la llegada de mayo, estaré allí cuando digas, nunca hay tiempo para celebrar nuestro amor)”. Esta estrofa nos afirma lo dicho anteriormente, es alguien suplicando que le devuelvan la vida, para reencontrarse con su amor en la Tierra. Fíjense que menciona a “Mayo” que puede tener dos significado, la llegada de la primavera, o en relación a “Maia” la diosa de la fertilidad, de la salud, de las curaciones. También hay una referencia a la inocencia “Regrésame a la niñez”, algo malo hizo y necesita resarcir el daño ocasionado, posiblemente el dolor ocasionado a ese ser amado.

Llega la hora para un hermoso conjunto de voces que dice constantemente “My fall will be for you… (Mi caída será por ti…)”, y se escucha junto a ella la voz celestial de Tarja repitiendo el coro que termina con el desgarrador “Si eres la persona que me cortará, sangraré eternamente”. El final de esta magistral pieza musical te invita a levantar tu mano, que puedas ayudar a esa alma, o encontrar a alguien a quien tomar, abrazar, llenar de cariño, de mostrar que hay tiempo para celebrar el amor.

Estamos frente a una historia de amor contada por la persona que se fue a la otra vida, y que suplica regresar para reencontrarse con esa persona con la cual está unida. Normalmente quien cuenta la historia es el que se queda en el mundo de los vivos, pero en  “Ghost Love Score” un fantasma nos cuenta su historia apasionada.

Si creen que la versión de estudio de esta canción que está incluida en el disco “Once” es para escucharla deseando que nunca termine, les invito a que se dejen llevar por esta versión  en vivo, cantada por otra celestial y hermosa mujer como Floor Jansen, la nueva vocalista de “Nightwish”; sin entrar en el debate de cual cantante gusta más, aquí de lo que se trata es que estamos frente a una interpretación que eriza la piel hasta el ser más insensible, es capaz de regresar el alma que está en el más allá para definitivamente reencontrarse con su inocencia y con su amor eterno.

¡Feliz Halloween!

Ilustración de: © Calmari aka Simo Heikkinen.

Anuncios

3 Replies to ““Ghost Love Score”: Un amor del más allá”

  1. Me encantan Nightwish. Partiendo de esa base me resulta muy dificil hablar mal de ellos si bien la etapa con Anette Olzon es la que menos me gusta.
    Has elegido la que tal vez sea mi canción favorita de los finlandeses y a pesar de la elegancia de Tarja, Floor le da una fuerza, sobre todo en la parte final que es para emocionarse, a mi me pasa, se me ponen los pelos de punta. Hay otra versión en directo de esta canción que para mi es incluso mejor que esta del Wacken.

    Le gusta a 1 persona

  2. Maravilloso, simplemente maravilloso, gracias por el link, es una magnífica interpretación. Floor le dio frescura a Nightwish, y tiene la calidad para interpretar aquellas canciones que compuso Holopainen pensando en Tarja. En el caso de Anette hay que aplaudir el trabajo que hizo en el disco Imaginaerum, sin embargo, cuando escuchas la canciones de ese álbum en la voz de Jansen escuchas como ganan proyección.

    Le gusta a 1 persona

Responder a Salva Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s